Periodistas chinos dan consejos para cubrir el COVID-19

porJoey Qi
Mar 24, 2020 en Cobertura del coronavirus
mask and computer

Este artículo es parte de nuestra serie sobre el coronavirus. Entra aquí para leer más. 

A pesar de años de represión, el periodismo de investigación ha encontrado la manera de sobrevivir en China. Y el brote del nuevo coronavirus ha desencadenado una nueva ola de investigadores en el país. En los pocos meses transcurridos desde que comenzó la pandemia en la ciudad china de Wuhan, los medios de comunicación chinos parecen haber producido más periodismo de investigación de alta calidad que en los últimos años.

Esto se debe en parte a algunos factores externos. Varios medios chinos han hecho uso de una breve "brecha de oportunidad" para producir y publicar informes de investigación que han circulado ampliamente con el consentimiento tácito de las autoridades. Las autoridades chinas usan esas "brechas" para aflojar su control sobre los medios de comunicación mientras siguen de cerca la opinión pública para ajustar sus tácticas de propaganda. Y a diferencia de las protestas a favor de la democracia en Hong Kong del año pasado —que tenían que ver con la vida política, uno de los temas más delicados en China—, el COVID-19 afecta a todos, independientemente de la posición política de cada uno. Suele ser más fácil para las personas llegar a un consenso sobre cuestiones ambientales y de salud pública.

Sin embargo, es sobre todo el esfuerzo extraordinario de periodistas individuales lo que ha llevado a este renacimiento repentino del periodismo de investigación en China. Los periodistas chinos están trabajando duro para producir historias respaldadas por evidencia sólida, al tiempo que eluden la censura. Si bien algunas historias se eliminaron de Internet unas horas después de su publicación, el público chino, que puede detectar fácilmente contenido políticamente sensible después de años de navegar a través de las prohibiciones oficiales, tiene la costumbre de archivar historias, republicarlas en otras plataformas como Notion y Evernote, y compartirlas en las redes sociales, en una carrera de relevos contra la censura.

[Lee más: Lo que se debe y no se debe hacer al informar sobre el coronavirus]

Los mejores periodistas de China se vieron inmersos en una crisis inesperada, con una enfermedad infecciosa fuera de control, de la que se sabe poco, y con un gobierno propenso al secretismo. El COVID-19 ha matado a más de 3.200 personas en China, casi la mitad del total mundial, y casi todos murieron en el epicentro, provincia de Hubei. Los periodistas han trabajado en medio de condiciones extraordinarias: una amenaza virulenta para la salud, falta de datos confiables, trauma generalizado, censura oficial y cuarentenas impuestas a unos 50 millones de chinos.

En momentos en que el nuevo coronavirus continúa extendiéndose, ¿qué consejo pueden compartir los periodistas chinos con sus colegas de todo el mundo a partir de su experiencia? El editor chino de GIJN, Joey Qi, entrevistó a varios periodistas que están al frente de la cobertura del COVID-19. Casi todos pidieron permanecer en el anonimato. Aquí hay un resumen de sus consejos para periodistas de todo el mundo.

Apréndete las leyes y regulaciones básicas

Si no eres un periodista especializado en salud, familiarízate con las leyes y regulaciones básicas para enfermedades infecciosas, así como con los procedimientos de prevención y control, antes de salir a informar. Por ejemplo, ¿cuáles son los criterios de diagnóstico para el COVID-19? ¿Cuáles son los procedimientos para cubrir enfermedades? ¿Cuáles son los métodos de control de enfermedades? Revisar esta información te ayudará a comprender el sistema de prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas, y eso será útil para tu trabajo.

Examina las políticas que se anuncian

Cuando todos los medios están cubriendo el COVID-19, es importante proponer nuevos ángulos para contar historias. Wu Jing, reportero de Health Insight, una publicación online centrada en la industria de la salud, dice que los periodistas pueden encontrar historias al revisar las políticas de prevención y control de enfermedades. "Por ejemplo, después de que Wuhan fue puesta en cuarentena obligatoria, debes pensar qué tipo de problemas podrían tener los residentes", dice. “¿Habrá algún servicio de transporte previsto para pacientes que necesiten ir al hospital? ¿El gobierno local ha tenido en cuenta esto al hacer políticas de triaje? Al analizar dichas políticas, podrás descubrir historias que no han recibido atención.

[Lee más: Estrategias de engagament en tiempos de coronavirus]

No ignores los hospitales pequeños

Cuando surge un nuevo virus, es esencial hacerse dos preguntas: ¿Qué es ese nuevo virus y de dónde viene? Los científicos chinos encontraron rápidamente la respuesta a la primera pregunta, pero la segunda sigue siendo un misterio parcial hasta hoy. Huanan Seafood Market, un mercado de Wuhan, actualmente se identifica como el lugar donde comenzó el brote de coronavirus. Wu Jing, de Health Insight, dice que si bien los periodistas suelen poner su atención en los hospitales más grandes, no se deben ignorar los hospitales pequeños cerca de ese mercado, ya que allí se encontrarán probablemente los contactos más importantes.

