El crimen que se vendió en todos los quioscos de Francia

porAina de Lapparent
Nov 9, 2020 en Periodismo de investigación
Magazines at a newsstand

Ha sido un año sombrío para las revistas en Francia. Además de disminuir la circulación, Presstalis, una de las dos empresas responsables de la distribución impresa en el país,  enfrentó una moratoria de deuda y huelgas internas, que interrumpieron el acceso de los lectores a las publicaciones y frenaron los ingresos de las revistas.

A pesar de la situación, la revista bimensual Society publicó una investigación en dos partes en la que su staff había trabajado durante cinco años. La historia explora el misterio detrás Xavier Dupont de Ligonès y su desaparición en 2011 después de matar a su esposa, sus cuatro hijos y sus dos perros. Los periodistas de Society revelaron numerosos detalles nuevos sobre la relación tóxica de De Ligonès con su esposa, sus deudas y cómo su desaparición afectó a sus dos mejores amigos.

La historia de De Ligonès ha fascinado a los lectores franceses desde hace tiempo, y ya se han escrito libros y rodado películas sobre el tema. Society sabía que iba a ser una historia atractiva y esperaban vender alrededor de 70.000 copias, que es el doble de su promedio de ventas.

El 23 de julio y el 6 de agosto, Society publicó su investigación de 77 páginas, y se llevó una sorpresa al vender 400.000 copias. Teniendo en cuenta la cantidad de revistas que se comparten durante el verano, Franck Annese, el propietario de Society, estima que entre cuatro y cinco millones de personas leyeron la historia.

[Lee más: Seis trucos imprescindibles para periodistas de investigación]

 

Un timing ideal

Para el verano, los lectores franceses estaban fatigados de la cobertura del coronavirus. Un estudio realizado de marzo realizado por el Instituto Nacional Audiovisual de Francia concluyó que durante ocho semanas, el 74% del tiempo de aire en los canales franceses se dedicó a la crisis del COVID-19.

Durante la primera semana de septiembre, el Instituto Viavoice realizó una encuesta acerca de la percepción de la audiencia sobre la cobertura del virus. Las tres principales expresiones para describir la cobertura de los medios fueron "inductores de ansiedad" (56%), "excesivo" (45%) y "catastrofista" (28%). “Útil” quedó en cuarto lugar.

La gente estaba ansiosa por un cambio. Los relatos sobre crímenes reales, con sus personajes cautivadores y su prosa parecida a la de una novela, era justo lo que numerosos lectores estaban buscando. Society tenía planeado originalmente publicar el reportaje en abril, pero el COVID cambió los planes. Y la espera valió la pena.

Promoción de la historia

Antes de la publicación de caso De Ligonès, Society dejó caer pistas en las redes sociales sin revelar el tema de la investigación.

 

 

Society contaba con un público leal, pero se encontraron con algunos problemas durante la primavera debido a los conflictos en la distribuidora Presstalis. En consecuencia, la revista perdió algunos lectores, por lo que lanzó un boletín informativo gratuito temporal para atraer a nuevas audiencias y reconectarse con sus fans. Esta estrategia les ayudó a construir y retener lectores leales para cuando abandonaran la cobertura del caso policial.

Cuando salió la primera parte de la investigación, se volvió viral con el hashtag  #XDDL una abreviatura del nombre largo de Xavier Dupont de Ligonès que se popularizó tras su desaparición en 2011.

La revista voló de los kioscos y comenzó a agotarse en toda Francia. Los editores de Society estaban felices por el éxito de la edición, pero tuvieron dificultades para adaptarse a la enorme demanda.

Manejo de la escasez

Los lectores comenzaron a revender copias de la revista en eBay por EUR499, lo que superaba con creces el precio minorista de EUR3,90 por número.

Para ayudar a los lectores a encontrar ejemplares, Society creó listas en Google con quiosco donde estuvieran disponibles. Según Annese, entre 500 y 1.000 personas consultaban el enlace a diario para encontrar quioscos que tuvieran la revista.

A medida que esta comenzó a agotarse, #LookingForSociety se convirtió en tendencia en Twitter. Los usuarios bromearon: "La Society sobre Dupont de Ligonès es más difícil de encontrar que Dupont mismo".

Annese dice que subestimar el éxito de la historia fue provechoso, ya que la falta de la revista generó un gran revuelo y los minoristas estaban ansiosos por conseguirla. Aun así, piensa que podrían haber vendido más si hubieran anticipado semejante demanda.

Crímenes reales

Tras el éxito de la investigación, algunos lectores argumentaron que los recursos deberían destinarse a temas más serios y menos sensacionalistas.

Hervé Brusini, periodista francés y director del Premio Albert Londres no está de acuerdo con esa crítica. "Si un tema llama la atención, ¿por qué deberíamos ignorarlo?", dice.

Las historias sobre crímenes reales han sido rentables desde los inicios de los medios de comunicación en Francia, hace más de un siglo, señala Brusini. Sin embargo, las prácticas de informar sobre delitos no siempre fueron éticas, ya que los periodistas a veces han inventado detalles para generar interés.

“Tenemos que pensar en términos de estándares periodísticos, el respeto fundamental a tales normas y luego lidiar a las críticas”, agrega, y aconseja a los periodistas que tengan cuidado y pongan la ética en el centro a la hora de informar sobre delitos.

El impacto del éxito

Los éxitos virales pueden ser difíciles de reproducir y mantener. Sin embargo, Society ha visto un aumento en las suscripciones de la versión impresa y las ventas digitales desde la publicación del reportaje. La aplicación de Society es ahora la segunda app de noticias más descargada de Francia, en parte como resultado del éxito de la cobertura.

Annese también cree que la historia tuvo un impacto en la relación de los lectores con las noticias impresas. “Ponemos a los lectores en contacto con los quioscos. Eso hizo que mucha gente se diera cuenta de que existen quioscos”, dice. "Intentamos romper la barrera y reavivar esa relación directa que se está perdiendo".


Aina de Lapparent es una periodista freelance franco-catalana afincada en París que actualmente estudia un Máster en Periodismo en el Instituto de Estudios Políticos de París. Es colaboradora de Inside the Newsroom, un boletín y un podcast sobre noticias internacionales, y escribe resúmenes semanales acerca de Medio Oriente. Está interesada en la innovación, el periodismo de soluciones, la sociedad civil y el Medio Oriente.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Charisse Kenion.