Desnutrición y pandemia: un tema ausente de los medios de comunicación

por Taylor Dibbert
Jul 11, 2021 en Temas especializados
Pears

El aumento de las tasas de desempleo y los cierres de comercios durante la pandemia han limitado el acceso de las familias a mercados de alimentos. Estos dos factores, entre otros, han generado un aumento de la inseguridad alimentaria y afectado negativamente la salud de la población.

Durante el seminario web "La malnutrición antes y después de la COVID-19", organizado por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ), Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo de la Organización Mundial de la Salud, dijo que las interrupciones en la cadena de suministro de alimentos han provocado un aumento de los precios y una mayor preocupación por la seguridad alimentaria. Dado que 3.000 millones de personas en el mundo no pueden permitirse una dieta saludable, dijo, el sistema alimentario no está a la altura de lo que se necesita durante la actual crisis sanitaria.

 

 

"La pandemia del COVID-19 nos ha enseñado que los sistemas alimentarios son vulnerables", dijo Branca, quien se refirió a los efectos devastadores que ha tenido en la nutrición y la salud de la población, y a cómo los mecanismos de protección social, como los servicios sanitarios, han sido insuficientes.

Branca señaló que los niños se han visto muy afectados por la malnutrición, ya que el cierre de escuelas eliminó una importante fuente de comidas nutritivas. Aunque ha sido difícil recopilar datos durante la pandemia, algunos nutricionistas prevén que 6,7 millones de niños han sufrido malnutrición durante el año 2020 lo que supone un aumento de casi el 15%.

[Lee más: ¿Qué tipo de periodismo necesitamos cuando llega una crisis?]

 

Hay una necesidad urgente de garantizar que los niños tengan acceso continuo a buenos alimentos durante lo que quede de la pandemia y más allá. Las soluciones incluyen promover el acceso a dietas nutritivas y asequibles, invertir en nutrición materno-infantil, ampliar los servicios de detección y tratamiento de la emaciación infantil, mantener el acceso a comidas nutritivas en la escuela para los niños vulnerables y ampliar las protecciones sociales para preservar el acceso tanto a comidas nutritivas como a servicios esenciales, dijo Branca.

Los medios de comunicación no informan acerca de las razones por las que quienes viven en la pobreza padecen problemas de desnutrición. Branca dijo que se tiende a generalizar, cuando lo que se necesita es una exploración más profunda de la dinámica que impulsa la pobreza. Se trata de entender las circunstancias que hay detrás de las estadísticas.

Por otro lado, las experiencias positivas incluyen casos en los que ha habido inversión pública en nutrición. "Etiopía es una historia de éxito en la reducción del retraso del crecimiento", dijo Branca, resultado de la inversión e intervención del gobierno en una serie de áreas.

[Lee más: Science Pulse. Una herramienta para estar al día con la información científica]

 

De acuerdo con UNICEF, el gobierno etíope tomó medidas decisivas "en el sector de la salud y otros sectores específicos de la nutrición para poner en marcha políticas, programas e intervenciones a gran escala para reducir significativamente todas las formas de desnutrición entre los grupos más vulnerables, los niños pequeños y las mujeres embarazadas y lactantes".

Will Moore, director general de la Fundación Eleanor Crook, señaló: "La mayoría de la gente no lo sabe, pero en el mundo actual la desnutrición sigue siendo la principal causa de muerte infantil en todo el mundo. Para millones de familias cada año, la desnutrición significa la muerte lenta y dolorosa de un niño".


Taylor Dibbert es director de programas en el Centro Internacional para Periodistas.

Financiada por la Fundación Eleanor Crook, la Beca de periodismo sobre nutrición y seguridad Alimentaria forma parte de la Global Health Crisis Reporting Initiative de ICFJ.

Foto de Shumilov Ludmila en Unsplash.