Tecnología ponible: el sueño de la distribución de noticias

por Christopher Guess
Aug 9, 2015 en Periodismo móvil
smartwatch-over-smartphone

Suele decirse que la pornografía es la primera prueba en adaptarse a las nuevas tecnologías. Suele decirse, de hecho, que Internet no existiría sin la industria del porno, que hace que las descargas sean más rápidas, los reproductores de video más fáciles de usar y los buscadores más veloces.

Lo mismo podría decirse de las revistas porno a todo color, los VHS, la TV por cable, etc. (no creo que tenga que explicar por qué estas tecnologías eran ventajosas para el producto más sórdido de los medios de comunicación).

Ahora está surgiendo una nueva frontera tecnológica y, por primera vez, los periódicos y otros medios de comunicación están mejor posicionados que los comerciantes de obscenidades para sacar el máximo provecho.

La tecnología ponible es el sueño en la distribución de noticias. Siempre está encima el usuario, y las notificaciones son adictivamente imposibles de ignorar (son, de verdad, químicamente adictivas). ¡Los consumidores simplemente no podrán evitar leer nuestros titulares!

Es cierto, estamos siendo un poco hiperbólicos, pero en términos generales es así. Hoy las agencias y los medios de noticias cuentan con la posibilidad de poner sus titulares más importantes frente a los consumidores de una manera que casi los obliga a leerlos, no importa qué hora del día o de la noche sea.

El truco, que debe ser llevado a cabo con una cuidadosa consideración, es una curaduría apropiada. Un zumbido telefónico se ignora fácilmente cuando suena en un bolso o en un bolsillo; en cambio, cuando suena en un reloj que se lleva en la muñeca, no. Cuando un reloj zumba es casi natural torcer el brazo para echarle una mirada de reojo.

Asegurarse de notificar a los usuarios solo lo suficiente como para no molestarlos durante todo el día es un asunto complejo. Avisarle a un usuario de Apple Watch que tu nueva sección del suplemento dominical le dedicará tres páginas a las sandalias de tiras posiblemente no sea la mejor manera de usar una notificación.

Sin embargo, hay un lugar en donde esos rings y pings brillarán: obviamente, las noticias de última hora. Desastres mundiales, crisis bursátiles y el arresto de Justin Bieber son el tipo de cosas que la gente quiere enterarse de inmediato, y la pequeña pantalla de un reloj les puede brindar rápidamente buena parte de la información que necesitan.

Además, esto significa que los medios pueden dedicarse nuevamente a conseguir primicias. En lugar de un usuario que mira su teléfono azarosamente y escapa de 15 aplicaciones diferentes que publican lo mismo, el primer medio que lance la notificación ganará la atención.

Sin embargo, sacar verdadero provecho de esta forma de distribuir noticias requiere algo de ingenio. Tienes que darle a la gente lo que la gente quiere (y tal vez un poco de lo que piensas que necesita), y para hacerlo las notificaciones deben estar hechas a medida.

Si diriges un diario regional, es muy probable que una infracción de tránsito cometida por el concejal de la ciudad X interese bastante a los habitantes de la ciudad X, pero no interese en absoluto a los habitantes del pueblo Y. La noticia aparecerá impresa en el periódico de mañana, pero el envío de una notificación a todos tus lectores no hará más que convencerlos de que, en el mejor de los casos, tu diario está desorientado y, en el peor, es irrelevante.

Hacer que las personas llenen un formulario con sus gustos o preferencias cuando se suscriben al periódico es poco útil. O bien las categorías son demasiado amplias, o bien las personas le dicen que sí a todo. Por ejemplo, a mí me interesan los viajes y las actualizaciones al respecto, pero no me interesa para nada recibir información sobre un nuevo complejo hotelero. En cambio, sí quiero saber acerca de nuevos aeropuertos y compañías aéreas que están comprando modelos de Boeing y Airbus. En este caso, el análisis predictivo es una mucho mejor opción.

Si se toma nota de lo que la gente lee después de leer otras cosas en varios lugares y en distintos momentos del día, se puede comenzar a generar un patrón de lo que vendrá después (tal como hace Netflix). Ciertamente esto no es el problema más fácil o más barato de resolver, pero si quieres conseguir que tus notificaciones sean adecuadas, entonces vale la pena contratar a personas que trabajen en el análisis predictivo.

Hoy los medios tienen una oportunidad única, quizás única en la historia, y a nadie más podrá culparse si meten la pata. Por desgracia, los medios también tienen una trayectoria de intereses arraigados que prácticamente garantiza que no se animarán a tomar riesgos, ya que seguramente supongan que se trata de una moda pasajera.

No podemos permitirlo. Hay una GRAN oportunidad para ganar lectores y seguidores, promover anunciantes, y hacer que la gente realmente lea noticias en lugar de listas. Si no la aprovechamos, deberemos cargar con la responsabilidad y probablemente no tengamos una segunda oportunidad.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Kārlis Dambrāns.