Consejos para protegerte de la desinformación

porElizabeth Stoycheff
Sep 23, 2020 en Fact-checking y verificación de noticias
Person holding mobile phone

Es posible que hayas caído en un intento de desinformación sobre los acontecimientos actuales. No es tu culpa.

Incluso los consumidores de noticias mejor intencionados pueden encontrar difícil navegar en las aguas de la información política actual. Con tantas noticias disponibles, muchas personas consumen medios en un estado automático e inconsciente, similar al de alguien que condujo a su casa pero no puede recordar el viaje.

Y eso te hace más susceptible a creer en afirmaciones falsas.

Pero, a medida que se acercan las elecciones de 2020 en Estados Unidos, puedes desarrollar hábitos para ejercer un control más consciente sobre las noticias que lees. Enseño estas estrategias a estudiantes en un curso sobre alfabetización mediática, con la intención de ayudar a los consumidores de noticias a contar con más herramientas de discernimiento en cuatro sencillos pasos.

[Lee más: La desinformación rusa sobre el movimiento BLM]

1. Busca las noticias por ti mismo

Como la mayoría de las personas, probablemente llegues a una buena cantidad de noticias desde aplicaciones, sitios y redes sociales como Twitter, Facebook, Reddit, Apple News y Google. Deberías cambiar eso.

Son empresas de tecnología, no medios de comunicación. Su objetivo es maximizar el tiempo que pasas en sus sitios y apps, generando ingresos publicitarios. Con ese fin, sus algoritmos usan tu historial de navegación para mostrarte noticias con las que estás de acuerdo y que te gustan, manteniéndote dentro de la plataforma el mayor tiempo posible.

Eso significa que en lugar de presentarte las noticias más importantes del día, las redes sociales te transmiten lo que creen que llamará tu atención. La mayoría de las veces, eso se filtra algorítmicamente y puede ofrecerte información políticamente sesgada, falsedades absolutas o material que hayas visto antes.

En cambio, visita regular y directamente aplicaciones de noticias confiables y sitios web de noticias. Estos sitios en general producen contenidos con el espíritu de servir al interés público. Allí te encontrarás con una gama más completa de información política, y no solo con contenido que ha sido seleccionado para ti.

Math on chalkboard
Si hay números, has las sumas por ti mismo. Picsfive/Shutterstock.com​​​​​​

2. Usa matemática básica

Las noticias y las campañas políticas que no son confiables suelen utilizar estadísticas para hacer afirmaciones falsas, asumiendo con razón que la mayoría de los lectores no se tomarán el tiempo para verificar.

Los cálculos matemáticos simples, que los académicos llaman estimaciones de Fermi o estimaciones aproximadas, pueden ayudarte a detectar datos falseados.

Por ejemplo, un meme de amplia circulación afirmó falsamente que 10.150 estadounidenses fueron "asesinados por inmigrantes ilegales" en 2018. En principio es difícil saber cómo verificar o desacreditar eso, pero una manera de comenzar es averiguar cuántos asesinatos en total hubo en los Estados Unidos en 2018.

Los datos sobre asesinatos se pueden encontrar, entre otros lugares, en las estadísticas del FBI sobre delitos violentos. Ellas estiman que en 2018 hubo 16.214 asesinatos en los Estados Unidos. Si la cifra del meme fuera precisa, significaría que casi dos tercios de los asesinatos en Estados Unidos fueron cometidos por los "inmigrantes ilegales" que alega el meme.

A continuación, averigua cuántas personas vivían ilegalmente en los Estados Unidos en ese momento. Ese grupo, según sugieren la mayoría de las estimaciones, cuenta con unos 11 millones de hombres, mujeres y niños, componiendo solo el 3% de los 330 millones de habitantes del país.

¿Solo el 3% de las personas cometieron el 60% de los asesinatos en Estados Unidos? Con un poco de investigación y cálculos rápidos, puedes darte cuenta de que esos números simplemente no cuadran.

[Lee más: Consejos de fact-checking para cubrir las elecciones en Estados Unidos]

3. Cuidado con lo menos evidente

A menudo se acusa a los medios de comunicación de atender a sesgos políticos, favoreciendo puntos de vista liberales o conservadores. Pero las campañas de desinformación también explotan sesgos cognitivos menos obvios. Por ejemplo, los seres humanos están predispuestos a subestimar costos o buscar información que confirme lo que ya creen. Un sesgo importante de las audiencias de noticias es la preferencia por los fragmentos cortos, que con frecuencia no logran captar la complejidad de problemas importantes. La investigación ha encontrado que las noticias intencionalmente falsas tienen más probabilidades de utilizar un lenguaje breve, no técnico y redundante que las historias periodísticas precisas.

También ten cuidado con la tendencia humana de creer lo que está frente a tus ojos. El contenido de video se percibe como más confiable, aunque los deepfakes pueden ser muy mentirosos. Piensa críticamente acerca de cómo determinas que algo es veraz. Ver y oír no necesariamente debe significar creer. Trata el contenido de video con tanto escepticismo como el de texto y los memes, verificando cualquier hecho con una fuente confiable.

 

No deberías creer lo que Barack Obama dice en este video.

4. Piensa más allá de las elecciones

Un último sesgo de los consumidores de noticias y, como resultado, de los medios, ha sido un cambio hacia la priorización de las noticias nacionales a expensas de los problemas locales e internacionales. Lo que ocurre en la Casa Blanca es ciertamente importante, pero las noticias nacionales son solo una de las cuatro categorías de información que necesita esta temporada electoral.

Los votantes informados comprenden y conectan problemas en cuatro niveles: intereses personales –como un equipo deportivo local o costos de atención médica–, noticias de sus comunidades locales, política nacional y asuntos internacionales. Saber un poco de cada una de estas áreas te prepara mejor para evaluar las afirmaciones sobre todas las demás.

Por ejemplo, una mejor comprensión de las negociaciones comerciales con China podría darte información sobre por qué los trabajadores de una fábrica cercana están haciendo piquetes, lo que posteriormente podría afectar los precios que pagas por bienes y servicios locales.

Las grandes empresas y las poderosas campañas de desinformación influyen en gran medida en la información que ves, creando narrativas falsas personales y convincentes. No es tu culpa que te engañen, pero ser consciente de estos procesos puede devolverte el control.

[Eres inteligente y tienes curiosidad por el mundo. También lo son los autores y editores de The Conversation. Puede leernos a diario suscribiéndote a su boletín de noticias].

Elizabeth Stoycheff es profesora asociada de Comunicación en la Wayne State University

Este artículo fue publicado en The Conversation bajo licencia Creative Commons.