Nueve consejos para crear animaciones basadas en datos

porSimon Rogers
Mar 12, 2014 en Periodismo de datos

Este video es el último proyecto que he hecho junto a la periodista audiovisual y becaria de la ICFJ Knight International Journalism Fellowship Mariana Santos. Fue publicado este fin de semana en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, cuyo tema de este año fue la inequidad. Decidimos enfocarnos en algunas de las razones por las que, aún en 2014, las mujeres continúan perdiendo esta lucha por la igualdad.

Mariana y yo hemos hecho algunas de estas animaciones últimamente y todavía estamos trabajando juntos para perfeccionarlas. Admiro su sentido del estilo visual. Sus animaciones son a menudo muy ingeniosas y adquieren formas que yo ni siquiera puedo imaginar cuando realizo la preparación de los guiones.

Tenemos un buen método: primero trabajamos juntos en una idea que a ambos nos gusta. Después yo me encargo de reunir los datos y produzco el guión (en una hoja de cálculo, naturalmente) mientras que Mariana concibe y ejecuta algunas cosas realmente complicadas (a menudo con plazos de tiempo muy ajustados). Es un trabajo en equipo: cuando Mariana ve los guiones por primera vez, siempre me consulta con muy buenas preguntas acerca de los datos o con cosas que yo podría haber olvidado. También tiene un sentido innato de prever qué cosas harían a nuestro trabajo demasiado largo y cómo éste debería visualizarse.

Aquí está lo que he aprendido hasta el momento acerca de escribir para animaciones:

  • Los datos son la parte fácil del trabajo y en la que tardas menos tiempo. Asegúrate de dejar espacio suficiente para que el animador haga su trabajo sin prisas. Me gustaría decir que siempre hemos hecho esto así, pero no estaría diciendo la verdad.

  • Tienes que ser selectivo. No necesitas muchos datos para rellenar dos minutos. Nuestra primera animación, 99% contra el 1%, sigue siendo mi favorita pero, si tuviéramos que hacerla de nuevo, trataría de modificar un poco los datos para hacerla más corta.

  • Escribir un guión es parecido a hacer una gran presentación: no utilices demasiadas palabras. No tienes que explicar detalladamente todo sobre los datos si la imagen ya lo hace por ti. Si lo haces, terminarás como una de esas diapositivas de PowerPoint en las que alguien escribió todo lo que te están diciendo durante la presentación.

  • Proporciona datos suficientes como para poder contar y animar una historia, pero no coloques demasiados porque la animación puede volverse abrumadora. Yo tiendo a presentar un cuadro de, por ejemplo, una lista de países, pero no escojo todos sino solo aquellos que deberían ser incluidos para la exposición (por si sirve de algo, esto también ilustra la forma en la que trabajo con artistas visuales; asegúrate de que tengan toda la información, pero ayuda a distinguir cuáles son los datos relevantes).

  • Tú no estás escribiendo un artículo. Lee el guión en voz alta para escuchar cómo suena antes de presentar tu trabajo.

  • Trata de obtener las mejores ideas lo antes que puedas. No es bueno volverse un genio cuando el video final ya está siendo reproducido (algo que, por cierto, también puede llevar horas).

  • Selecciona la música tan pronto como puedas. Esto siempre ha sido una de las tareas más difíciles. Lleva mucho tiempo llegar a un acuerdo sobre cuál puede ser el tono adecuado y más cuando tenemos varias opciones musicales para elegir.

  • Cuando hayas elegido el tono, piensa quién hará la voz en off. En este caso, fue hecha por mi colega Shavone Charles.

  • Confía en el animador y en el diseñador. Lo más probable es que sepan mucho más que tú.

Lo mejor del periodismo de datos es que uno nunca termina de instruirse por completo. Todavía estoy aprendiendo formas diferentes de realizar este trabajo.

El guión de esta animación se encuentra abajo. Haz clic en este enlace para obtener los datos usados en el video y sus fuentes completas.

  1. Hay 865 millones de mujeres en todo el mundo que tienen el potencial de contribuir más a las economías de sus países de lo que lo hacen actualmente, mientras que 812 millones de ellas viven en países de economías emergentes y en desarrollo. La diferencia entre los hombres y las mujeres capaces de trabajar es la brecha de género. En la próxima década, estas 865 millones de mujeres aumentarán a 1.000 millones.

  2. Esto es diferente en todo el mundo. Algunos países son más equitativos que otros.

  3. Si nos fijamos en la diferencia entre los hombres y las mujeres que trabajan, hay una brecha incluso en algunas de las economías más desarrolladas del planeta.

  4. En estos momentos las mujeres le dedican el doble de tiempo que los hombres a las tareas domésticas y cuatro veces más tiempo que estos al cuidado de niños.

  5. Y ahora mismo, incluso en las economías más desarrolladas del mundo, hay una brecha promedio del 15 por ciento entre lo que ganan los hombres y las mujeres.

  6. Un tercio de la brecha salarial se debe a lo que el FMI denomina como "segregación ocupacional y reducción de horas de trabajo" que sufren las mujeres, algo que tú y yo conocemos como "discriminación".

  7. Cuando las mujeres son más jóvenes la brecha salarial es pequeña. Pero crece abruptamente cuando éstas tienen hijos. Esta es la "multa por maternidad", que se estima en un 14% en los países de la OCDE.

  8. La proporción de mujeres a cargo de la dirección ejecutiva de las 500 empresas más importantes que cotizan en Standard & Poor es de 4 por ciento.

  9. En los 27 países de la Unión Europea, sólo el 25 por ciento de los propietarios de negocios con empleados son mujeres.

  10. Las mujeres se vieron más afectadas por la reciente recesión que los hombres. En el 2011, el desempleo femenino en los Estados Unidos continuó creciendo mientras el desempleo masculino se redujo.

  11. Con esto nos estamos perjudicando a nosotros mismos. La inclusión de tantas mujeres como hombres en el mercado laboral podría cambiar la economía positivamente, impulsando a un aumento del Producto Bruto Interno.

  12. Sólo el 20 por ciento de los escaños parlamentarios nacionales de todo el mundo están siendo ocupados por mujeres. La mitad de la población del mundo son mujeres, pero solamente tienen un quinto de la representación política.

Simon Rogers, editor de datos de Twitter, es un periodista de datos, escritor y conferencista. Es autor de "Los hechos son sagrados: el poder de los datos" y creador del The Guardian Datablog.

Este post fue publicado originalmente en el blog de Rogers y es reproducido en IJNet con permiso del autor.

Texto traducido del inglés al español por Andrea Arzaba.

Imagen: captura de pantalla del video