Correio Sabiá: un periodismo que le pisa los talones a la desinformación

Oct 11, 2021 en Fact-checking y verificación de noticias
pic

Existen muchas maneras de combatir la desinformación. Verificar hechos y educar sobre cómo verificar contenidos son dos de las más populares. Difundir noticias confiables para ampliar el alcance del periodismo podría ser una tercera vía.

Creé el boletín Correio Sabiá en octubre de 2018 con esa idea en mente: compartir información veraz por WhatsApp, la misma plataforma en la que la gente suele difundir información falsa. De esa manera, intento llenar un entorno conocido por la desinformación generalizada con una curaduría profesional de noticias.

Comparto el boletín temprano de lunes a viernes en varios grupos de WhatsApp que he creado. Incluye una selección de noticias políticas y económicas, una breve explicación, enlaces y emojis, todo ello con la intención de atraer a los lectores de manera informal y con humor.

[Lee más: Estudio muestra que el fact-checking funciona en distintas regiones]

 

Puse en marcha este proyecto durante las elecciones presidenciales de 2018 en Brasil que ganó Jair Bolsonaro. La suya fue una campaña definida por la difusión generalizada de desinformación, especialmente vía WhatsApp.

Si la gente era capaz de compartir información falsa en la aplicación de mensajería, pensé que podrían hacer lo mismo con el periodismo confiable e independiente. Eso se convirtió en una estrategia clave para hacer crecer mi audiencia: cada edición de Correio Sabiá incluye un enlace para unirse al grupo. Si alguien reenvía el boletín, los nuevos lectores también pueden suscribirse.

El efecto de este enfoque boca a boca es evidente. Correio Sabiá solo tenía un grupo de WhatsApp cuando lo creé. Creció a cuatro en solo unos días, y ahora hay 3.300 usuarios en 16 grupos que reciben su contenido informativo diario en una aplicación de mensajería.

La información falsa es enviada por personas de tu confianza

La desinformación es un problema porque puede venir de alguien en quien confías. En muchos casos, esa persona es un amigo o un padre; personas de tu vida que no te mentirían intencionalmente.

Lo mismo puede ocurrir con el periodismo. Cuando recibes un mensaje acerca de determinada noticia de alguien que conoces, puede ser más fácil leerlo y confiar en él.

Entre nuestros 3.300 lectores diarios, Correio Sabiá tiene numerosos consumidores potenciales de información falsa. Sin embargo, cuando los lectores envían el boletín de Sabiá a otros, están difundiendo información objetiva en lugar de viralizar desinformación.

[Lee más: Science Pulse. Una herramienta para estar al día con la información científica]

La importancia del engagement

Estos mensajes diarios de boca a boca no solo son útiles en la lucha contra la desinformación, sino que también atraen lectores. Suelo recibir consejos y comentarios de ellos porque se sienten parte de la comunidad que he creado en WhatsApp.

Respondo cuidadosamente a todos. No hay nadie mejor que tus lectores para que te den su opinión sobre cómo mejorar el producto que creaste para ellos. Al fin y al cabo, está pensado para que les sea útil.

La gente se siente más segura apoyando el periodismo que es accesible y escucha a sus lectores. Sabiá tiene un programa de socios que actualmente cuenta con 42 seguidores que pagan unos US$170 al mes en total.

No es mucho, pero los fondos cubren los gastos mensuales de Sabiá y me ayudan a costear el apoyo de profesionales independientes como diseñadores y editores de video. También he destinado estas inversiones a mejorar el Instagram de Sabiá. En lo que va de año, nuestros seguidores se han triplicado.

Este crecimiento es importante para atraer más lectores. Y más lectores pueden dar lugar a más ingresos, lo que espero se convierta en un crecimiento sostenible, y me da esperanzas de poder lanzar más productos en el futuro, como un podcast. También podría contratar a periodistas para que produzcan contenidos exclusivos más allá de la mera curación de noticias. ¿Podría ser WhatsApp solo el punto de partida de un medio de comunicación completo?


Foto de Dimitri Karastelev en Unsplash.