Periodistas con discapacidades comparten sus historias

porRomaniia Gorbach
Nov 3, 2020 en Miscellaneous
Amid Gasanguleev

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que aproximadamente el 15% de la población mundial, o mil millones de personas, tiene alguna forma de discapacidad.

Sin embargo, no hay estadísticas disponibles acerca de cuántos periodistas viven con discapacidades. Pero esta ausencia de datos no equivale a la ausencia de personas cuyas historias juegan un papel fundamental tanto en la comprensión de la industria como en la visión de un futuro más inclusivo.

Las historias de periodistas con discapacidad refieren no solo los desafíos diarios a los que se enfrentan, sino también a su éxito trabajando en el mundo de los medios a pesar de las limitaciones.

IJNet entrevistó a periodistas de Europa del Este y el Cáucaso Meridional sobre su trabajo. Sus historias, a continuación.

Maxim Miftakhov - Chisenau, Moldavia

“Una vez me robaron el bastón”, dice Maxim Miftakhov, periodista de Chisenau, Moldavia. “En el informe policial, escribieron que soy una 'persona discapacitada'. Los corregí diciendo 'persona con necesidades especiales'”.

"'Discapacitado' me suena ofensivo", añade. "Nos corresponde a nosotros decidir".

Miftakhov comenzó su carrera en 2014, en el medio online ruso Sputnik como reportero de noticias. Hoy trabaja como periodista independiente y cubre temas sociales para Komsomolskaya Pravda, una publicación de Moldavia.

Miftakhov tiene una forma leve de parálisis cerebral, lo que le dificulta controlar sus movimientos. En todo el mundo, más de 17 millones de personas viven con el mismo diagnóstico.

"Lo más importante es abrirte a todo tu potencial", dice. “Conozco a colegas de Uzbekistán y Ucrania cuya situación es peor. Y aun así, trabajan. Por supuesto, habrá errores y habrá miradas. No prestes atención. Si la persona es prejuiciosa, es su problema".

Fuera del trabajo, Miftakhov practica bailes de salón competitivos, disciplina en la que ha ganado dos premios europeos.

"No esperes ser como otra persona", dice. “El periodismo es un gran motivador en sí mismo. Incluso ayuda a superar los momentos difíciles de la vida".

танцы
Maxim Miftakhov participando en un concurso de baile de salón. 

[Lee más: Cómo hacer que las noticias digitales sean más accesibles para audiencias con discapacidades]

 

Marina Stashina-Neymet - Ucrania

A diferencia de Miftakhov, la periodista ucraniana Marina Stashina-Neymet prefiere llamarse a sí misma una "persona con discapacidad".

"Una 'necesidad especial' puede ser el deseo de tomar café", dice.

Marina nació en el este de Ucrania. Trabajó en Zakarpattya.net y Karpatsky Observer, y ahora es freelancer.

Sus problemas de visión comenzaron cuando era bebé. Su ojo derecho solo percibe la luz circundante, mientras que su ojo izquierdo funciona bien y lo usa para leer y escribir.

Los datos de la OMS sugieren que alrededor de 2.200 millones de personas viven con algún tipo de discapacidad visual o ceguera, pero no hay estadísticas oficiales en Ucrania. Una estimación sugiere que más de 70.000 ucranianos tienen algún nivel de discapacidad visual.

“Las dificultades que encuentro están en el mundo exterior”, dice Stashina-Neymet. “Ucrania está mal adaptada a mis necesidades. No tenemos una cultura de eventos públicos inclusivos, por ejemplo”.

Después de que la contrataron por primera vez en la industria de los medios, inmediatamente adaptó la computadora a sus necesidades. En particular, aumentó el zoom y agregó contraste para poder trabajar mejor con sitios web y documentos.

“Utilizo la lupa de pantalla para trabajar con fotos”, explica. “Esta herramienta está disponible para todos los dispositivos compatibles con Windows. Mi esposo, que es ciego, tiene más dificultades para trabajar con fotografías y documentos PDF. Para él, convierto PDF a Word y describo las imágenes con palabras".

“Si te discriminan en el trabajo, habla con organizaciones que protegen los derechos de los periodistas y los derechos de las personas con discapacidades”, aconseja Stashina-Neymet. "No te rindas".

