Las mejores prácticas de la BBC para verificar contenidos generados por la audiencia

porMargaret Looney
Dec 25 en Redes sociales

Las redes sociales han sentado las bases para que las salas de redacción aprovechen el contenido generado por los usuarios, especialmente en la cobertura de noticias de último momento. Pero cuanto más fácil es reunir este tipo de contenido, más difícil es verificarlo, sobre todo cuando se acerca la hora de cierre.

La oficina UGC (Contenido Generado por el Usuario, por sus siglas en inglés) de la BBC ha estado chequeando, verificando y distribuyendo contenidos desde su comienzo en 2005, y ha tenido que cambiar su enfoque con el paso de los años. Algunos de los últimos reportajes de la BBC que incluyeron contenido de la UGC fueron el tifón Haiyan, la muerte de Nelson Mandela y el uso de las armas químicas en Siria.

"Los rápidos cambios en la conducta de los usuarios han significado que el equipo necesita ser ágil y repensar constantemente la forma en que trabaja, probando y adoptando nuevas herramientas que puedan ser de ayuda", escribió Trushar Barot, asistente editorial de la oficina en este post de la BBC Academy.

Para mantenerse en la vanguardia tecnológica, la BBC está constantemente probando nuevas herramientas. Su redacción usa NewsWhip, Banjo, Reddit y muchas otras plataformas para trabajar con contenidos generados por usuarios. También agregó una opción especial en el final de algunos reportajes, invitando a quienes no son periodistas a agregar contenidos sobre el lugar donde ocurrieron los hechos. Se acepta la retroalimentación de testigos presenciales a través de textos y videos, y también los comentarios de expertos.

A la hora de verificar la información o el material multimedia de las noticias de última hora, llegar a la fuente que estuvo en el lugar de los acontecimientos es el primer paso que se suele dar. Al comprobar los hechos más básicos, los periodistas de la BBC se ocupan de tratar a la fuente con respeto y consideración, dado que muchas noticias de última hora son eventos traumáticos por naturaleza. Barot profundiza sobre la ética de cómo llegar a los proveedores de la UGC en este video.

Cuando los periodistas de la BBC no pueden ponerse en contacto con la fuente directa, implementan técnicas como examinar los datos exif de las imágenes con herramientas gratuitas como FotoForensics. Se utilizan sitios web como Fake Follower Check para comprobar la veracidad de las cuentas de redes sociales, o Pipl para localizar otras cuentas del mismo usuario en otras plataformas de este tipo.

Una vez que se dieron todos los pasos necesarios para verificar el contenido, la BBC comienza a distribuirlo a través de todas sus plataformas. Los periodistas usan un sistema llamado ENPS para enviar alertas de UGC y mantener al tanto a quienes están trabajando en los reportajes.

Las alertas sólo incluirán los datos de contacto de la fuente, tras obtener su permiso para poder ser contactada y entrevistada al aire, y luego de que los productores o periodistas expresen interés en el contenido que aportó. Las solicitudes específicas para la atribución de crédito por la información utilizada también se envían a los periodistas que trabajarán con el contenido que la fuente proporcionó.

En los casos en los que no se logró llegar a la fuente, como ocurrió con algunos videos provenientes de Siria que fueron casi imposibles de verificar, el UCG proporciona un lenguaje especial para los periodistas que trabajan con el material. Este es un ejemplo usado en uno de los videos de Siria: "Precaución: Creemos que este material es original, pero debido a su naturaleza y origen, no podemos estar seguros. Cualquier uso debe incluir un texto de advertencia con leyendas como esta: 'La BBC no ha podido certificar la autenticidad total de este material, pero en base a comprobaciones adicionales, se cree que es genuino’".

Via BBC Academy.

Margaret Looney, asistente editorial para IJNet, escribe sobre las tendencias en medios, herramientas para periodistas y recursos periodísticos.

Texto traducido del inglés al español por Andrea Arzaba.

Imagen con licencia Creative Commons gracias a Sarah Joy en Flickr.