Consejos y perspectivas para cubrir las elecciones en Estados Unidos

porHéloïse Hakimi Le Grand
Oct 19, 2020 en Temas especializados
Masks and mail-in ballots

La cobertura de las elecciones puede variar significativamente de un ciclo a otro. Pero una pandemia, una mayor polarización y la difusión desinformación han convertido las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos en un evento sin precedentes para el que los periodistas apenas han podido prepararse. Desde las restricciones para viajar a los ataques diarios a su profesión, los periodistas han tenido que pasar por un proceso de adaptación.

En un seminario web organizado por IJNet-Muck Rack, Carrie Budoff Brown, editora de Politico, y Bricio Segovia, corresponsal en la Casa Blanca de MVS Noticias de México, profundizaron en los desafíos que enfrentan los profesionales de los medios en este ciclo electoral. Exploraron las dificultades de informar para una audiencia extranjera, la importancia de crear ángulos únicos dentro de las coberturas y las mejores prácticas para contrarrestar la desinformación.

Sobre la experiencia de elecciones pasadas

El panel estuvo de acuerdo en que ampliar su red de fuentes fue una lección clave aprendida de las elecciones de 2016.

Segovia remarcó la importancia de hablar con personas de diversos orígenes, con puntos de vista y experiencias disidentes, para pintar una representación justa del país. “Washington, D.C. es una burbuja que no representa a todo el país, así que viaja tanto como puedas. Habla con personas tan diversas como puedas para explicarle a tu audiencia lo que está sucediendo en el país en general", dijo.

Brown, quien cubrió la campaña presidencial de Barack Obama en 2008 y se desempeñó anteriormente como corresponsal de Politico en la Casa Blanca, aconsejó a los periodistas que se mantuvieran escépticos en todo momento y que se abstuvieran de informar sobre un resultado final. "Siempre les digo a mis periodistas que pongan a prueba sus suposiciones", dijo.

Brown agregó que es importante para los reporteros cultivar una variedad de contactos. “Necesitas una red de fuentes diversas: geográficas, profesionales, raciales y étnicas”, dijo. Esto ayudará a garantizar que tus coberturas estén bien informadas y libres de puntos ciegos. “Cuando te acercas a las historias, tienes que lanzar una red más amplia solo para asegurarte de no quedar atrapado en una cámara de eco o en una burbuja. El sesgo de confirmación puede infiltrarse en una elección como esta".

[Lee más: Lecciones sobre la cobertura electoral en República Dominicana y Haití]

 

Cubriendo para una audiencia no estadounidense

Segovia, un presentador de noticias que ha informado desde más de 30 países a lo largo de su carrera, dijo que los corresponsales extranjeros deben ser capaces de traducir el lenguaje y los conceptos culturales. “Lo básico de ser corresponsal es tratar de explicar cosas que suelen ser difíciles de entender, de la forma más sencilla posible”, dijo.

Esta tarea ha sido más difícil bajo la administración Trump. “Cuando el presidente tuitea, usa mucha jerga y juegos de palabras que son extremadamente difíciles de traducir a una audiencia de habla hispana. La esencia del mensaje puede perderse”, dijo.

Segovia también señaló que, al trabajar solo, puede tener más control sobre la historia que está reportando. Sin embargo, eso también trae su propio conjunto de problemas. A menudo no puede informar sobre la campaña electoral, por ejemplo, porque tiene que cubrir al presidente en Washington, D.C. Esto solo hace que sea más difícil informar en ambos lados de la campaña.

Sobre encontrar ángulos únicos

Brown ha pasado varios años desarrollando la capacidad de cobertura de Politico en varios estados importantes. La sala de redacción ahora tiene oficinas en siete estados y reporteros en más de una docena. Ella ha hecho buen uso de esa ventaja única durante este ciclo electoral. La mitad de los periodistas políticos nacionales son periodistas principales del medio con base en Florida, Michigan, Illinois, Carolina del Norte, Pensilvania y en toda Nueva Inglaterra.

“Estos periodistas son de esos estados. No son profesionales que tomamos de Washington y colocamos en algún lugar aleatorio. Se trata de periodistas que han informado a lo largo de su carrera desde esos lugares", dijo. “Durante décadas, las publicaciones nacionales no tenían gente en los estados. Creo que eso tendrá que cambiar en el futuro".

