Nueva iniciativa impulsa la diversidad en las redacciones, y también en las fuentes

porNaomi Ludlow
Mar 17, 2021 en Diversidad
Hands

La discusión acerca de la diversidad racial en las redacciones de Estados Unidos no es nueva. De hecho, hace más de 40 años, la Sociedad Estadounidense de Editores (ASNE) se comprometió a que para el año 2000, los medios fuesen tan diversos como la población del país. Sin embargo, esa promesa no se ha cumplido y ya tiene más de 20 años de retraso.

Hoy en día, las redacciones continúan careciendo de la diversidad del país en su conjunto, según un estudio del Pew Research Center de 2018. Mientras que el 65% de la fuerza laboral en los Estados Unidos es blanca no hispana, por ejemplo, este número aumenta al 77% en los medios de comunicación.

 

Pew Research graph on newsroom diversity
Gráfico del informe del Pew Research Center report sobre diversidad en las redacciones.

 

Tres periodistas lanzaron una nueva iniciativa para abordar ese vacío en la industria de los medios. Un vacío que las cofundadoras Selymar Colón, presidenta y editora en jefe de Frame ONE Strategies, Ana Campoy, editora adjunta de finanzas y economía de Quartz, y la productora de ABC "Nightline", Jasmine Brown, han experimentado de primera mano. El proyecto, llamado Diversifying Journalism (DiJo), tiene como objetivo promover la inclusión de voces diversas entre el staff y entre las fuentes a las que los periodistas recurren.

“La diversidad tiene un impacto directo sobre el periodismo que producimos en nuestras redacciones y quién lo escribe. Necesitamos tener voces y perspectivas diversas para darle al lector un relato completo del mundo”, dice Campoy. “Y eso no va a suceder de forma espontánea. Esta es una forma concreta en la que podemos ayudar”.

[Lee más: Cómo mejorar la representación de las mujeres en los medios]

 

Colón, Campoy y Brown están muy familiarizadas con la gran carga de trabajo y los plazos ajustados que tienen muchos de sus compañeros periodistas. Se trata de una realidad que puede llevarles a buscar fuentes y expertos fáciles de encontrar, trasladando la diversidad a un segundo plano. Ellas han sido testigos de cómo esa falta de diversidad también empeora cuanto más alto se escala en la redacción. Una encuesta de ASNE de 2018 reveló que si bien los periodistas no blancos constituían solo el 22% de la fuerza laboral en publicaciones impresas y digitales, esto se reduce al 18% en los puestos de liderazgo.

El equipo de DiJo inició su trabajo publicando dos encuestas para buscar periodistas de color. La encuesta de staff tiene como objetivo ayudar a personas en puestos directivos a encontrar periodistas calificados y con experiencia. La encuesta de expertos ayudará a los periodistas a identificar a los expertos de color para incluirlos como fuentes en sus coberturas.

El equipo examinará los nombres que reciban a través de las encuestas y armará dos bases de datos para periodistas. Estas servirán no solo como una herramienta para las redacciones, sino también como un medio para que los colegas periodistas se conozcan y creen redes.

Este esfuerzo se lleva adelante en medio de un impulso creciente de la industria de las noticias para abordar los problemas de diversidad, equidad e inclusión en las redacciones. Spotlight PA creó una base de datos para periodistas de Pensilvania. A mayor escala, el Fondo para la Democracia ha creado un recurso para alentar a los financiadores conceder subsidios para la diversidad, la equidad y la inclusión.

”Desde el verano de 2020, muchas redacciones han comenzado a considerar y anunciar públicamente iniciativas de diversidad. Algunas fortalecieron lo que tenían, otros partieron desde cero”, explica Colón.

[Lee más: El Washington Post quiere una redacción "que se parezca a Estados Unidos"]

 

Colón, Campoy y Brown se conocieron durante una beca con la Fundación Nieman el año pasado. “Pude vislumbrar cómo la diversidad puede ser orgánica y auténtica”, escribió Campoy sobre su experiencia. “Durante el año que pasamos juntas, nuestras diferencias hicieron que nuestras conversaciones fuesen más ricas y más complejas. Era como mirar a través de un caleidoscopio que cambiaba constantemente mi perspectiva, haciéndome reflexionar sobre mis prejuicios".

Los tres periodistas regresarán como becarias visitantes de Nieman este año para avanzar en su proyecto. Planean desarrollar una interfaz para sus bases de datos, y llevarse un prototipo que puedan probar en versión beta con medios de comunicación. Después del período de prueba, las redacciones de todo el país tendrán acceso a esas bases de datos con fuentes diversas y confiables.

Para el equipo de DiJo, la diversidad es más que solo números: es la capacidad de comprender las diferencias para mejorar a la comunidad en general.

“La mayor preocupación como periodistas es que queremos que las redacciones de Estados Unidos sean representativas de las comunidades sobre las que informan”, explica Colón. “La diversidad escasea porque no salimos a buscar a estos profesionales. Están ahí fuera, solo necesitas dar un paso más para encontrarlos".


Naomi Ludlow es pasante de IJNet.

Foto de fauxels en Pexels.