Un informe repasa los esfuerzos por reconstruir la confianza en los medios

porBebe SantaWood
Jan 23, 2018 en Miscellaneous

El año pasado, el debate alrededor de los medios estuvo dominado por discusiones acerca del aumento de la desinformación y la disminución de su credibilidad. Pero aunque la confianza hacia los medios se encuentra en una situación precaria en muchos países, puede que no sea tan grave como algunos piensan.

Una reciente encuesta de Pew reveló que la confianza es baja, pero que en todo el mundo la gente todavía quiere noticias imparciales y cree que juegan un papel importante en la esfera pública. A pesar de las dificultades que enfrentan los periodistas y el sector de los medios, nuestro informe Bridging the Gap: Rebuilding Citizen Trust in Media encontró sorprendentes signos de esperanza, particularmente en países que tuvieron que luchar abiertamente contra la desinformación en los medios por mucho más tiempo que Estados Unidos.

En países como Estados Unidos, algunas personas ya no ven las noticias como confiables debido a la proliferación de noticias falsas, a las cámaras de eco o al partidismo. Estos temas son importantes para incluirlos en la discusión sobre la confianza pública, pero la gran pregunta ahora es cómo solucionar el problema.

Para el informe, encargado por el Programa de Periodismo Independiente de Open Society Foundations, entrevistamos y recopilamos datos de 17 organizaciones, incluyendo el sitio argentino Chequeado, el sitio de noticias y comentarios de Medio Oriente  Raseef22, el sitio de noticias de investigación liberiano Premium Times, el sitio regional Juzne Vesti en Serbia y el sitio de periodismo de investigación y de datos Correct!v, de Alemania. Queríamos aprender más sobre el entorno actual del periodismo independiente, así como sus estrategias para construir relaciones más cercanas con sus comunidades.

La gran mayoría de los entrevistados espera producir noticias que sean relevantes para sus audiencias. Estos periodistas dijeron que publican periodismo basado en hechos con la esperanza de fortalecer de a poco su relación con el público. Sin embargo, algunos medios de comunicación compiten con noticias sensacionalistas, noticias falsas o narrativas partidistas, lo que hace difícil que las noticias de calidad se destaquen.

A la mayoría de estas organizaciones les apasiona probar nuevas formas de acercarse a sus lectores. Por ejemplo, para Chequeado los explainers en GIF y video pueden ayudar a atraer lectores que normalmente no leen noticias. Raseef22 creó un blog para promover el reporteo ciudadano. El sitio de noticias alemán Krautreporter, que funciona como un colectivo, a menudo apela a sus lectores como fuentes de información y expertise.

Si bien estas publicaciones están probando nuevos enfoques para llegar a los lectores, no es fácil medir el efecto que sus esfuerzos tienen sobre la confianza. También es importante recordar que no existe una explicación única que respalde la desconfianza hacia los medios; las razones detrás de la desconfianza pueden diferir mucho de un país a otro. Partidismo político, corrupción interna, propaganda gubernamental, falta de fondos para el periodismo: todos son factores que tiñen la percepción que se tiene de la prensa.

El alcance de algunas de estas organizaciones es bajo y los periodistas están luchando por crear modelos comerciales sostenibles. Sin embargo, estas publicaciones están trabajando para actuar como un faro de luz para los periodistas que desean fortalecer sus habilidades. La serbia Juzne Vesti comenzó a dirigir cursos de capacitación para periodistas jóvenes, y el Premium Times organiza programas intensivos de tres días en las principales universidades nigerianas. No esperan que los estudiantes trabajen en sus publicaciones sino que, ya capacitados, puedan mejorar la calidad del periodismo de sus respectivos países.

Uno de los mayores desafíos para los medios independientes es el financiamiento. Los planes de negocio sostenibles y a largo plazo son una preocupación de todos los entrevistados. Algunos están experimentando con paywalls o membresías/suscripciones, y unos pocos han tenido éxito con campañas de crowdfunding. Su capacidad para escribir noticias basadas en hechos depende tanto de su sostenibilidad financiera como de las presiones sociales o estatales.

Es difícil predecir el futuro a largo plazo de las publicaciones que perfilamos, y saber si los pequeños medios pueden tener suficiente impacto como para cambiar la percepción pública. Sin embargo, su existencia es un ejemplo para contrarrestar las actitudes negativas hacia los medios en sus comunidades.

Para saber más, lee el informe Bridging the Gap, escrito por Anya Schiffrin, Beatrice Santa-Wood, Susanna De Martino, Ellen Hume y Nicole Pope. El informe incluye hallazgos cualitativos y cuantitativos relacionados con la encuesta, así como reseñas del material disponible sobre la confianza en los medios y la alfabetización mediática.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Joe the Goat Farmer.