La necesidad de cubrir el COVID-19 en lenguas menos habladas

porNourredine Bessadi
Nov 16, 2020 en Cobertura del coronavirus
Annaba, Algeria

Durante la pandemia de COVID-19, la importancia de comunicar información que podría salvar vidas ha sido primordial. Y esto ha significado llegar a personas que hablan idiomas de uso menos difundido.

Es que la información que circula solo a través de los idiomas predominantes puede no llegar a determinadas comunidades. Con menos conocimientos a su disposición, los miembros de dichas comunidades son más vulnerables a las consecuencias de la pandemia. 

Las redacciones de Argelia han tenido esta situación en cuenta al encabezar iniciativas para llegar a los ciudadanos que hablan tamazight, un idioma bereber de áreas del norte de África. Radio Argelia emite periódicamente mensajes en tamazight para crear conciencia sobre los peligros del virus y cómo prevenirlo. Las estaciones de radio locales en las regiones de habla tamazight, como Radio Tizi Ouzou y Radio Soummam, organizan sus propios programas de concientización y responden preguntas de los hablantes del idioma. 

[Lee más: El COVID-19 impulsa una revolución digital en los medios de Zimbabwe]

 

El gobierno argelino ha reconocido la importancia de producir contenido en los diferentes idiomas que se hablan en Argelia (árabe, francés y tamazight) para combatir eficazmente el COVID-19. Organizaciones internacionales, como el Fondo de Población de las Naciones Unidas, también han difundido contenido sobre la pandemia en tamazight.

Yacine Zidane, editor del periódico en tamazight Tiɣremt, cuya edición impresa el gobierno censuró hace pocos meses, subrayó la importancia de llegar a los hablantes de tamazight a medida que se propaga el coronavirus. “El equipo de redacción ha utilizado todos los medios para explicar en el idioma que esta pandemia solo puede ser derrotada con un espíritu de solidaridad y, sobre todo, de responsabilidad”, dijo, refiriéndose a los esfuerzos digitales del medio. “Tiɣremt ha dedicado varias portadas y titulares a educar mejor a los ciudadanos en su propio idioma que, para nosotros, ha sido de capital importancia en la lucha contra esta crisis”.

A pesar de estos esfuerzos, la producción de contenido en tamazight sigue siendo baja. Es urgente aumentarla también en otros países del norte de África, como Marruecos y Libia. Millones de hablantes de tamazight, después de todo, no consumen noticias en árabe o francés.

[Periodistas con discapacidades comparten sus historias]

 

Especialmente en Argelia, donde el tamazight es uno de los idiomas oficiales, los periodistas y profesionales de los medios que comparten el habla deben organizar y lanzar iniciativas comunicacionales en ese sentido.

El acceso a información precisa durante una pandemia puede salvar vidas; basta con mirar el ejemplo de las comunidades de inmigrantes en Suecia. La tasa de infección en la comunidad somalí del país nórdico, por ejemplo, es más alta que la del resto del país. En respuesta, las autoridades suecas lanzaron campañas de información en varios idiomas para tratar de limitar la propagación del virus entre sus poblaciones de inmigrantes.

Entretanto, las campañas informativas de organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), han incluido verificación de datos, colaboración con expertos en salud, iniciativas multimedia y campañas innovadoras de engagement.

La OMS utiliza una variedad de lenguas, incluidos los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas, para llegar a la mayor cantidad de personas posible e informarles sobre cómo se propaga la enfermedad y las medidas que se pueden tomar para mitigarla.

Estas campañas concientizadoras también ayudan a combatir el flujo de información falsa que circula sobre el virus, que la OMS denominó “infodemia” en febrero pasado. La OMS advirtió que la crisis de información podría empeorar una situación ya peligrosa en muchos países, especialmente en África y Asia.

Es fundamental que la información precisa sobre el COVID-19 en cuanto a higiene, distanciamiento físico, medidas de confinamiento y prevención llegue a la mayor cantidad de personas posible, incluidas aquellas que pueden no hablar los idiomas más hablados del mundo. Como hemos aprendido, el acceso a la información en estos idiomas juega un papel crucial durante una crisis de salud.


Nourredine Bessadi es periodista, consultora independiente y traductora. Está interesada en derechos humanos y minorías, género, sociedad civil, problemas ambientales y el mundo de los medios de comunicación.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Soner Eker.