En la Bielorrusia de Lukashenko, la gente se informa a través de Telegram

por Hanna Valynets
Oct 5, 2021 en Periodismo digital
Protests in Belarus

Los aviones bielorrusos ya no vuelan a la Unión Europea. La U.E. tomó esta decisión a fines de mayo pasado, después de que un vuelo de Ryanair procedente de Grecia y con destino a Lituania se viera obligado a aterrizar en Minsk, la capital bielorrusa, tras un aviso de bomba de parte de los controladores aéreos. Pero no se encontró ninguna bomba.

Muchos, incluyendo Amnistía Internacional, creen que el aterrizaje forzoso tenía otro objetivo.

En el avión viajaba Raman Pratasevich, periodista bielorruso que había abandonado el país en 2019, receloso de la persecución de las autoridades. Era editor del canal de Telegram NEXTA, que fue declarado "medio extremista" por las autoridades del país. Tras el aterrizaje del avión, Pratasevich fue acusado de varios delitos, entre ellos el de "organizar disturbios civiles" en agosto de 2020. El director general de Ryanair, Michael O'Leary, calificó el incidente como "un caso de secuestro y piratería patrocinado por el Estado".

Fundado en 2018, el canal de Telegram NEXTA se hizo popular gracias a su singular contenido social y político. Su creador, Stephan Putilo, dijo que quería "reunir toda la basura de la Bielorrusia de Lukashenko", en referencia al presidente autoritario del país. El canal fue uno de los pocos medios que ofreció información confiable durante los disturbios civiles de 2020, cuando se cortó Internet por varios días.

¿Qué clase de medio de comunicación es NEXTA, si trabajar en él conlleva la persecución implacable del Estado?

[Lee más: Amenazas y violencia contra periodistas en Bielorrusia]

Cómo Telegram se convirtió en una de las principales fuentes de noticias en Bielorrusia

El pico de popularidad de NEXTA fue en agosto de 2020, cuando alcanzó unos dos millones de suscriptores, en un país con nueve millones de habitantes. Con algo más de un millón de usuarios en la actualidad, el medio sigue siendo el canal de Telegram más popular en Bielorrusia.

Además de NEXTA, había otros grandes canales que contaban con más de 100.000 suscriptores antes de agosto de 2020. Entre ellos se encuentran "Belamova", con 218.000 suscriptores en la actualidad, y "Novosti_belorusskie", que hoy cuenta con 87.000. Ambos siguen estando entre los medios más leídos del país, y junto a ellos han aparecido muchos otros canales populares. Según este informe de 2020 del Centre for European Transformation, en noviembre pasado 22 canales habían superado los 100.000 suscriptores. Hoy, sin embargo, según la organización sin ánimo de lucro Tgstat, hay 12 canales de este tipo.

El mismo estudio documenta que el crecimiento explosivo de Telegram en Bielorrusia comenzó en marzo de 2020, señalando que la aplicación de mensajería sirvió como fuente de noticias y como plataforma de organización. ¿Qué la hizo popular? Los investigadores escriben: "La relativa seguridad de Telegram y su imagen fomentaron primero su uso por parte de los blogueros de la nueva ola, y luego por una parte sustancial de los exponentes del cambio en el país".

Según la evaluación de la International Strategic Action Network for Security, ese entorno estaba más o menos libre de "control total". Los canales permitían "recibir noticias directamente de las fuentes primarias" y participar en debates en las secciones de comentarios.

¿Qué pasará con los medios?

Ya son evidentes algunas tendencias que pueden afectar al futuro de la industria periodística en Bielorrusia.

En primer lugar, algunas leyes que rigen a los medios de comunicación están cambiando. A partir de junio, por ejemplo, los periodistas ya no podrán cubrir en directo de actos públicos no autorizados. Se trata de un claro esfuerzo de las autoridades por privar a los periodistas que se oponen al régimen de Lukashenko de su libertad de expresión, o por apartarlos totalmente de la información. A fines de mayo, el Ministro de Información, Vladimir Pertsov, dijo que algunas personas "se ponen la máscara de periodista e intentan realizar actividades destructivas, subversivas, incluso terroristas".

