Cubriendo temas raciales: un diálogo con John Eligon

por Naomi Ludlow
Apr 1, 2021 en Diversidad
John Eligon

Este artículo es el segunda de una serie de perfiles que destacan el trabajo de periodistas negros en los medios de comunicación. En IJNet comenzamos a barajar esta serie para el Mes de la Historia Negra, que se conmemora en Estados Unidos en el mes de febrero, pero nos dimos cuenta de que el valor de destacar las voces negras se extiende más allá de un mes. En esta serie mantendremos el debate abierto todo el año. Si deseas compartir tu propia experiencia como periodista negro o negra, envía un correo electrónico a dmaas@icfj.org.


Cuando John Eligon ingresó por primera vez a la industria de las noticias en 2004, informó sobre un tema que le apasionaba: el deporte, para Detroit Free Press. Un año después, se incorporó al New York Times como periodista general, cubriendo tribunales penales y gobierno local.

También informó sobre hechos internacionales. Por ejemplo, la muerte de Nelson Mandela y los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 en Turín.

En 2014, la carrera de Eligon cambió de rumbo. El asesinato de Michael Brown en Ferguson, Misuri, estimuló discusiones muy necesarias sobre el racismo en Estados Unidos. Eligon informó sobre las protestas y poco después fue ascendido a corresponsal nacional. La promoción supuso un nuevo rol para Eligon, informando sobre raza.

Consideró su nueva tarea como una oportunidad para ver "qué significa la raza en nuestra vida diaria". En ese cargo ha podido informar desde el frente de una discusión históricamente importante y que desató el Movimiento Black Lives Matter de hoy.

[Lee más: Construir una carrera periodística en plena pandemia]

 

Eligon y su familia son originarios de Trinidad y Tobago, un país cuya población es mayoritariamente negra y de las Indias Orientales. Su familia se mudó a los Estados Unidos cuando él tenía seis años. Recuerda estar fascinado cuando era niño por los pequeños cambios en su vida, como el televisor que mostraba la barra de volumen y tener alfombras en el apartamento.

Mientras crecía en Estados Unidos no notó la división racial. No fue hasta la escuela secundaria que Eligon se sintió diferente, en gran parte por ser negro. Asistió a una escuela secundaria predominantemente blanca donde solo tenía unos pocos compañeros negros. Cuando surgieron conversaciones sobre la raza, no estaba seguro de cómo manejarlas. Fueron sitcoms como "The Fresh Prince of Bel-Air", "Good Times" y "The Jeffersons" las que le enseñaron cómo era ser negro en Estados Unidos.

"Recuerdo haber tenido una sensación innata de no poder definir mi identidad como negro, porque no había ningún lugar en el que pudiéramos hablar sobre ser negro, o no tener el coraje o los medios para hacerlo", dice.

John Eligon reports in Australia.
John Eligon trabajando en Australia.

 

Eligon estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Medill de la Universidad de Northwestern, en Illinois. Mientras cursaba, se familiarizó más con el tema de la raza en Estados Unidos y las diferentes narrativas que la rodean. Recuerda una conferencia, en particular, sobre el fin de la esclavitud. Si bien los libros de historia describen al presidente Abraham Lincoln liberando a los esclavos, su profesor dijo que "los esclavos se liberaron a sí mismos".

Esas lecturas simbolizaron algo más grande para Eligon. “Recuerdo que fue un momento poderoso para mí. Sentí lo que significa ser negro en Estados Unidos, que nunca fue algo que experimenté mientras crecía. No era algo de lo que se hablara en entornos educativos", dice.

Las conversaciones sobre la raza son importantes, ya que pueden ayudar a las comunidades de color a recibir los niveles de apoyo y accesibilidad que tienen otras comunidades. Pueden ayudar a influir en la financiación y en recursos más adecuados, y a revertir políticas desfavorables.

[Lee más: Nueva iniciativa impulsa la diversidad en las redacciones, y también en las fuentes]

 

Orgulloso de su identidad, Eligon ve informar sobre la raza como una oportunidad para ser una voz para aquellos que están marginados. "Estoy en una posición de poder en la que puedo ayudar a dar forma al modo en que el mundo ve a las comunidades negras, y potencialmente influir en las políticas y en cómo se trata y luego se percibe a esas comunidades", dice.

Eligon ha reporteado historias sobre fiadores de fianzas en la ciudad de Nueva York, el uso de insultos raciales en una escuela secundaria en Minnesota y muchos más. Él es estratégico en su enfoque para cubrir la complejidad y la sensibilidad de los temas raciales: "Debes hablar con la gente sobre lo que estás haciendo, por qué estás escribiendo el artículo y qué quieres que resulte de él".

La complejidad de cubrir la raza en Estados Unidos empuja a Eligon a aprender cosas nuevas constantemente. “Un día se abordó la justicia racial y aprendo sobre la historia de los movimientos de protesta”, explica a IJNet. “Al día siguiente escribo sobre prejuicios en la atención médica y tengo que aprender todo sobre atención médica. Si estoy escribiendo sobre bufetes de abogados, sus prácticas de contratación y sus prejuicios raciales, tengo que aprender sobre bufetes de abogados. Siempre estoy alerta".

 

John Eligon reports from a bus in Australia.
John Eligon trabajando en Australia.

 

Existe una carga adicional que los periodistas negros asumen cuando informan sobre el terreno. Eligon señala que "no puede quitarse la apariencia" para evitar ciertos obstáculos. Cuando como reportero para la oficina nacional del New York Times, por ejemplo, se mudó a Kansas, donde su especialización lo llevó a lugares con pequeñas poblaciones negras. En varias ocasiones, la policía lo detuvo por "persona sospechosa".

“Soy muy consciente de que los policías no ven mi tarjeta de prensa; primero ven mi piel y mi cabello. Tengo rastas. Soy muy consciente de cómo me acerco a los oficiales cuando estoy en una situación de protesta”, dijo Eligon. "Creo que busco garantizar mi propia seguridad cuando estoy cubriendo algo, porque muchas veces la gente no mira más allá de tu apariencia y no miran tu insignia de prensa".

Los periodistas negros también pueden terminar encasillados en ciertas historias. Eligon anima a sus colegas periodistas y a editores a desmantelar esta práctica.

“Necesitamos reconocer que hay muchos grandes reporteros negros que solo quieren cubrir la política climática o la política energética, por ejemplo, y no necesariamente temas raciales", observa Eligon. "Es posible que quieran cubrir algunas de las historias sobre raza, pero a veces solo quieren escribir sobre energía eólica".

Informar sobre raza puede ser un desafío, y cubrir la muerte de personas negras puede ser deprimente. “Para mí, esos desafíos se ven superados por el hecho de que siento una gran responsabilidad de contar las historias de personas marginadas y que han sido discriminadas, o que han estado sujetas a un sistema de racismo que ha hecho que todo sea más difícil para ellas, y que les ha impedido disfrutar de los frutos de ser un ser humano de pleno derecho en este país".


Naomi Ludlow es pasante de IJNet.

Todas las fotogrfías son cortesía de John Eligon.