Fact-checking en el mundo: Dubawa de Nigeria

porPatrick Egwu
Jul 04 en Fact-checking y verificación de noticias
Newspaper

Dubawa, una organización de verificación de hechos de Nigeria, está cambiando la práctica del fact-checking en el país al colaborar con organizaciones y capacitar a periodistas de distintos medios.

Se trata de una plataforma independiente iniciada por el Centro Premium de Periodismo de Investigación (PTCIJ, por su sigla en inglés), que se guía por los cinco principios de la Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN) con el objetivo de ampliar la cultura de la verdad en el discurso público, las políticas públicas y el periodismo en África occidental.

Dubawa crea asociaciones estratégicas entre medios de comunicación, el gobierno, organizaciones de la sociedad civil, gigantes de la tecnología y el público.

“Nuestra premisa, que es parte integral de nuestra teoría sobre el cambio, es que la información objetiva permite a las personas tomar decisiones más informadas en una sociedad democrática. Por lo tanto, ofrecer información verificada contribuirá a promover el buen gobierno y la rendición de cuentas en África occidental y subsahariana", dice Ebele Oputa, oficial de proyectos y editora adjunta de Dubawa.

Para la organización, la verdad y la confianza se han erosionado en el periodismo debido en gran parte a "inversiones más magras y fuerzas en conflicto de las redes sociales". Sin embargo, brindar información objetiva y desarrollar la capacidad de las redacciones para verificar los hechos es un método para reconstruir y restaurar la confianza perdida, dice Oputa.

Mediante el uso de plataformas multimedia, radio, Twitter, Facebook, Instagram, WhatsApp y su sitio web, Dubawa comparte información con una amplia audiencia.

"Hemos aparecido en varios programas de radio para hablar sobre el fact-checking en general y sobre lo que hacemos en Dubawa en particular”, cuenta Oputa. "También hemos capacitado a unos 200 periodistas de toda Nigeria y estamos viendo la mejor manera de trabajar con ellos para promover aún más la verificación de los hechos".

Durante las elecciones generales de Nigeria en febrero pasado, Dubawa desacreditó las declaraciones de los candidatos. Verificaron 26 afirmaciones y produjeron alrededor de 60 verificaciones relacionadas con las elecciones en los días previos a la elección nacional.

"Tratamos de verificar todo, pero nuestro principio rector es dar prioridad a las declaraciones que tienen implicaciones para la seguridad nacional y el discurso público", explica Oputa. “Verificamos las afirmaciones hechas por personas influyentes: políticos, influencers y expertos en los sectores económico, político y sanitario. También desmentimos mitos históricos o afirmaciones aparentemente ridículas si descubrimos que podrían ser perjudiciales para el buen funcionamiento de la sociedad".

En mayo, Dubawa, en asociación con la Unión Europea y el Consejo Británico, organizó una capacitación para periodistas de todo el país. Con fondos de la Fundación Heinrich Böll, la Fundación MacArthur y Facebook, Dubawa está desarrollando la capacidad y las habilidades de los periodistas en el país para promover la cultura de verificación en su profesión.

"Las habilidades que aprendí durante la capacitación se reflejarán definitivamente en mis historias", dice Chisom Udeoba, una de las periodistas que asistió al entrenamiento. "Estoy agradecida por los conocimientos que adquirí”.

Este año, para promover la difusión de prácticas de fact-checking entre más profesionales de los medios, Dubawa comenzó un programa de becas. Seleccionaron a cinco reporteros en activo que pasaron seis meses produciendo historias basadas en chequeos. Durante la duración de la beca, reciben un estipendio mensual de NGN100.000 (US$278) y asesoría del equipo de Dubawa. Al final de la beca, se espera que entrenen a sus colegas y creen oficinas de verificación de hechos en sus redacciones.

Dubawa adopta un proceso de cinco pasos para hacer sus chequeos:

  • Identificar una declaración: los editores examinan las sugerencias de verificación en función de las sugerencias del lector/ciudadano, o las elecciones hechas por los miembros del equipo.
  • Asignar la declaración: una vez que se ha determinado qué se chequeará, se asigna a una persona con la experiencia adecuada para investigarla.
  • Verificar los hechos: el investigador designado utiliza herramientas y procesos para verificar la autenticidad de la declaración, guiado por el mecanismo de evaluación de cinco pasos de Dubawa. El mecanismo establece qué tipos de fuentes son confiables.
  • Escribir: una vez que cuenta con información suficiente, el miembro del equipo escribe sobre la verificación, incluyendo contexto, claridad y transparencia en el proceso de escritura.
  • Editar con escepticismo: este es un proceso bidireccional, donde el editor asistente "verifica la verificación de hechos". Luego, la pieza se enviará al editor para su revisión final y se publica en el sitio web.

Este proceso, sin embargo, no siempre funciona. El acceso a la información y los documentos públicos del gobierno, a pesar de la Ley de Libertad de Información (FOI) que se aprobó en 2011, dificulta el trabajo de la organización.

"Hay tantas declaraciones que queremos verificar y que no podemos porque no hay información disponible públicamente, y la entidad gubernamental responsable se ha negado a responder a las solicitudes FOI", lamenta Oputa. "En esos casos, tratamos de producir lo que llamamos ‘artículos de verificación de hechos’ que no tienen un veredicto o conclusión, pero que explican por qué cierta afirmación podría no ser cierta".


Nuestra serie de artículos "Fact-checking en el mundo" destaca a las organizaciones que luchan contra la desinformación. Puedes leer publicaciones anteriores sobre verificadores de Bosnia-Herzegovina, Wafana de Alemania, Faktograf de Croacia, ZimFact de Zimbabwe, Chequeado de Argentina, Africa Check y Colombiacheck.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Tim Mossholder.