El periodismo de investigación en Zimbabwe busca transparencia en la gestión de la pandemia

porLungelo Ndhlovu
Apr 13, 2021 en Periodismo de investigación
Magnifying glass and computer

El periodismo de investigación de Zimbabwe ha desempeñado un papel fundamental en el descubrimiento y denuncia de casos de corrupción en 2020, especialmente en lo que respecta a la adquisición de equipos de protección contra el COVID-19 y la distribución de fondos de ayuda.

Los recursos son clave para llevar a cabo una investigación exhaustiva, dice el premiado periodista de investigación y documentalista Hopewell Chin'ono, quien el año pasado puso al descubierto maniobras de corrupción en la adquisición de equipos de protección contra el COVID-19 por parte del gobierno. Su investigación condujo al despido del Ministro de Salud y Cuidado Infantil de Zimbabwe, Obadiah Moyo.

“El periodismo de investigación necesita recursos; pude llevar adelante la investigación porque tuve recursos", dice Chin’ono. "Tuve que hacer seguimientos en Namibia y Dubai, y si no tienes a nadie que verifique pistas potenciales en esos casos, todo se vuelve muy difícil".

Numerosos casos de corrupción en el país pasan desapercibidos porque son muchos los periodistas no tienen acceso a estos mismos recursos. “El periodismo de investigación está bastante muerto en este momento porque no hay medios para que los periodistas investiguen. Si algo ilegal está teniendo lugar en la empresa minera Hwange Colliery, por ejemplo, es preciso ir allí y pasar varios días, lo que requiere dinero que no hay”, observa.

[Lee más: El COVID-19 impulsa una revolución digital en los medios de Zimbabwe]

 

Con miles de millones de dólares en donaciones y fondos de ayuda circulando para combatir el COVID-19, rastrear de qué manera se utiliza el dinero es de suma importancia.

Transparencia Internacional de Zimbabwe (TIZ) compiló un Rastreador de recursos COVID-19 en línea, que los periodistas de investigación pueden usar. “El año pasado, TIZ tuvo un caso de litigio público contra el Ministerio de Salud, solicitando información sobre la distribución de todos los recursos para combatir el COVID-19”, cuenta Thubelihle Ncube, un pasante legal y de defensa jurídica de TIZ. "TIZ ganó el caso y los tribunales ordenaron al Ministerio que nos diera esa información".

El rastreador de recursos TIZ COVID-19 contiene los siguientes datos:

(1) Sumario donativos
  • Esta página rastrea las donaciones recibidas por el gobierno de Zimbabwe para responder a la pandemia de COVID-19.
(2) Sumario de adquisiciones
  • Esta página contiene una lista de empresas e instituciones a las que el gobierno de Zimbabwe ha asignado fondos para comprar bienes y servicios en respuesta a la pandemia de COVID-19.
(3) Recibos y detalles de la distribución

“Los periodistas de investigación pueden visitar nuestro sitio web para verificar si lo que el gobierno dice que se publicó realmente llegó a los destinatarios previstos”, dice Ncube.

De manera similar, el Consejo Voluntario de Medios de Zimbabwe, una organización que busca defender la ética del periodismo profesional en el país, creó un fondo para monitorear la corrupción relacionada con la pandemia.

[Lee más: Investigación reveló sobreprecios en equipos de protección en El Salvador]

 

“El fondo de periodismo de investigación que iniciamos tiene como objetivo rastrear la contribución del gobierno y otros actores a la gestión del COVID-19”, explica Loughty Dube, director de la organización. "Las investigaciones deben centrarse en la movilización de recursos, la utilización de esos recursos y los procesos de licitación, porque hubo mucha corrupción en las primeras etapas de la pandemia en Zimbabwe".

Dube señaló que cuando se trata de grandes cantidades de fondos pueden producirse irregularidades o malversaciones. Garantizar la transparencia es clave. “Por ejemplo, la gente se enteró de una donación de Jack Ma de equipos de protección personal y otros, pero nadie sabe cómo se distribuyeron. Idealmente, cuando tienes este tipo de donaciones debes tener un plan de distribución que debe hacerse público”, dice.

Las investigaciones también han destacado la importancia del análisis y la visualización de datos para comunicar los hallazgos a los lectores.

“Los datos brutos proporcionados por agencias donantes, organizaciones cívicas e incluso de varios departamentos gubernamentales pueden usarse para analizar una situación y armar una imagen de lo que está pasando. Luego presento esa información visualmente usando herramientas como Flourish oTableau para hacer que los datos sean más atractivos y simples para las audiencias”, explica Lulu Brenda Harris, periodista política y de investigación. “En este momento, estoy investigando la adquisición de vacunas por parte del gobierno de Zimbabwe, analizando los datos que se han dado. Y he observado una brecha ya que las cifras no cuadran".

A pesar de las consecuencias negativas del COVID-19 en la industria de las noticias, la pandemia ha subrayado la necesidad de un periodismo de investigación de calidad, señala Limukani Ncube, editor del Sunday News.

“Hay espacio para el periodismo de investigación porque la vida no se detuvo ni siquiera durante el período de encierro”, dice. “Las autoridades hicieron muchas promesas que deben ser investigadas”.


Lungelo Ndhlovu es un premiado periodista Bulawayo, Zimbabwe.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Agence Olloweb.