Seis trucos imprescindibles para periodistas de investigación

porCarla Nudel and Nicole Martin
Aug 27, 2020 en Periodismo de investigación
Magnifying glass against a blue background

Este artículo es parte de una serie a cargo de Chicas Poderosas, una comunidad global que promueve el liderazgo femenino y genera recursos para darle forma al futuro del oficio periodístico. Lee otros artículos de Chicas Poderosas en IJNet aquí, y sigue a Chicas poderosas en Twitter, Instagram y Facebook.

En estos días, es común que los periodistas se sientan abrumados a la hora de buscar fuentes online relevantes y confiables. Aunque a veces parece más difícil que encontrar una aguja en un pajar, existen varias herramientas digitales gratuitas que pueden facilitar el proceso.

Estos seis consejos pueden ayudar a los periodistas a ser más efectivos en sus investigaciones.

(1) Usa búsquedas avanzadas para encontrar fuentes de calidad

El periodismo de investigación requiere fuentes oficiales que respalden nuestras afirmaciones y den contexto a nuestros hallazgos. Por ello, nuestras referencias deben ser diversas, fiables y equilibradas en todos los sentidos. Sin embargo, cuando utilizamos un motor de búsqueda para encontrar fuentes, las publicaciones no verificadas suelen interpornerse en el camino.

Una opción para simplificar el proceso es utilizar operadores de búsqueda avanzada. Por ejemplo, al agregar "filetype" a nuestra consulta, podemos buscar formatos específicos como PDF u hojas de cálculo. Así, si buscamos estadísticas sobre pobreza, podemos agregar "filetype" a nuestra consulta escribiendo "estadísticas de pobreza" filetype:xls. Encontraremos rápidamente los archivos específicos que necesitamos sin perder tiempo analizando resultados irrelevantes.

Otro operador clave para realizar búsquedas es "site", que nos permite buscar dentro de un dominio o sitio web en particular. Por ejemplo, si queremos encontrar el último informe de situación del COVID publicado por la Organización Mundial de la Salud, podemos intentar buscar covid site:who.int

En el caso de que no sepamos exactamente dónde está la información, podemos buscar solo con un sufijo de dominio. Por ejemplo, para buscar fuentes oficiales sobre pobreza publicadas por una entidad gubernamental en México, podemos usar pobreza site:gob.mx

[Lee más: Cinco consejos para periodistas que trabajan con informantes]

(2) Chequea y vuelve a chequear

Al abordar un tema de investigación, encontraremos datos, afirmaciones, imágenes y documentos que no son necesariamente precisos. Por ello, es muy importante verificar la información tanto al inicio como al final de la investigación.

Si vemos una frase que parece sospechosa y queremos saber si ha sido publicada en el pasado, podemos buscarla entre comillas para comprobar si la frase exacta ha aparecido antes en la web.

Por ejemplo, si queremos verificar si Sherlock Holmes dijo alguna vez "elemental, mi querido Watson", podemos usar comillas para buscar la frase en Google Books. El motor de búsqueda escaneará el trabajo completo de Arthur Connan Doyle y arrojará como resultado que nunca se dijo exactamente eso en ninguno de sus libros.

Abraham Lincoln with fake quote

Podemos usar una estrategia similar si vemos una oración o párrafo sobre el que nos gustaría tener más contexto o que podría ser un plagio buscando la frase entre comillas para ver si se publicó en otro sitio web en el pasado.

Además, si queremos comprobar si un político o figura pública ha utilizado una frase en las redes sociales o queremos rastrear un tuit en particular, podemos combinar esa frase con el operador “site” para hacer nuestra consulta más precisa. Esto podría tener el siguiente aspecto: "la tierra es cuadrada" site:twitter.com/*nombredeusuario*.

Si se difunde una afirmación falsa, como "la OMS recomienda no usar mascarillas en público", podemos buscar diferentes combinaciones de esa frase para ver dónde apareció primero.

