Las mejores prácticas de seguridad y protección para periodistas freelance

por Lucía Ballon-Becerra
Dec 1, 2020 en La seguridad del periodista
Webinar graphic

Este es el segundo seminario web de nuestra serie Freelance Hacks. Aquí se puede encontrar un resumen de nuestro primer seminario web sobre cómo compatibilizar el trabajo empresarial y el periodismo.  

La pandemia de COVID-19 ha potenciado la preocupación sobre la seguridad de los periodistas en 2020. A medida que han informado sobre el nuevo coronavirus, a los periodistas y editores se les ha encomendado la tarea de analizar los riesgos de salud y seguridad que conlleva su cobertura.

¿Cómo han asegurado los periodistas freelance que su seguridad y riesgos recibieran el apoyo necesario de las salas de redacción? ¿Cómo pueden hacerlo en el futuro cuando la propagación del virus se reduzca?

Como parte de nuestra serie de seminarios web Freelance Hacks, realizados en asociación con Hackpack, hablamos con el fotoperiodista freelance Christian Monterrosa, la periodista freelance Aliya Bashir y la directora ejecutiva de ACOS Alliance, Elisabet Cantenys, para analizar cómo las consideraciones de seguridad para freelancers han evolucionado con la pandemia. Los panelistas también ofrecieron consejos sobre capacitación en seguridad y recursos disponibles para freelancers.

 

 

A continuación compartimos algunas frases clave y conclusiones de la sesión: 

Sobre las principales preocupaciones sobre seguridad de los periodistas freelance y cómo han evolucionado durante la pandemia: 

Monterrosa: La incertidumbre entorno al virus y el hecho de no saber qué tan contagioso era en sus primeros meses fue la principal preocupación. Tuve que familiarizarme con una nueva rutina de trabajo que tuviera en cuenta el COVID: empacar ropa extra, cambiar constantemente de mascarilla y aplicar desinfectante para manos.

Temáticas que he cubierto en el pasado, como los incendios forestales y los conflictos civiles, ya implican un peligro en sí mismos, pero ahora se suma el riesgo de exponerme al virus. Cubrir manifestaciones, por ejemplo, genera más ansiedad.

Bashir: En el pasado, mi principal preocupación era la seguridad de los involucrados en lo que estaba cubriendo, como enfrentamientos violentos entre civiles y cualquier estructura de poder, todo visible ante nuestros ojos. Este año estaba más preocupado por mi propia seguridad al enfrentarme a un enemigo invisible, hecho que supuso un cambio importante. Evitar el virus era una de mis preocupaciones principales, y todos los protocolos recomendadas por médicos expertos ocupaban mi mente en todo momento. Lo que me ayudó fue mantenerme al día con los diferentes recursos y consejos sobre cómo cubrir la pandemia y cómo mantener distancia social al hacerlo. 

Cantenys: La pandemia ha cambiado nuestra perspectiva. Antes, la seguridad solo era relevante para aquellos que cubrían áreas de conflicto o zonas de guerra. De hecho, muchos periodistas que cubrieron la pandemia en sus inicios se acercaron a sus reportajes del mismo modo en que lo harían cubriendo una zona de guerra. Ahora, aunque los periodistas se enfrentan a distintos niveles de amenaza según su ubicación y las historias que cubren, la adopción de las medidas de seguridad adecuadas es una de las principales prioridades.

[Lee más: Recomendaciones para sobrellevar coberturas angustiantes y traumáticas]

 

Sobre comunicar preocupaciones sobre seguridad a los editores

Bashir: Como freelancer, siempre eres más vulnerable debido a la falta de infraestructura, equipos de seguridad y apoyo logístico en el lugar. Los editores con los que he trabajado estaban principalmente en Occidente, lo que significa que no conocen los peligros y matices locales del país que estaba cubriendo. Por ejemplo, sus recomendaciones sobre el enfoque de la historia requerirían entrevistas en persona, lo cual no era posible durante los primeros meses del contagio. Pero, cuando recurría a entrevistas remotas, éstas no satisfacías las expectativas del editor.

Desde la perspectiva de ellos, la preocupación era obtener una historia, así que tomé la decisión de evaluar en forma individual evaluar si realizar o no un encuentro presencial.

Monterrosa: Al principio, los abordajes sobre el problema del COVID y las preocupaciones sobre seguridad relacionadas fueron pocos y espaciados. Si bien las instituciones más grandes tomaron importantes medidas para proporcionar a las personas el EPI adecuado, creo que los editores podrían haber sido más proactivos. Los freelancers tienen el mismo grado de responsabilidad en cuanto a hablar si las condiciones de una tarea no son seguras y evaluar los riesgos asociados con la tarea.

Es importante hacer un análisis de costo-beneficio e incluso exigir un pago por condiciones de vida peligrosas o protecciones adicionales del editor. En los últimos tiempos he visto a más editores comunicarse para asegurarse de que yo cuente con el equipo adecuado o para ver si pueden proporcionarme alguno. Aunque este nivel de preocupación sigue siendo poco común y aún no es la norma, el esfuerzo se ha incrementado.

