En Creative Time Reports, las noticias son contadas por artistas

porAshley Nguyen
Jan 15, 2016 en Temas especializados

Tanto los periodistas como los artistas cuentan historias. Sus procesos de trabajo son, sin embargo, diferentes. 

Creative Time Reports (CTR), un sitio web multimedia, es una plataforma para que los artistas ofrezcan sus propias perspectivas acerca de los problemas que afectan a personas y lugares. El sitio permite a artistas de todo el mundo compartir sus puntos de vista sobre acontecimientos de interés periodístico a través de fotografías, videos, ilustraciones y otras formas de arte. 

¿Cómo cambiaron los sitios más populares de Estambul durante las protestas de 2013 en Turquía? CTR publicó un video de Santiago Mostyn, un artista que reside en Estocolmo, titulado May Day 2012 / May Day 2013 ("Día de mayo de 2012 / Día de mayo de 2013"). Mostyn yuxtapuso dos escenas muy diferentes. La primera, de 2012, mostraba la calle Istiklal llena de personas realizando compras y caminando tranquilamente. La segunda, de 2013, registraba a manifestantes con pancartas y banderas bajo gases lacrimógenos. 

Cuando los principales líderes mundiales lograron el acuerdo nuclear con Irán, CTR le pidió al artista y curador de Teherán Sohrab Kashani que escribiera acerca de cómo las sanciones impuestas a su país habían afectado los negocios, la salud y la vida creativa

"Solemos pensar en los artistas como personas que están en sus estudios, separados de la sociedad y del mundo", dijo a IJNet la editora en jefe de CTR  Marisa Mazria Katz. "Pero los artistas con los que trabajamos están en la calle. Interactúan. Están politizados. Tratan de hacer que la gente piense diferente acerca del mundo". 

En busca de una audiencia global

Creative Time, una organización de arte público con sede en Nueva York, se acercó por primera vez a Katz en 2011, con la idea de que los artistas cumplieran el rol de periodistas. Desde 1974 trabajan con artistas de todo el mundo para colocar sus proyectos en espacios públicos. Estos artistas están política y socialmente comprometidos, y pueden comentar las noticias de una forma en que los periodistas no lo hacen.

Aunque se trata de una periodista y editora con varios viajes en su carrera, Katz no sabía de qué manera los artistas podrían aportar sus puntos de vista a los medios masivos de comunicación. Empezó el experimento visitando distintos lugares. La idea era que CTR, surgida dentro de Creative Time, tuviera una perspectiva global, y Katz necesitaba entender qué tan libremente podían expresarse los artistas en distintos países. Decidieron difundir las piezas primero en la lengua nativa de cada artista, y luego traducirlas.

Cuando el escritor haitiano Jean-Euphèle Milcé documentó las secuelas del terremoto del 12 de enero de 2010 en un ensayo, CTR lo publicó primero en francés. La animación de la artista multimedia Pi San, que representa el sistema de educación chino durante la década del 80, tiene subtítulos en dos idiomas. 

"Teníamos la esperanza de que la gente fuese a visitar el sitio desde sus comunidades locales, y eso no iba a ser justo para las audiencias que hablan inglés", explicó Katz. 

El crecimiento a través de la asociación 

Desde su creación, CTR se ha asociado con varios medios, como Foreign Policy, Global Voices, The New Yorker y Slate. Pero buscar asociaciones no siempre fue el objetivo.  

Esto cambió a principios de 2014, cuando CTR colaboró con The Intercept para realizar un análisis visual de los sistemas de vigilancia de Estados Unidos. El fotógrafo Trevor Paglen voló en helicóptero sobre tres agencias de inteligencia de ese país, de las que existían muy pocas imágenes hasta entonces.

Paglen capturó vistas aéreas de las oficinas de cada agencia. Las fotos fueron puestas a disposición del público bajo una licencia Creative Commons, y The Intercept publicó las imágenes el día de su lanzamiento. 

"Ese trabajo tuvo tanto éxito que sentimos que realmente habíamos conseguido un enorme impacto al asociarnos con The Intercept", dijo Katz, agregando que el éxito de otra pieza realizada por el músico David Byrne y publicada en The Guardian, confirmó que crear alianzas era una buena idea.

"Habíamos perdido el ritmo, y decidimos que si lográbamos asociarnos tanto como fuera posible, sería ideal", afirmó Katz. "De esa forma, realmente podíamos llevar adelante la finalidad del proyecto: escuchar las opiniones de los artistas sobre las noticias del día. Cuando fuimos capaces de afinar y unir las piezas, nuestro número de lectores creció exponencialmente". 

Artistas, no periodistas

Los artistas reciben encargos de CTR para hacer contenidos, como ocurre con los periodistas freelance. Pero los colaboradores de CTR no están ceñidos a las mismas reglas que los reporteros. Como describió Katz, para los artistas no hay tantas barreras entre el tema a abordar y el escritor. Las fechas límite para entregar los proyectos también varían. 

"Invertimos mucho tiempo en estos contenidos", contó Katz. "No creo que un artista trabaje al mismo ritmo que un periodista, ni tampoco queremos que lo haga". 

Katz se apresuró a señalar que CTR no es un medio periodístico, aunque sí verifican la información y editan las piezas con rigurosidad. La mayoría de sus contenidos aparecen en las secciones editoriales o de opinión de medios impresos u online. 

"Obviamente, no somos considerados periodistas", agregó Katz. "Se trata de artistas".

Imagen cortesía de Creative Time Reports. Imagen principal de la editora en jefe Marisa Mariza Katz. Imagen secundaria de la Oficina Nacional de Reconocimiento en Chantilly, Virginia, tomada por Trevor Paglen.