Un proyecto colaborativo explora el impacto del COVID-19 en la educación

porGiorgia Macrelli
Feb 12, 2021 en Cobertura del coronavirus
Crayons

Cuando las escuelas en Brasil cerraron por primera vez en marzo de 2020 debido a la pandemia, el sistema educativo estaba mal preparado para enfrentar los desafíos presentados por el COVID-19. El hecho de que 35 millones de niños no recibieran escolarización y se vieran obligados a aprender desde casa es solo la punta del iceberg.

En un país del tamaño de un continente, con altos niveles de desigualdad social y diferencias regionales, el debate no puede centrarse únicamente en abrir o cerrar escuelas. Más bien, debe abordar los efectos complejos y diversos de la pandemia en los niños y sus comunidades; La educación es un proceso de múltiples niveles en el que los profesores, los estudiantes, las familias y las comunidades interactúan a diario para moldear sus entornos. Desafortunadamente, muchos medios de comunicación reducen su cobertura de la educación a un tema homogéneo y simplificado sin importar la región.

En este contexto, el proyecto brasileño de investigación y colaboración Lição de Casa se ha propuesto cubrir el tema teniendo en cuenta diferentes matices. 15 periodistas de 10 regiones del país son parte de este esfuerzo por informar sobre el impacto de COVID-19 en la educación.

[Lee más: Cinco iniciativas periodísticas de Latinoamérica que están transformando sus comunidades]

 

Desde septiembre de 2020, los periodistas de Lição de Casa tienen como objetivo transmitir la naturaleza multifacética de la crisis educativa en Brasil. “Los niños más pequeños no estaban recibiendo la atención adecuada; todos los estudiantes caen en la misma categoría cuando se les menciona en los medios, pero sus desafíos son muy diferentes”, cuenta Lais Martins, periodista de San Paulo que trabaja con Lição de Casa.

La fundadora del proyecto, Joana Suarez, explicó la necesidad crítica de informes educativos bien realizados. “Consideré que la crisis educativa sería tan impactante como la crisis sanitaria, considerando que los niños y los adolescentes habían sido básicamente abandonados en casa durante muchos meses”, dijo. "Y allí las desigualdades sociales, las vulnerabilidades y las violaciones aparecen con bastante frecuencia, así que pensé que nosotros, como periodistas, teníamos que profundizar en el tema".

 

Lição de Casa logo

La primera serie de historias de Lição de Casa se centró en las experiencias de niños de escuela primaria en escuelas públicas de 10 regiones. La serie subrayó el valor de contextualizar de manera apropiada cada uno de los sistemas educativos individuales. “Las comunidades de la Amazonía atraviesan problemas diferentes a los que enfrentan las regiones del sur. Lição de Casa busca rechazar las generalizaciones excesivas y hacer periodismo de una manera que destaque esas diferencias. Abordarlas de la manera más precisa y respetuosa es el verdadero desafío", dice Suárez.

Una de los artículos presentó el caso de una niña de 5 años llamada Laura que vive con su madre y su hermana pequeña en la región sur de Rio Grande do Sul, donde no tiene acceso a suficientes alimentos saludables en casa. Otro artículo examinó los problemas que enfrentan los estudiantes que viven en comunidades rurales de la Amazonía, cuyos profesores entregan y recogen las tareas en bote debido a la falta de conexión a Internet. “Estas no serían tus primeras preocupaciones al pensar en escuelas cerradas en todo el país. Por eso estamos tratando de traer más perspectivas al debate y de informar sobre la educación teniendo en cuenta todo el universo que gira en torno a la infancia”, explica Martins.

Construir un proyecto de periodismo colaborativo desde cero es una tarea difícil. Los fundadores de Lição de Casa necesitaban primero identificar el vacío en el conocimiento público y luego construir una audiencia para hacerlo financieramente viable.

“Hemos experimentado con muchos formatos. Escribimos artículos, tenemos un podcast y colaboramos con artistas como Pablito Aguiar, del sur, quien hizo ilustraciones de cada niño que aparece en la primera serie de historias, y Gabriela Güllich, periodista gráfica del estado de Paraíba, quien hizo una historieta sobre una maestra de su estado", dijo Martins.

Lição de Casa también difunde su trabajo y amplía su audiencia a través de alianzas como la que tiene con Projeto #Colabora, un medio independiente enfocado en la sustentabilidad

[Lee más: Radio comunitaria en la Amazonía colombiana promueve la paz]

 

Cuando se trata de sostenibilidad financiera, los proyectos colaborativos suelen sobrevivir gracias a subsidios y campañas de financiación colectiva. Lição de Casais no es una excepción: “Cuando lanzamos el proyecto, hicimos una campaña de crowdfunding y logramos el primer objetivo, pero fue realmente duro. Lo cierto es que no muchas personas están dispuestas a pagar por el periodismo”, dijo Martins. Las ayudas económicas que apoyan temas específicos también son una buena oportunidad para recaudar fondos. Lição de Casa recibió hace poco una beca de la asociación brasileña de periodistas educativos Jeduca. “Ser seleccionados fue una buena confirmación de que estamos haciendo algo importante”, dice Martins.

Trabajar junto con otros periodistas puede ser estimulante y ayudar a deconstruir el propio pensamiento y ampliar las perspectivas. También puede ser estresante y difícil de coordinar. Suárez y su equipo usan Google Drive para compartir notas y editar historias, y tienen un grupo de Whatsapp donde se comunican a diario y se ponen al día sobre sus investigaciones. Hace poco comenzado a utilizar Trello para organizar tareas y asegurarse de que se cumpla con los plazos.

En un terreno profesional que se ha vuelto cada vez más competitivo, recuperar el valor de la colaboración y el conocimiento compartido puede ayudar a construir un entorno mejor y más rico en la industria de los medios. “Creo que un proyecto colaborativo exitoso logra reunir a un equipo diverso en muchos aspectos: género, raza, regionalidad y experiencia, para que las personas se complementen entre sí”, observa Suárez. “Además, es importante que los periodistas sean honestos sobre el compromiso y el tiempo que pueden dedicar al proyecto, incluso cuando no está dando sus frutos. Se trata de alinear las expectativas y encontrar formas de hacerlo sostenible".

Para Martins, la misión es clara: asegurarse de que continúen produciendo coberturas completas sobre el tema fundamental de la educación. “Empezamos sin saber cuánto duraría el proyecto, pero ahora todos estamos alineados con la idea de que mientras la pandemia impacte en la educación y los niños, queremos estar allí para documentarlo”.


Giorgia Macrelli es una periodista freelance interesada en la educación, el periodismo constructivo y el desarrollo comunitario.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Aaron Burden.

Logo cortesía de Lição de Casa.