Brown instó a todos los periodistas a buscar historias que otra persona aun no haya escrito. “La misión y la directiva que tenemos en Politico es que si se ha informado, no lo escribamos. Busquemos algo nuevo que decir al respecto o esperemos a que ocurra. Eso creo que es esencial para distinguirse en un entorno mediático tremendamente concurrido”, dijo.

Bricio Segovia agregó: “Yo siempre digo que un periodista vale lo que vale su lista de contactos”. Construir tu red de fuentes es fundamental para encontrar historias únicas, dijo.

[Lee más: El rol fundamental del periodismo local durante la pandemia]

 

Contra la desinformación

Brown hizo hincapié en la importancia de no ser partidista y recurrir a los hechos para combatir la desinformación. "Si nos guían los hechos, podemos colaborar para contrarrestar lo que sea que se diga". Añadió: “Como periodistas, tenemos el gran privilegio de poder hablar con el público, de exigir respuestas de las fuentes. ¿Cómo mantenemos individualmente esa credibilidad para poder seguir haciendo nuestro trabajo y tal vez algún día cambiar las cosas? Quizá sea optimista, pero lo único que podemos hacer individualmente es hacer bien nuestro trabajo; basarnos en los hechos y difundirlo al mundo".

Hoy en día, la desinformación a menudo proviene de la Casa Blanca, señaló Segovia. “Hay una campaña para desacreditar a los medios que critican a la administración llamándolos 'difusores de noticias falsas'”, dijo.

Explicó que si bien se está hablando mucho sobre la verificación en estos días, los periodistas siempre han sido verificadores. Sin embargo, en los últimos cuatro años han tenido que verificar más que nunca. “No podemos dejar que el presidente decida la agenda de noticias”, dijo Segovia. “Nuestro trabajo es decidir si lo que la Casa Blanca está impulsando en la agenda de noticias es relevante. Si no es así, simplemente no lo cubras".

El panel estuvo de acuerdo en que la alfabetización mediática es un paso esencial para contrarrestar la desinformación. “Necesitamos educar a las nuevas generaciones de consumidores de noticias. ¿Cuál es el papel de un periodista? ¿Por qué es importante el periodismo? ¿Por qué es importante verificar varias fuentes?" señaló Segovia. Brown agregó: “No creo que sea demasiado tarde para la alfabetización mediática. Sin embargo, creo que es una batalla cuesta arriba".

Segovia, quien dijo que ha sido atacado en múltiples ocasiones mientras informaba en Estados Unidos, señaló que la creciente desconfianza del público hacia los medios ha generado preocupaciones de seguridad. Aun así, mantiene la esperanza. “Debemos recordar que también hay muchas personas que creen en nosotros y creen que tenemos un papel esencial en la sociedad”. 

Sobre los efectos del COVID-19 en la cobertura de las elecciones

“El mundo en el que vivíamos antes de marzo en términos de cómo cubrir una campaña electoral ya no existe”, dijo Brown. La capacidad de viajar es limitada, al igual que el contacto con los votantes. Tener reporteros en todo el país, especialmente en estados indecisos, es una forma de compensar los cambios. "Nos estamos apoyando más que nunca en estos periodistas para informar de manera intensiva lo que está sucediendo con el fin de dar una mejor idea de hacia dónde se dirigen las elecciones a nivel nacional".

Segovia dijo que el COVID-19 cambió drásticamente su trabajo como corresponsal, comenzando por la Casa Blanca. La interacción con funcionarios gubernamentales y colegas es limitada. El acceso al presidente ahora suele estar reservado solo para el cuerpo de prensa, y ya no es posible trabajar desde las instalaciones de la Casa Blanca.

Debido a que Segovia trabaja solo, viajar solía ser su única opción para cubrir desarrollos relacionados con las elecciones en otros estados. Ahora depende más de las redes sociales para comunicarse con los votantes y otras fuentes. “Las redes han sido una ventana para que cualquier periodista llegue a millones de personas”, dijo. “Puedes encontrar buenas historias a través de ellas. Puedes crear una gran historia, independientemente de dónde te encuentres".

Brown advirtió que el uso de esas plataformas, sin embargo, podría generar sesgos, ya que las únicas personas con las que hablarás son las que optan por hacerlo. "Si estás en un pueblo pequeño o en una zona rural, intentaría ir a cualquier lugar donde todavía haya gente reunida".


Héloïse Hakimi Le Grand es pasante de comunicaciones en ICFJ.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Tiffany Tertipes.