El rastreo online de datos no perdona a los medios independientes

porAliza Appelbaum
Jun 24, 2019 en Periodismo digital
Computer

Medios y publicaciones independientes de todo el mundo están exponiendo, sin saberlo, a sus lectores y visitantes a un monitoreo invasivo y con frecuencia no consentido, según un nuevo informe publicado por el Center for International Media Assistance.

Escrito por Ayden Férdeline, becario de política tecnológica de la Fundación Mozilla, el informe examinó 50 medios de comunicación independientes de 10 países y reveló que más del 90% rastreaba datos de sus lectores.

"Los usuarios no pueden protegerse a sí mismos", dijo Férdeline en una mesa redonda celebrada en junio en el National Endowment for Democracy de Washington DC, donde compartió los hallazgos de su estudio. "Es importante que las publicaciones independientes protejan y cuiden la privacidad de sus lectores".

La mayoría de los medios de comunicación independientes utilizan un software de seguimiento para recopilar la mayor cantidad de datos posible de sus visitantes para vender publicidad dirigida. Esta publicidad es a menudo una fuente primaria de ingresos para las publicaciones pequeñas, muchas de los cuales luchan a diario por la sostenibilidad financiera.

En el último año, sin embargo, tanto legisladores como usuarios de Internet se han preocupado por la cantidad de datos que se rastrean online, lo que ha llevado a la creación de nuevas leyes para abordar el problema, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) aprobado en La Unión Europea en 2018.

Pero no todos los sitios web han adoptado tales políticas, en especial en los países del sur. Aunque GDPR se considera "el nuevo estándar global", puede ser difícil de llevar a la práctica, al igual que otras leyes similares de protección de datos, según el informe. Lo cierto es que los incentivos para cumplir con el reglamento son bajos para los países que no están sujetos a su jurisdicción, especialmente cuando el incumplimiento puede ser financieramente lucrativo.

A menudo se engaña a los usuarios con el botón "compartir", dijo Férdeline. Los lectores piensan que solo están haciendo clic en un enlace para compartir una historia a través de Facebook o Twitter, pero el software de seguimiento a menudo está incrustado en el código del enlace. Ese clic podría traer consigo a otras 20 empresas que rastrean y recopilan datos, sin el conocimiento del lector.

Entre los medios de comunicación encuestados en el informe, aproximadamente el 15% de los dispositivos de seguimiento no pudieron rastrearse. Eso significa que los usuarios no saben quién está rastreando o recolectando sus datos personales, dijo Férdeline.

El informe revela que los dispositivos de seguimiento encontrados en sitios web de medios independientes rara vez piden consentimiento para rastrear datos. Sin embargo, hay varias medidas que las publicaciones pueden adoptar para respetar la privacidad de los usuarios, como el contenido de alojamiento propio. Otras medidas, como usar campañas de anuncios internos en lugar de anuncios de terceros, también ayudarían a mitigar el riesgo, pero los costos pueden ser prohibitivos para un medio de comunicación independiente que carece de los recursos con que cuenta uno más grande.

Buena parte de la discusión en el evento de junio se centró en cómo los usuarios pueden defenderse mejor a sí mismos, especialmente cuando las grandes empresas de tecnología controlan gran parte del tráfico de Internet en tanto la gente hace clic en enlaces de terceros como Twitter o Facebook.

Nathalie Maréchal, una de las panelistas y analista de investigación senior en Ranking Digital Rights, argumentó que debido a que las grandes empresas de tecnología están presionando contra la regulación, los consumidores deben educarse mejor y defender sus propios intereses.

"Estas empresas no van a comenzar a respetar los derechos de privacidad porque se lo pidamos amablemente", dijo Maréchal. "Ya pasó el momento de preguntar amablemente y autorregularnos. Necesitamos regulaciones contundentes, necesitamos que se cumplan, y lo necesitamos ahora”.


Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía John Schnobrich.