[Lee más: Siete recursos para hacer tus historias más inclusivas]

 

Vladimir Pyrig - Lviv, Ucrania

“Me encantaba escuchar la radio desde que era pequeño. En tercer grado pregunté cómo se llama la gente que trabajaba allí. Me dijeron que son periodistas. Así fue como supe lo que debía estudiar”, dice Vladimir Pyrig, editor de noticias de Lviv, Ucrania.

Pyrig simplemente se llama a sí mismo un "periodista ciego".

Nunca trabajó en la radio porque eligió el periodismo en línea. Desde 2014, se ha desempeñado en uno de los sitios web regionales más populares de Ucrania, Zaxid.net.

Además, Pyrig está traduciendo el programa Be My Eyes al ucraniano, lo que permite que las personas ciegas reciban asistencia remota de voluntarios con visión.

“Puedo llamar a los voluntarios en cualquier momento y quien esté conectado recibe una notificación”, explica. “A veces les pido que me ayuden a realizar la lectura de mi medidor de electricidad. Con la ayuda de mi cámara, el voluntario puede ver lo que sucede a mi alrededor".

Pyrig recomienda muchos programas a otros periodistas ciegos, incluido Voice Aloud Reader, que utiliza un sintetizador de voz para leer libros y archivos en cualquier formato y en cualquier idioma; Lazarillo GPS navigator, que informa al usuario de todo lo que se encuentra en su entorno; Seeing Assistant, una aplicación polaca que escanea códigos de barras, códigos QR y verifica el brillo; CashReader para identificar dinero y Vision Bot para trabajar con fotografías.

Las redes sociales presentan dificultades porque cada sitio es un poco diferente. Según Pyrig, el desafío es que debes memorizar las combinaciones de teclas que dan acceso a las diversas funciones de la computadora y dominar todos los instrumentos que ofrece cada plataforma de redes sociales específica.

“Cada sitio tiene su propio diseño particular”, dice Pyrig. “El usuario debe estudiar el diseño del sitio como si estudiara el mobiliario de su hogar: qué secciones hay, dónde están ubicadas, qué títulos van con las noticias. No tenga miedo de experimentar".

Amid Gasanguleev - Baku, Azerbaiyán

“Simplemente no pensé que algo como esto pudiera pasarme. Completé mis estudios en la facultad de derecho, serví en el ejército, obtuve mi primer trabajo en televisión y luego tuve un accidente automovilístico”, cuenta Amid Gasanguleev, presentador de televisión y diseñador gráfico jefe del canal de televisión ARB. “Ya han pasado 10 años. El accidente automovilístico cambió mi vida por completo".

Desde los 28 años, el periodista radicado en Bakú, Azerbaiyán, ha utilizado una silla de ruedas. Según la OMS, 75 millones de personas en el mundo utilizan una silla de ruedas a diario, es decir, el 1% de la población mundial.

Gasanguleev ha utilizado su trabajo como periodista para compartir historias sobre personas con discapacidad en su propio programa de televisión, Biz Birik.

“Hablo de sus discapacidades”, dice. "Mis invitados saben que los entiendo".

Pero, agrega, incluso como presentador del programa se encuentra con problemas. “A veces voy a un rodaje y hay una escalera en el edificio. No puedo subir, aunque sea el anfitrión”, dice Gasanguleev. “Ni una sola vez me permití pensar que dejaría mi trabajo por situaciones como esta. Si hay algo que no puedo hacer, simplemente pido ayuda".

Él mismo hace gran parte del trabajo para su programa, buscando invitados, filmando y editando. Aconseja a otros periodistas audiovisuales "aprender a controlar el entorno en tu cabeza, como si ya estuvieras editando la historia. Todo viene con la práctica".

Además del periodismo, Amid es deportista profesional. Es el entrenador en jefe del equipo ciclista paralímpico de Azerbaiyán y está trabajando para desarrollar el deporte en el país.

“Estaba en un bulevar de Bakú, cuando vi a un niño en silla de ruedas que miraba cómo otros niños andaban en bicicleta. Fue entonces cuando decidí fundar una organización de ciclismo para personas discapacitadas. Compré los componentes y usando un diagrama hice la primera bicicleta paraciclista de Azerbaiyán. La usé para participar en una maratón, "corriendo" 25 km con los brazos. Planeo comprar varias bicicletas profesionales de paraciclismo para uso público, para que la gente pueda montarlas sin cargo”.


Romaniia Gorbach es una periodista ucraniana y docente que ha trabajado en radio, medios impresos y en línea.

Fotografía cortesía de Gasanguleev.