El COVID-19 impulsa una revolución digital en los medios de Zimbabwe

porLungelo Ndhlovu
Nov 10, 2020 en Cobertura del coronavirus
Online news

Frente a las medidas de contención del COVID-19 que han dificultado cada vez más la distribución de periódicos impresos, varios medios de Zimbabwe han comenzado a presentar sus productos en formatos digitales. Al hacerlo, las publicaciones han demostrado ser capaces de llegar de manera más económica a audiencias fuera de sus áreas de distribución típicas.

Esto ha sido importante, especialmente a la luz de las medidas de confinamiento ordenadas por el presidente Emmerson Mnangagwa a fines de marzo pasado, que incluyeron el cierre de las fronteras del país, los viajes entre ciudades y las concentraciones masivas.

"De repente, los medios impresos no tenían que invertir dinero en la importación de papel de periódico y consumibles como tintas y planchas", cuenta Kholwani Nyathi, editor de una de las empresas de medios más grandes de Zimbabwe, Alpha Media Holdings (AMH). "AMH aprovechó el COVID-19 para invertir en plataformas como PressReader que le dio acceso al mercado de la diáspora de Zimbabwe, lo que les brinda la oportunidad de ganar divisas".

[Lee más: El crimen que se vendió en todos los quioscos de Francia]

 

El grupo de medios Zimpapers 1980 Limited dijo en un comunicado que su huella digital ha sido vital para proteger al negocio de los efectos adversos de la pandemia. La compañía explicó cómo respondió a los nuevos desafíos migrando algunas de sus publicaciones como  Kwayedza, Umthunywa y Business Week a plataformas digitales.

La publicación en línea es ahora la "nueva normalidad" para la mayoría de los medios impresos del país, reconoció Njabulo Ncube, el coordinador nacional del Foro Nacional de Editores de Zimbabwe. “No solo los productos impresos de Zimpapers han aumentado su presencia en línea, sino también los medios independientes, como resultado del COVID-19. Esto busca intentar monetizar los ingresos en un momento en que la circulación de las ediciones impresas se ha desplomado drásticamente por el bloqueo", dice.

Ncube señaló que las corporaciones también están adoptando lentamente la publicidad en línea. "Una lectura de Newsday, The Standard, The Herald y The Sunday Mail lo confirma", dice. Sin embargo, agregó que la situación ha traído consigo preocupaciones sobre los costos de datos para los lectores. "El elefante en la habitación es un costo de datos exorbitante para los consumidores de medios digitales al anuncios y noticias en línea".

Tener periódicos impresos disponibles de manera digital es en general un avance positivo, dijo el experto en políticas digitales Kuda Hove. "Las ediciones digitales amplían el acceso, especialmente para quienes residen fuera de las áreas de distribución". Sin embargo, también señaló el problema de los costos de los datos.

El Dr. Henri-Count Evans, profesor de periodismo online en la University of Eswatini y especialista en cobertura climática, estuvo de acuerdo en que es de vital importancia para las publicaciones impresas tomar la revolución digital más en serio durante y después de la pandemia de COVID-19. “Todo periodista serio tiene que pensar en su futuro en línea. Ese es mi argumento cada vez que hablo con colegas sobre el curso de periodismo en línea”, dijo.

[Lee más: Automation can free up journalists to focus more on reporting]

 

Evans quiere que las empresas de medios impresos de Zimbabwe presten más atención a su contenido digital. Ya no se trata de querer estar en línea o no, es necesario, enfatiza. “Si nos fijamos en los lectores, Zimbabwe tiene más de tres millones de personas viviendo fuera, en la diáspora. Muchos de ellos están interesados en leer sobre lo que está sucediendo en casa, y estas personas tienen el potencial de convertirse incluso en una audiencia objetivo y podrían permitirse comprar periódicos en línea”, dijo.

Otros medios digitales alternativos como el Center For Innovation and Technology,  263ChatMagamba Network, TechZimGetjenge Community Media y Kukurigo han compartido y distribuido su contenido de noticias a través de WhatsApp desde 2012. Muchas audiencias de Zimbabwe recurrieron a ellos durante la pandemia.

“Enviamos contenido electrónico a la comunidad de lunes a viernes a través de WhatsApp y de manera gratuita”, explica el fundador y periodista de 263Chat, Nigel Mugamu. “Nuestro periódico electrónico ofrece un resumen completo de las noticias del país en política, negocios, tecnología, deportes, videos y entretenimiento”, cuenta.

Los zimbabuenses tienen un gran apetito por el contenido de noticias en WhatsApp, según Mugamu. Hoy, 263Chat tiene 29.000 suscriptores en total, a los que llega a través de grupos de Whatsapp que no contienen más de 256 usuarios cada uno, lo que establece el límite de la plataforma. 263Chat también ha visto un aumento en los ingresos publicitarios de corporaciones y negocios locales que se anuncian en línea.

De acuerdo con Henri-Count Evans, la revolución digital posterior al COVID-19 presenta una oportunidad significativa para los periódicos locales que se la han tomado en serio.

“Zimbabwe tiene más de tres millones de personas que se encuentran fuera del país. Debido a la revolución digital, los lectores se han movido en línea, pero eso no es suficiente. En línea, las cosas han cambiado tanto que no podemos depender únicamente de los sitios web", observa. "Las publicaciones y los periodistas necesitan ser capaces de enviar contenido a los lectores a través de redes sociales como Instagram y Twitter".


Lungelo Ndhlovu es un periodista que reside en Bulawayo, Zimbabwe.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Obi Onyeador.