Cómo trabajar en países con fuerte censura

porJohn Kluver
Oct 26, 2016 en Temas especializados

Soy un capacitador y asesor estadounidense que se encuentra trabajando en Kazakh TV, un canal financiado por el gobierno de Kazajstán, cuyo principal objetivo es transmitir en un 100% en idioma kazajo. Un periodista de EE.UU. es muy diferente al de uno de este país de Asia Central. Aquí, la función principal del periodismo es ser un transmisor, es decir, transmitir las opiniones del gobierno.

Reporteros sin Fronteras coloca a Kazajstán en el puesto 160 –de un total 180 países– en su índice de libertad de prensa, detrás de Egipto, Irak y Rusia. Este verano, el país sufrió un ataque terrorista e importantes protestas, por lo que algunos periodistas con los que he hablado dicen que el gobierno está más tenso de lo normal. En octubre, el jefe de la Unión de Periodistas de Kazajstán y su hijo fueron condenados a prisión por evasión de impuestos y malversación de fondos. Ambos niegan los cargos y dicen que el caso en contra de ellos tiene una motivación política.

Escoge tus batallas contra la censura

Como becario ICFJ Knight, mi trabajo es capacitar a periodistas de Kazakh TV y compartir ideas para mejorar su producción de historias y su reporteo de noticias. Desde que empecé mi beca, he ayudado a producir dos historias y he tratado de que los camarógrafos sean más agresivos y creativos a la hora de filmar. Actualmente estoy introduciendo Facebook Live a la página de Facebook del canal.

Esta es la segunda vez que trabajo para una gran estación controlada por el Estado en la antigua Unión Soviética. Hace una década estuve de acuerdo en trabajar en Russia Today (RT) como periodista. En ese momento, la compañía estaba apenas comenzando, y prometía que quería ser independiente y que yo iba a ayudarle a ser como la CNN o la BBC. Hoy, por supuesto, el canal está controlado por el Kremlin.

Fui ingenuo y tonto por creer que la estación realmente quería ser independiente. Luché contra el sistema y contra la censura. Pedí a colegas rusos que me ayudaran en la creación de historias que podrían meterlos en problemas o peor. Nadie fue despedido, pero puse nerviosas a algunas personas y algunos colegas me hablaban en susurros o detrás de puertas cerradas. Trabajar en Russia Today se puso raro, frustrante y triste, de modo que renuncié.

De cara al futuro, intento aplicar las lecciones aprendidas en mi trabajo en Russia Today a Kazakh TV.

Un modo más inteligente de avanzar

Aquí están mis consejos para periodistas profesionales que están acostumbrados a informar en contextos abiertos y que terminan trabajando en lugares en los que la prensa está firmemente controlada.

1. Recuerda que puedes irte cuando quieras. Para mis colegas de Kazakh TV, este lugar es su hogar, su pasado y su futuro. Valoran el prestigio y la seguridad de tener un buen trabajo en un país pobre. Tengo una buena vida esperándome en los EE.UU. y no tengo derecho a poner a nadie en peligro de ser despedido. En última instancia, mi objetivo final es trabajar con periodistas para producir historias que puedan mejorar e impactar mejor a sus comunidades, sin dar al gobierno una excusa para acabar con ellas.

2. Céntrate en la gente. Dale a cada colega tiempo y atención y trata a cada persona con respeto. Yo trato de no frustrarme por la parcialidad del canal y, en cambio, busco centrarme en la búsqueda de personas llenas de energía y curiosas que estén dispuestas a contar mejores historias. Mi error fatal en Russia Today fue centrarme demasiado en la política y no lo suficiente en la gente. Intento hacer lo contrario en Kazajstán.

3. Conserva el sentido del humor. Si espero que las cosas se hagan aquí como se hacen en casa, me volveré loco. Soy de un pequeño pueblo en el desierto de Arizona; solo el hecho de estar aquí y trabajar con periodistas en este lugar es bastante increíble y está lleno de momentos ridículos. Trato de adaptarme y de reírme de mí mismo tanto como sea posible.

4. Aprende la cultura y la historia local. Kazajstán ha sufrido mucho: miles de personas murieron y el medio ambiente del país se arruinó a mediados del siglo XX. Una vida normal sin catástrofes es un lujo para la gente en la antigua Unión Soviética. Ellos valoran la estabilidad y la calma. Su historia y su experiencia es algo que yo, como extranjero, nunca entenderé completamente, lo que significa que no puedo entender del todo por qué el pueblo y gobierno actúan como lo hacen hoy.

ICFJ Knight Fellow John Kluver in Kazakhstan

Imágenes cortesía de John Kluver.