El número de medios de comunicación independientes en el país también se está reduciendo. El ejemplo más destacado ha sido Tut.by, el mayor sitio web independiente del país, que las autoridades cerraron a mediados de mayo. El consejo de redacción informó de que la publicación tenía unos 3,3 millones de lectores de Bielorrusia. Ahora, los usuarios no pueden acceder al sitio, ni siquiera con una VPN, por lo que opera en Telegram, donde las autoridades no pueden bloquearlo. En la actualidad, Tut.by cuenta con 518.000 suscriptores en la aplicación de mensajería, lo que le convierte en el segundo canal más importante de Bielorrusia.

Por desgracia, ser periodista en Bielorrusia es peligroso. El Comité para la Protección de los Periodistas ha evaluado, por ejemplo, que el país se encuentra entre los primeros del mundo en cuanto a periodistas encarcelados. Las detenciones y multas por informar son frecuentes, y muchos trabajadores de los medios se ven obligados a abandonar el país por razones de seguridad.

[Lee más: Lecciones de un medio ucraniano que volvió de las cenizas]

¿Telegram sustituirá a los sitios de medios tradicionales?

De acuerdo con Andrej Bastunec, presidente de la Asociación Bielorrusa de Periodistas, las autoridades del país "quieren acabar sistemáticamente y de una sola vez con la difusión de información en todos los segmentos, tanto en los medios tradicionales independientes como en los medios online".

El periodista Ilya Dobrotvor añadió que el gobierno espera sustituir los medios independientes por sus propias operaciones estatales. "Las autoridades están preparando una plataforma que se supone que reemplazará a Tut.by. Me ofrecieron un puesto de trabajo allí, y no dije que no en ese momento, porque pensaba irme de Bielorrusia", contó en una entrevista que concedió solo después de huir a Polonia.

Bastunec confía en que, a medida que el Estado intente acabar con los medios de comunicación independientes, otras iniciativas no estatales llenen el vacío.

¿Estarán los canales de Telegram a la altura de las circunstancias? La editora jefe de Tut.by, Marina Zolotova, actualmente en prisión, compartió su opinión al respecto el año pasado: "Si se eliminan todos los medios de comunicación independientes, solo quedarán los canales de televisión y los periódicos estatales, y los canales Telegram. El más popular de ellos tiene más de dos millones de suscriptores en ese momento. No conozco ningún otro país en el que una quinta parte de la población esté suscrita a un solo canal de Telegram", afirmó.

"Las coberturas publicadas por medios independientes cumplen con las normas profesionales y son revisadas antes de su publicación. Sin embargo, nadie exige eso a los canales de Telegram", continuó Zolotova. "Si no hay medios de comunicación independientes, la gente no se dejará influir por los periódicos de propaganda como Belarus Today y los canales de televisión estatales. Recurrirán únicamente a los canales de Telegram. Si al gobierno le parece bien, no nos necesita. Si no le parece bien, entonces sí".

Qué leer en el segmento bielorruso de Telegram:

  • Para noticias de Bioelorrusia: Tut.by.
  • El canal NEXTA, editado en el pasado por Raman Pratasevich. El gobierno lo considera un "medio extremista".
  • Motolko, help!, que solía cubrir temas de urbanismo, pero que se ha adentrado en contenidos sociales y políticos. El gobierno bielorruso también ha declarado este canal como extremista. Tiene su propio chat con 9.000 usuarios.
  • El canal de Telegram de la Asociación Bielorrusa de Periodistas, en el que se habla de la industria de la información en el país.
  • Chats de bielorrusos que viven tanto en el país como fuera de él.

Este artículo fue publicado originalmente en IJNet en ruso.

Foto de Olya Shnarkevich en Unsplash.