Cómo hacer coberturas de salud de calidad

por Sam Berkhead
Feb 1, 2017 en Temas especializados

Desde brotes repentinos como los del virus del Zika y el Ébola hasta los efectos a largo plazo de la contaminación, los periodistas especializados en salud se enfrentan a una gran variedad de tópicos.

Priyanka Vora, ganadora de la edición 2014 del concurso Johnson & Johnson Global Health Reporting, y Mini Thomas, ganadora de la edición 2015, no son ajenas a estos temas. En la India, donde viven, cubren regularmente asuntos difíciles como salud materna e infantil, tratamiento de enfermedades y más.

En un reciente chat en vivo organizado por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés), compartieron sus consejos para producir artículos de salud de calidad que informen, involucren y estimulen cambios positivos.

Verifica tu investigación

Uno de los principales desafíos con los que los reporteros de salud deben lidiar, como Vora, que trabaja en Scroll.in, y Thomas, corresponsal senior de The Week, es la falta de voluntad de las fuentes para dar testimonios. Según Vora, muchos expertos en salud de la India solo hablan con periodistas off the record y no quieren criticar al gobierno.

"Entiendo que haya gente que no pueda criticar al gobierno abiertamente porque trabaja muy de cerca, pero es preciso hacer una investigación apropiada", dijo Vora. "Pasado cierto punto, ya no puedes seguir escribiendo sobre la base de informes y fuentes no confirmadas".

En casos como estos, puede ser necesario hacer algunas investigaciones propias, explicó el Dr. Anant Bhan, director de la Iniciativa Internacional de Vacunas contra el SIDA (IAVI, por su sigla en inglés), que también participó en el chat.

"Validar científicamente lo que escuches de cualquier investigador o comunicado de prensa es muy importante”, señaló. "El problema también es que por la prisa en publicar, puedes saltarte la cola y no pasar el tiempo necesario profundizando en el tema".

Habla con los especialistas correctos

Bhan también señaló que encontrar las fuentes correctas puede hacer que surja una noticia, especialmente en temas de salud y ciencia.

"Lo que es importante es que investigues a fondo y hables con personas que puedan darte una visión crítica", dijo. "En un mundo en el que estamos rodeados de tanta información, ir más allá de la mera búsqueda en Google es importante, porque tanta información es, en muchos sentidos, desinformación”.

Para los periodistas de salud de las zonas rurales, a veces esto es más fácil de decir que de hacer. Vora ha visto a algunos periodistas que buscan citas de los mismos expertos para todas las historias que escriben.

Por suerte, la llegada de plataformas sociales como WhatsApp ha facilitado la posibilidad de entrar en contacto con expertos de cualquier parte del mundo.

"Antes era difícil contactarse con el profesional adecuado, pero ahora, gracias a la penetración de Internet y Facebook, el acceso a los recursos ha mejorado mucho", explicó.

Encuentra el ángulo humano

Bhan señaló que aunque las historias sobre salud traten sobre ciencia o medicina, los periodistas deben esforzarse por encontrar el ángulo humano.

"Piensa en qué significa tu historia para las personas, tanto para un paciente o una comunidad, y qué implicaciones tiene”, aconsejó.

Este ángulo humano puede ser difícil de encontrar si el medio carece de los fondos necesarios para enviar reporteros a áreas remotas y hablar con aquellos afectados por ciertas políticas de salud. Vora dijo que esta situación es frecuente en la India. Y cuando los medios de comunicación ignoran a quienes viven en áreas rurales, es más fácil para los encargados de formular políticas sanitarias pasarlos por alto también.

"Muchos de los principales diarios no cubren las áreas rurales, probablemente porque asumen o sienten que el lector no está interesado en entender o conocer las dificultades que enfrenta la India rural", sostuvo.

Bhan estuvo de acuerdo, pero dijo que el problema no es irremontable.

"En el mundo de hoy, incluso en la India rural, cada vez más personas están en plataformas como WhatsApp en las que pueden compartir información, imágenes y videos. Y hay un enorme interés en las historias sobre salud si se hacen bien”.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Jamie. Imagen secundaria con licencia CC, vía Nick Kenrick.