Periodismo Smartphone parte 1: cuatro maneras de estabilizar tu cámara

por Lynn Packer
Aug 13, 2015 en Periodismo multimedia

El periodismo smartphone, que no tiene más de ocho años, es practicado generalmente por videoperiodistas, y sus raíces se remontan a los días de las películas de 16 mm, en los años 50 y 60.

Los videoperiodistas de todo el mundo ahora cuentan ahora con una herramienta mucho menos costosa y más poderosa que las videocámaras que sus predecesores utilizaron desde los años 80 hasta la actualidad.

Muchos videoperiodistas también graban videos con cámaras réflex de lente única (DSLRs, por su sigla en inglés). Pero lo que está por venir es inevitable. Los smartphones no solo sustituirán a la mayoría de las videocámaras y las DSLRs en el trabajo periodístico, sino que también suplantarán a las cámaras electrónicas profesionales del periodismo.

Está formándose un tsunami tecnológico con el smartphone a la cabeza que, cuando estalle, revolucionará la manera de registrar las noticias a través de un dispositivo que ni siquiera nació para la fotografía.

Los teléfonos ofrecen mucho más que la mera captura de videos. Aplicaciones de edición y de emisión en vivo pueden ser añadidas a estos dispositivos y llevadas en el bolsillo del periodista. Esto significa una sentencia de muerte para las islas de edición de lujo y los costosos camiones de transmisión en vivo.

Entonces, ¿cómo puede un reportero que nunca aprendió a filmar y editar noticias de video crear reportajes profesionales con un smartphone? Si los videoperiodistas van a continuar reemplazando a los editores, entonces necesitarán dominar estas habilidades.

La formación es un paso hacia el profesionalismo. Hay muchas elecciones disponibles, desde libros de fotografía de video y talleres y guías online, hasta cursos universitarios.

Otro paso importante es conseguir el control de una cámara que no está diseñada para el periodismo. Los teléfonos inteligentes son demasiado ligeros y demasiado difíciles de manipular para realizar un trabajo periodístico verdaderamente profesional. No tienen contrapeso ni mango, y en realidad se necesitan ambos elementos.

Un trípode es la mejor forma de estabilizar un smartphone. Pero ninguno de estos dispositivos cuenta con orificios para montar el tornillo de los trípodes. Por eso necesitarás un trípode especial para smartphones con adaptador de montaje. En Ebay encontrarás modelos ligeros a un costo de US$4.

Los videoperiodistas deben filmar con trípode cada vez que tengan la oportunidad. Pero a veces no hay tiempo para preparaciones complicadas. La mayoría de las tomas terminan filmándose a mano.

Un accesorio clave para las imágenes tomadas a mano es un equipo estabilizador para smartphones (todos los modelos cuentan además con orificios para los tornillos del trípode).

El primero de los cuatro tipos de estabilizadores es simplemente un marco o soporte con un solo mango que proporciona un nivel mínimo de control. No salgas de casa sin uno. Sostén el mango con una mano mientras estabilizas el teléfono con la otra, manteniendo los codos apretados a tu caja torácica.

La segunda categoría de estabilizadores cuenta con dos mangos. El iOgrapher, por ejemplo, tiene dos, así como también espacio para montar luces y micrófonos, una montura de objetivo, y un orificio para atornillar un trípode. El iOgrapher está hecho de plástico ABS ligero, lo que es una desventaja en comparación con sus competidores más pesados de metal. Pero este inconveniente se puede remediar fácilmente añadiendo un peso.

Uno de los competidores de iOgrapher es el soporte mCAM, hecho de aluminio. Es más pesado, pero no tiene verdaderos mangos. El marco grueso, sin embargo, sirve en parte como uno.

Otra ventaja del mCAM es que viene con una lente gran angular de 37 mm. Estos lentes por sí mismos tienen un efecto estabilizador. Es por eso que las cámaras GoPro, que generalmente se utilizan en movimiento, tienen lentes gran angulares extremos. Y también es por eso que es difícil conseguir tomas constantes con un teleobjetivo sin utilizar un trípode.

La steadicam es un tercer tipo de dispositivo estabilizador (Steadicam, como Kleenex, es el nombre de una marca, pero aquí uso el término para referirme a todas las marcas, la mayoría de las cuales tienen un cardán y contrapesos).

Varios fabricantes ofrecen steadicams para smartphones. Funcionan muy bien, pero su capacidad de producir noticias digitales es limitada. Son relativamente caras, necesitan de mucha práctica, ocupan mucho espacio en tu caja de accesorios y raramente se los utiliza en la prensa. Son más adecuadas para filmar películas y anuncios publicitarios.

Un cuarto estabilizador de tomas es el soporte de hombros para smartphones. Replica la apariencia y la sensación de las videocámaras profesionales que normalmente se llevan al hombro. Los camarógrafos de noticias experimentados que comiencen a usar smartphones pueden preferir estas plataformas. Los videoperiodistas, en el corto plazo, tendrán al menos un aspecto “más profesional” usando un soporte de hombro.

Para los videoperiodistas que tengan el deseo y las habilidades necesarias para fabricar sus propios estabilizadores, tengo una guía para que los hagan por sí mismos en mi sitio web. El diseño que presento allí cuenta con dos características únicas que no se encuentran en los modelos comerciales: una burbuja para nivelar las tomas, y un espacio para añadir peso y convertir el estabilizador en una steadicam de bajo costo.

Pronto entregaremos la segunda parte de este artículo, con consejos sobre cómo filmar a mano.

Lynn Packer es capacitador de periodismo con smartphone y consultor de noticieros de televisión y de video online en el mercado alemán. Su libro Schreiben, Drehen & Schneiden es un buen recurso para los videoperiodistas de habla alemana que filman y editan con smartphones. Está disponible para ser descargado gratuitamente en smartphoneberichterstattung.de.

Imagen principal con licencia Creative Commons en Flickr, vía AshtonPal. Otras imágenes cortesía de Packer.