Seis consejos para proteger tu salud mental al cubrir hechos traumáticos

porArun Karki
Nov 2, 2017 en La seguridad del periodista

Este artículo es la segunda parte de una serie sobre cómo los periodistas pueden proteger su seguridad física y su salud mental, así como la salud y seguridad de sus fuentes, al cubrir eventos peligrosos o traumáticos. Puedes leer la primera parte, que aborda la seguridad física, aquí.

Hace 12 años no sabía lo impactado que había quedado por la guerra civil de Nepal y la insurgencia maoísta. Durante un año tuve que estudiar detenidamente las imágenes en bruto de las secuelas de la guerra para un trabajo de postproducción. Después de seis meses comencé a soñar con escenas violentas. Lo mismo me sucedió en 2015, después de pasar meses produciendo numerosas historias sobre el terremoto de abril en Nepal.

Amantha Perera, la coordinadora de Asia-Pacífico del Centro Dart para el Periodismo y el Trauma, explicó que esta condición se conoce como "trauma vicario". Es causada por trabajar con víctimas de trauma o, en el caso de los periodistas, por cubrir eventos traumáticos. Si bien varios de sus síntomas son similares al trastorno de estrés postraumático, muchas personas no saben de la existencia del trauma vicario, también conocido como “fatiga por compasión”. Pero los incidentes traumáticos sí pueden tener un impacto psicológico en los sujetos, el público y los periodistas por igual.

Las siguientes técnicas pueden ayudar a los periodistas a desarrollar su propia capacidad de recuperación y a aprender a informar sensiblemente sobre los problemas relacionados con el trauma:

1. Recuerda la importancia de contar la historia

Cuando Narendra Shrestha, fotoperiodista nepalí, cubría una inundación de 2017 en las llanuras meridionales de Nepal, fotografió un incidente en el que un niño de ocho años murió de neumonía después de que su pueblo se inundara. Las imágenes alteraron a Shrestha, que se rehusó a publicarlas online. Pero se dio cuenta de que podría arrepentirse de no contar la historia. Después de publicarla, se viralizó y fue transmitida por  medios internacionales. "Nuestro trabajo no siempre es cómodo", dijo Shrestha. "A veces tenemos que enfrentar las situaciones más feas".

2. Si una historia se vuelve demasiado abrumadora, tómate un descanso o dásela a otra persona

Shrestha se sintió abrumado al cubrir historias sobre el terremoto durante un período prolongado de tiempo. Para alejarse de las historias desgarradoras de los supervivientes, se fue al extranjero a hacer una tarea diferente. “Fue una forma de olvidarme del trauma", cuenta.

3. Camarógrafos y fotógrafos deben permitir que entrevistados y entrevistadores tengan privacidad

Cuando los periodistas entrevistan a víctimas de trauma, camarógrafos y fotógrafos deben permitir que el reportero y el entrevistado establezcan una relación. Las víctimas pueden no querer abrirse en presencia de fotógrafos o camarógrafos. Para permitir que el periodista genere confianza y no afecte la conversación, deben bajar sus cámaras y permitir que el diálogo fluya antes de obtener el consentimiento y reanudar la filmación y la toma de fotografías.

4. No sensacionalices hechos traumáticos

Perera enfatizó que los periodistas no deberían ser víctimas del viejo y erróneo adagio que asegura que si no hay sangre, la noticia no vende. El factor de shock o terror no es lo que debe guiar la decisión sobre las noticias.

5. No publiques historias antes de verificarlas

Publicar informaciones o datos falsos o incorrectos, especialmente con respecto al número de víctimas fatales, puede disminuir la confianza y la credibilidad en los medios. “Pensamos muy poco en el dolor que la familia de la víctima de un accidente tiene que soportar cuando aumentamos incorrectamente el número de muertes reportadas en una competencia para ver quién puede dar la noticia primero", dijo Dilip Thapa Magar, un periodista de televisión que vive en Katmandú.  

6. Comparte tu experiencia

Comparte y revisa tu experiencia cubriendo situaciones traumáticas con tus colegas y en tu sala de redacción; podría ayudar a otros a cubrir incidentes similares en el futuro. "Para que los periodistas se sientan seguros y puedan hacer coberturas sobre el trauma, necesitan discutir estos temas abiertamente y saber que los colegas estarán allí para ayudar", dijo Perera.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía UN Migration Agency (IOM).