Incluir al público en las decisiones editoriales aumenta su compromiso

porZainab Imam
Sep 9, 2016 en Miscellaneous

Como periodista, ¿no desearías tener la posibilidad de saber si la historia que planeas escribir es de verdadera relevancia y utilidad para tu audiencia? La ex periodista Jennifer Brandel, ahora CEO y fundadora de Hearken, entiende tu inquietud y tiene la solución.

“Cuando trabajaba como periodista en Chicago, siempre estaba corriendo de una historia a la otra y preguntándome si lo que los editores me pedían era lo que realmente la comunidad necesitaba”, dice Brandel.

Y así nació Hearken. En palabras de su fundadora, la plataforma propone un nuevo enfoque periodístico, que pone a la audiencia en primer lugar.

“Tradicionalmente, el público entra en juego en las redacciones cuando todas las decisiones periodísticas más importantes ya fueron tomadas”, dice. “Hearken incluye a la audiencia dentro del proceso editorial desde el comienzo, y cuenta con una tecnología de apoyo que hace más fácil para los reporteros y editores obtener el aporte del público en los puntos de decisión clave”.

Hearken ofrece a las redacciones una plataforma personalizable llamado Engagement Management System (EMS: "Sistema de Gestión de la Participación”). El sistema ayuda a los medios a crear un formulario donde los miembros de la comunidad pueden preguntar a los periodistas sobre una cobertura determinada. Este es el "módulo de curiosidad”. Los miembros del público también puede votar por preguntas formuladas por otros (y curadas por la redacción) a través del "módulo de votación." En el "módulo de preguntas", las redacciones pueden mostrar las preguntas que hayan recibido, las que están investigando o las que están contestando. Acá puedes ver un ejemplo de los tres módulos en acción.

Quienes participen pueden dejar su información de contacto para recibir alertas si se elige la pregunta de su interés. De esta manera, la comunidad se siente involucrada en la historia desde el principio, y es por lo tanto más propensa a leerla y compartirla una vez que se haya publicado, explica Brandel.

¿Pero en qué se diferencia EMS de Google Forms y otros productos similares?

“EMS ha sido creada específicamente teniendo a los periodistas en mente, con funcionalidades para buscar y organizar preguntas y convertirlas en historias", dice Brandel. Las redacciones pueden adaptar el formulario a su marca y éste envía alertas a la audiencia cuando una pregunta es respondida o recibe un voto.

Además los formularios pueden conectarse directamente con herramientas analíticas, como Google Analytics, y utilizarlas para realizar un seguimiento de los suscriptores potenciales de boletines y otras comunicaciones. Y, por último, el EMS actúa como un polo centralizado de información, que sirve para medir el progreso tanto del equipo editorial como del comercial.

EMS es administrado por el propio medio, que puede elegir el módulo a utilizar. Además, la cuota de suscripción mensual también incluye acceso a un equipo de capacitadores de participación de Hearken. Los clientes de la plataforma se conectan con periodistas de todo el mundo que utilizan el modelo como parte de una comunidad de buenas prácticas respecto de la participación de las audiencias, y reciben informes de progreso trimestrales sobre su desempeño y sobre cómo profundizar el compromiso.

Hasta el momento, Hearken ha trabajado con más de 50 redacciones en ocho países, y la herramienta ha sido traducida al holandés, francés, finlandés, húngaro, portugués, ruso, español y sueco. Hearken traduce la plataforma al idioma que el cliente necesita.

Su próximo proyecto es el “Interactive Reporter’s Notebook” (“Cuaderno interactivo del periodista”); una cruza entre un blog y un timeline de Twitter.

"A veces solo puedes publicar el 10% de la información que encontraste en el camino debido a los límites de palabras, el enfoque de la historia, etc. El cuaderno será una manera de activar todo ese material descartado”, explica la CEO.

Todas esto contribuye a una plataforma que no solo escucha a las audiencias, sino que las integra en el proceso periodístico de una manera nunca antes vista, señala.

"El objetivo de Hearken es mejorar la calidad del compromiso de la audiencia antes de la publicación de una historia. Imaginamos un mundo en el que un periodista sea el conducto a través del cual la comunidad pueda hacerle preguntas a quienes detentan el poder. Imaginamos al periodista no como un experto aislado, sino como un conector", culmina Brandel.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Angelina Earley. Imagen secundaria con licencia CC, vía MIKI Yoshihito.