El periodismo “lento” aporta profundidad y matices a las historias complejas

por Clothilde Goujard
Feb 13, 2017 en Temas especializados

Paul Salopek ha estado caminando durante los últimos cuatro años, y tiene otros seis por delante.

Su proyecto, Out of Eden Walk, es un “experimento de periodismo ‘lento’ de una década de duración”, para cubrir historias importantes que van desde la migración masiva a la innovación tecnológica de principios del milenio.

Salopek era el jefe de la oficina africana del Chicago Tribune. Como la mayoría de los periodistas, trabajó en varias historias diferentes en distintos puntos del continente.

"Me bajaba del avión y hacía una historia sobre la guerra en Sierra Leona y luego saltaba a otro avión para hacer una historia sobre la migración en la frontera de Zimbabwe y Sudáfrica", dice Salopek, hoy miembro de National Geographic.

Ponía las historias en "cajas pequeñas" con "límites bien demarcados para que los lectores pudieran comprenderlas".

Pero hoy se pregunta sobre sus trabajos anteriores y cómo escribiría esas mismas historias ahora.

Y después de cuatro años siguiendo los pasos de los primeros humanos en una de las rutas migratorias más antiguas, se dio cuenta de las múltiples conexiones que existen: los vínculos entre una historia de piratería y una historia científica, o entre una historia ambiental y una historia de guerra.

Para él, descubrir esas conexiones tiene que ver con reportear de manera más lenta. "Me muevo a 5 kilómetros por hora; es como una oficina nómade de corresponsales extranjeros", explica.

Las historias internacionales pueden ser complejas de captar y contar. Y los periodistas no suelen tener el lujo del tiempo, aunque éste les permita pintar una imagen más matizada de las situaciones complejas.

Durante la crisis de refugiados, los titulares sobre el número de barcos que se hundían o desembarcaban en Grecia eran comunes y brindaban una narración digna pero incompleta de la migración forzada.

“Tal como se cubrió en los dos últimos años, la crisis de refugiados parecía un hecho aislado", dice Aryn Baker, corresponsal de la revista Time en África. "Siempre se hace hincapié en los números. Lo que nos falta es el lado humano de la historia".

Baker, junto con Francesca Trianni, productora de video de Time Magazine, y Lynsey Addario, una reconocida fotoperiodista, se unieron para contar historias sobre los refugiados en Europa a través de la vida de cuatro bebés y sus madres. Para su proyecto de un año de duración, Finding Home, están publicando textos, videos y fotos en la versión impresa del Time, en una página web y en las redes sociales.

Pero el proyecto era osado.

"Todo el mundo está tratando de leer historias de 700 palabras o menos para que quepan en la pantallas de su iPhone, y nuestra propuesta requiere la lectura de artículos de 3.000 palabras y seguir en tiempo real una historia que va a tomar un año”, Dice Baker. "Le estamos pidiendo muchos a nuestros espectadores, pero creo que es realmente necesario comprender las complejidades del problema de los migrantes".

Proyectos como Out of Eden Walk de Salopek requieren un gran compromiso por parte de sus audiencias. Y utilizan las redes sociales no solo para mantener interesado a su público, sino también para agregar más detalles a la historia.

"Intentamos hacer que la gente sienta como si estuviera en este viaje con nosotras", dice Trianni. "Es algo que los periodistas hace 20 años nunca hubieran hecho".

Trianni describe la cuenta de Instagram de Finding Home como un "diario". Más de 7.000 personas están siguiendo a los personajes de la historia. Los seguidores son particularmente participativos, ofreciendo sugerencias, oraciones y pensamientos.

Salopek ha notado un interés similar. Señala que todos los comentarios sobre sus historias son reflexivos, “lo que es extraordinariamente raro”.

Cuando empezó a planear Out of Eden Walk, pensó en ser un “purista” y no usar las redes sociales. Pero pronto vio el potencial de usarlas subversivamente para que los lectores permanezcan interesados en un proyecto tan largo. Hoy Salopek publica una imagen casi todos los días para recordar a los lectores el sentido que conecta a sus narraciones.

National Geographic también está trabajando en una herramienta de traducción que permitirá a los usuarios traducir las historias de Salopek a muchos más idiomas, incluyendo los de los países donde está caminando.

Proyectos como Out of Eden Walk y Finding Home necesitan muchos recursos para funcionar, pero Trianni cree que valen la pena porque "el periodismo a largo plazo te lleva a lugares que nunca habrías imaginado”.

Imagen principal y tercera imagen de Aryn Baker (izquierda a derecha: Aryn Baker, Lynsey Addario y Francesca Trianni), cortesía de Baker. Segunda y cuarta imagen de Paul Salopek y John Stanmeyer para National Geographic.

Sigue Out of Eden Walk en tiempo real aquí.