Sobre recomendaciones para editores que trabajan con freelancers 

Cantenys: En ACOS Alliance desarrollamos protocolos de seguridad COVID-19 orientados a promover la participación de editores y gerentes de noticias que no han adoptado medidas de seguridad. Estos documentos subrayan la importancia de la planificación de la seguridad, además de establecer el debate sobre los EPI y las consideraciones de seguridad entre editores y freelancers como prerrequisito en el periodismo profesional.

Sobre consejos para freelancers que pueden sentirse presionados económica o profesionalmente para aceptar una tarea

Monterrosa: Creo que los freelancers deberían analizar cada caso. Evaluar el entorno en el que se realizarían los reportajes, las contingencias, el equipo de seguridad disponible y el acceso a un seguro médico. Teniendo esto en cuenta, se trata de decidir si el riesgo equilibra la compensación.

Bashir: Creo que es una decisión muy personal. Conversar con los editores sobre tus preocupaciones; pienso que la comunicación con los editores es el puente. Tenemos que ser optimistas y tomar todas las precauciones y prevenciones necesarias.

Cantenys: Los freelancers no deberían ser una forma de mitigar riesgos. No debemos permitir que las organizaciones de noticias externalicen sus responsabilidades trabajando con freelancers. Esa responsabilidad comienza con el freelancer: inicia una conversación honesta con el editor, pero también invita al editor a buscar algunas recomendaciones para generar mejoras.

[Lee más: Amenazas y violencia contra periodistas en Bielorrusia]

 

Sobre consejos de seguridad

Monterrosa: Participé en los cursos de primeros auxilios y disturbios civiles de ACOS Alliance, que se han trasladado a un entorno virtual. Es un poco desafiante no recibir capacitación práctica, pero los cursos aún ofrecen conocimientos útiles.

También realicé una capacitación de tres meses de la academia de incendios forestales para familiarizarme con el comportamiento de los incendios forestales, las tácticas de represión y los primeros auxilios. Todos estos son temas que los periodistas nunca deberían aprender en el trabajo. Insto a todos los freelancers a que investiguen para encontrar los mejores recursos para lo que cubren y entren en esos entornos preparados con información relevante. 

Bashir: En 2016 recibí una capacitación en primeros auxilios para entornos hostiles ofrecida por la International Women’s Media Foundation. Esta capacitación me brindó experiencia de primera mano sobre el proceso de planificación: preparación de evaluación de riesgo, primeros auxilios de emergencia, seguridad personal, defensa personal y seguridad en los viajes. También participé en una capacitación similar que ACOS ofreció en asociación con el New York Times y el Pulitzer Center en 2017 que me ayudó a prepararme para situaciones peligrosas al someterme a una serie de escenarios de simulación.

Estas capacitaciones me dieron confianza durante mi trabajo y todavía encuentro que lo que aprendí me resulta útil hoy. La búsqueda de oportunidades de formación adecuadas debería estar entre las prioridades de todos los freelancers que cubren conflictos o epidemias.

Cantenys: Lo más importante al considerar qué capacitación y recursos buscar es comprender tu perfil periodístico y hacia dónde quieres que vaya tu trayectoria profesional. Basándote en eso, puedes evaluar qué tipo de conocimiento de la situación necesitas y qué posibles escenarios de crisis podrías enfrentar. ACOS Alliance ofrece cursos intensivos que abarcan de tres a seis días que preparan a los periodistas para situaciones de alto riesgo y amenaza como un secuestro. Con suerte, nunca necesitarás usar lo que aprendes en la vida real, pero si no lo usas, lo pierdes, por lo que acceder al contenido para refrescar tus aprendizajes después del curso es esencial.

El verdadero éxito de estos cursos de capacitación es que cambian tu perspectiva y te permite abordar tus reportajes a través de los lentes de la seguridad.

Consejos para informar desde el terreno

Bashir: Siempre llevo a mi pareja cuando viajo porque me ayuda a sentirme más segura. Sabemos que el distanciamiento social es importante, por lo que también trato de evitar entrevistas en interiores o lugares donde pueda sentirme vulnerable. Solo tenemos que hacer nuestro mejor esfuerzo para calcular riesgos y planificar adecuadamente las medidas de seguridad, porque al final del día ninguna historia vale una vida.

Monterrosa: Desde mi experiencia, recomiendo no ir solos al lugar. A esta altura de mi carrera he construido un grupo de personas en las que confío en entornos amenazantes. Hemos ideado señales manuales básicas para comunicarnos cuando las cosas parecen complicarse: si detectamos a una persona que lleva una pistola o si es hora de ponerse un casco, por ejemplo.

La construcción de vínculos es muy importante. No tenemos que ser moscas en la pared. Establecer una relación con la gente del lugar me ha salvado muchas veces, especialmente ahora que estamos viendo una mayor hostilidad hacia los periodistas.

Cantenys: Antes de dirigirme al lugar del reportaje, implemento una evaluación de riesgos y considero las amenazas que puedo encontrar ante cada tarea en particular. Luego, comienzo a visualizar diferentes escenarios y preparo un plan para todas estas eventualidades.

Recursos mencionados durante el seminario web


Lucía Ballon-Becerra es asistente de programa en ICFJ.