En general, dijo Wu, en lugar de fijarte solo en hospitales grandes o especializados, o en expertos médicos desplegados por el gobierno para combatir la enfermedad, presta atención a los pequeños centros de salud. Los pacientes suelen visitarlos primero, antes de buscar tratamiento en un hospital importante. “Esto se debe a que las personas infectadas con el coronavirus generalmente muestran síntomas como tos o fiebre en una etapa temprana; es más probable que visiten un centro de salud cercano o un hospital regional, en lugar de un hospital terciario o aquellos especializados en enfermedades infecciosas", dice. "Y eso sin mencionar el tiempo que tienes que hacer cola en los hospitales generales para ser admitido".

Ubícate estratégicamente

Varios periodistas chinos dicen que las entrevistas informales con médicos, voluntarios y residentes los ayudaron en sus coberturas, permitiéndoles descubrir historias inesperadas y entrevistados.

Por lo tanto, es importante ubicarse en un buen sitio con transporte accesible donde tengas más chances de encontrarte con personas de las comunidades afectadas. Wu se queda en un hotel que está cerca de dos hospitales diferentes designados para tratar pacientes con COVID-19 y no lejos del mercado. Esto hace que sea más fácil llevar a cabo entrevistas casuales con personas del área, así como toparse con médicos que también han sido alojados en hoteles.

Busca fuentes en las redes sociales

Cuando estalló el COVID-19, hubo una escasez temporal de recursos médicos y muchos pacientes que esperaban hacerse la prueba de la enfermedad pidieron ayuda en las redes sociales, principalmente en la plataforma china Sina Weibo y la aplicación de redes sociales WeChat. Algunas de las historias más leídas sobre el brote fueron descubiertas por periodistas después de estas publicaciones, como Madre fallecida en el Barrio de Cuarentena, que fue publicada por el sitio chino NetEase. Muchas personas también están contactando directamente a los medios para darles información a través de sus plataformas oficiales de WeChat.

 

Social media in China
Algunas de las historias más leídas sobre el brote fueron descubiertas por periodistas tras ver publicaciones en redes sociales de pacientes que pedían ayuda. Foto: captura de pantalla NetEase.

Muestra amabilidad, genera confianza y aprende cuándo dejar ir

Las personas están sufriendo mucho estrés debido a la enfermedad. Es importante ser amable con aquellos que están dispuestos a ser entrevistados, mostrando empatía, ofreciendo suministros de protección, como máscaras o alcohol, y ayudándolos a contactar organizaciones de ayuda si es necesario. "En una palabra, ofrece lo que más necesitan en ese momento, en la medida de tus posibilidades", dice Wu. Mostrar amabilidad sienta las bases para la confianza mutua y el buen periodismo, al ayudar a las personas a abrirse.

Y acepta cuando las personas se nieguen a ser entrevistadas o responder a tus mensajes. Aprende a dejar ir. Wu dice: "Debes tener constantemente presente la posibilidad de que rechacen cualquiera de tus solicitudes de entrevistas".

Trabaja codo a codo con tu editor/a

Producir una investigación o serie sólida de artículos depende tanto de la planificación y colaboración con tu editor en la redacción como del trabajo del periodista en el terreno. Como tal, pasar tanto tiempo haciendo entrevistas y encontrando historias hace que sea fácil perder la noción de los cambios en la opinión pública o los intereses de la audiencia. Aquí es cuando tu editor puede darte consejos vitales sobre dónde encaminar tu pieza periodística.

Los editores deberían poder ver la situación desde una perspectiva más amplia. Cuando trabajan en un gran proyecto, deben dar tareas a los periodistas y organizar las coberturas para su publicación. Además de esto, el staff de la redacción debe brindar apoyo práctico y emocional a los periodistas en el terreno.

Ofrece explicaciones claras

Cubrir enfermedades infecciosas requiere que los reporteros tengan algún conocimiento especializado en salud y medicina. Además de ofrecer información y periodismo basado en evidencias, los periodistas deben poder explicar o traducir términos científicos u otra información compleja. Solo entonces el público podrá comprender mejor toda la situación.

Cuida tu salud emocional

Cubrir una pandemia y mantenerse al día con todas las noticias relevantes puede ser una experiencia traumática para los periodistas. Necesitas cuidar tu salud emocional. Algunos de los profesionales que cubren el COVID-19 en Wuhan compartieron estos consejos de autocuidado:

  • Nunca te encierres en una habitación todo el día. Asegúrate de ver y hablar con tus amigos.
  • Si debes estar en un hotel, elige una habitación con buena iluminación y una ventana con vista. Tu entorno físico puede tener un impacto significativo en tus emociones.
  • No te dejes ahogar por las noticias relacionadas con la enfermedad. Distráete leyendo o viendo contenido no relacionado.
  • Está bien llorar cuando te sientas estresado. Llorar es una buena manera de liberar tus emociones.
  • Mantener la salud física puede ayudar cuando se trata de emociones negativas. Prueba la meditación, el yoga u otras formas de ejercicio para mantenerte bien y saludable.

Este artículo fue publicado originalmente en la Red Global de Periodismo de Investigación (GIJN) y es reproducido en IJNet con permiso.

Joey Qi es el editor de GIJN en chino. Cuenta con más de siete años de experiencia como profesional del periodismo, incluidos tres años en gestión de medios. Es uno de los fundadores de The Initium Media, donde diseñó la sección de noticias diarias y formó el equipo periodístico.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Dimitri Karastelev.