Para evaluar el origen y la validez de las imágenes, podemos utilizar la búsqueda inversa. Puedes buscar una foto para dar con resultados similares y ver una lista de sitios web donde se apareció anteriormente. Este método es siempre el primer paso para darle contexto a cualquier información visual.

Para hacer una búsqueda inversa de imágenes, haz clic derecho sobre una imagen y selecciona "buscar imagen en Google" en Google Chrome, o carga directamente la imagen en Google u otros motores de búsqueda.

[Lee más: Nueve herramientas para verificar imágenes y videos]

(3) Evita generalidades y encuentra un ángulo específico

Al iniciar un proyecto de investigación, debemos preguntarnos qué es exactamente lo que esperamos averiguar. Los temas generales suelen ser tentadores, pero es imposible cubrirlos. Es fundamental reducir el alcance de la historia.

Si tratamos de averiguar cómo funciona el sistema de salud de un país, por ejemplo, es probable que no encontremos algo digno de ser publicado. Sin embargo, si nos guiamos por una línea editorial -en el caso de Chicas Poderosas, historias subrepresentadas con perspectiva de género- podemos encontrar un ángulo más específico para nuestra historia. Un ejemplo podría ser el acceso de las personas HIV positivas a la atención médica entre las edades de 20 a 29 en México.

(4) Pon alertas para estar siempre actualizado

Es importante estar actualizado sobre el tema que estamos investigando. Una herramienta clave para eso son las Alertas de Google, que escanean todas las publicaciones en la web relacionadas con una palabra clave determinada y envía un correo electrónico diario, semanal o instantáneo con un resumen y enlaces a nuevos resultados. Las alertas se pueden configurar para hacer seguimientos de personas o temas específicos. Por ejemplo, si queremos hacer un seguimiento de cada nueva publicación relacionada con violencia de género, podemos configurar alertas para “feminicidio”, “violencia de pareja”, “microagresiones de género” u otras frases clave relevantes.

Configura las alertas con toda la precisión posible. Para ello podemos aplicar los operadores de búsqueda mencionados anteriormente. Por ejemplo, si queremos que las alertas devuelvan información publicada por organizaciones sociales en formato PDF, añadiríamos filetype:PDF site:org.

(5) Convierte las imágenes a texto

En tu búsqueda, puedes encontrar tablas con datos útiles, pero no necesariamente en el formato que necesitas. Esto es común, ya que muchos informes se publican como archivos PDF o gráficos ilustrativos. Una transcripción manual de los datos llevaría demasiado tiempo, pero hay otra forma.

Primero, carga la imagen o el PDF en Google Drive. Luego, haz clic derecho sobre el archivo y selecciona "Abrir en Google Docs". Google creará un documento con la imagen, pero también con una transcripción de texto a continuación.

(6) Ten en cuenta la "teoría del iceberg"

Tras una larga investigación, tenemos que dejar fuera parte de nuestro trabajo para que el producto final sea atractivo, sencillo y claro para el lector medio. Según la teoría del iceberg de Ernest Hemingway, si una investigación está bien hecha, solo el 25% de los hallazgos serán visibles en nuestra historia final, del mismo modo que solo se ve la punta de un iceberg y el resto se oculta bajo el agua.

Iceberg

Lo que coloquemos bajo el agua y lo que decidamos dejar ver a nuestros lectores dependerá de nuestro criterio periodístico. Esto incluye no solo descubrir qué elementos sumarán nueva información al discurso público, sino también elegir los ángulos que serán más relevantes para la sociedad.


Nicole Martin es una periodista de investigación radicada en Argentina y embajadora de Chicas Poderosas. También es miembro de la 4ta generación de Distintas Latitudes (MX) LATAM Network y Co-Fundadora de Revista Colibrí.

Carla Nudel es una periodista y formadora argentina especializada en herramientas digitales e innovación. Lidera la comunidad Chicas Poderosas en su país.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Markus Winkler.