Desafíos al cubrir las manifestaciones antidemocráticas en Brasil

Sep 19, 2021 en La seguridad del periodista
Brazilian flag printend on an face mask

El día de la independencia de 2021 en Brasil será más recordado por las manifestaciones antidemocráticas que ocurrieron país. El presidente Jair Bolsonaro pronunció discursos atacando al Tribunal Supremo y amenazando a sus miembros. Sus partidarios, a su vez, salieron a las calles.

La crisis incitada por el presidente contra los poderes legislativo y judicial tiene consecuencias directas para el periodismo brasilero.

Aunque las manifestaciones atrajeron a menos gente de la esperada, muchos partidarios del presidente salieron con pancartas exigiendo una intervención militar, que se cierre el Tribunal Supremo y que vuelva el AI-5, en referencia a una ley de 1968 promulgada por la dictadura militar que cerró el Congreso brasileño y las Asambleas de los Estados, y legalizó la censura.

Todas esas demandas son inconstitucionales.

Cubriendo con cautela

Los periodistas que cubren los actos antidemocráticos sienten la tensión en el aire. "Yo evitaría usar cualquier cosa que te identifique como prensa", dice Leandro Demori, periodista de The Intercept Brazil, y añade: "Es fundamental que las redacciones ofrezcan protección a su staff".

TV Globo, en la capital del país, Brasilia, ya opta por no mostrar insignias de la organización en su personal o equipo. Las identificaciones de prensa suelen retirarse cuando los empleados están fuera.

"Mi primer consejo para los que están trabajando en este momento es que se informen lo más posible para que no les tome por sorpresa. Traten de pasar desapercibidos para no exponerse y lleven zapatillas cómodas", aconseja Raquel Porto Alegre, reportera de GloboNews, quien cubrió las últimas manifestaciones desde el techo de la Biblioteca Nacional, donde pudo observar a los partidarios del presidente a lo largo de la Explanada de los Ministerios.

"Nos han insultado en la calle: la gente siempre nos agrede de una forma u otra. Y las directrices de nuestra organización dicen que debemos abandonar el lugar inmediatamente siempre que nos sintamos en peligro", dice Porto Alegre. "Creo que es muy difícil trabajar en estas condiciones. Siento que estoy constantemente en alerta máxima. Nunca sabemos lo que puede pasar. Siempre hay tensión en el aire".

[Lee más: Recomendaciones para sobrellevar coberturas angustiantes y traumáticas]

 

De acuerdo con el Sindicato de Periodistas de Brasilia, al menos diez periodistas, reporteros gráficos y camarógrafos fueron agredidos mientras cubrían las manifestaciones del 7 de septiembre. Algunos trabajadores fueron escoltados por la policía para salir del tumulto, y otros fueron cacheados y humillados en público.

Los partidarios del presidente continuaron la intimidación al día siguiente. Los periodistas de dos cadenas de televisión se vieron obligados a abandonar el edificio del Ministerio de Sanidad en Brasilia con escolta policial.

De acuerdo con el sindicato de periodistas de Brasil, el problema se agrava porque el personal policial no es suficiente para manejar las protestas y numerosos agentes son benévolos con los partidarios de Bolsonaro. "Vamos a enviar registros de los partidarios del presidente en acción al Departamento de Seguridad Pública y exigiremos que se tomen medidas", dijo Juliana César Nunes, directora de organización del sindicato.

La entidad está presionando a las instituciones pertinentes para que los periodistas reciban protección y se les garanticen condiciones de trabajo seguras. A raíz de una denuncia del sindicato, la Fiscalía Federal reconoció que los periodistas corren riesgos en el Palacio de la Alvorada (residencia del presidente), y exigió al gobierno federal que tomara las medidas oportunas.

[Lee más: Recomendaciones para cubrir agrupaciones de extrema derecha]

Una guía práctica sobre la seguridad en el periodismo

La red de periodistas Jornalistas Livres ha publicado una guía de seguridad para los profesionales de los medios de comunicación que cubren los disturbios en Brasil. "Queremos que esta guía tenga una amplia difusión para que la cobertura de las manifestaciones se convierta en una actividad más segura en momentos en que los medios están sometidos a una fuerte opresión", ha declarado Marcelo Cricci, quien elaboró el documento junto con sus compañeros Eduardo Tkacz y Laura Capriglione.

Algunas recomendaciones de Jornalistas Livres:

  1. Lleva contigo una identificación en todo momento.
  2. Di a tus amigos dónde estás. Preferiblemente, ve acompañado.
  3. Asegúrate de que tu teléfono esté cargado. Lleva contigo un cargador portátil.
  4. Ten mucho cuidado de que no te roben el teléfono: es tu herramienta de trabajo esencial.
  5. Si la policía ataca a alguien, nunca mires en su dirección. Deja que la cámara de tu teléfono "mire" y registra la acción.
  6. Utiliza una placa de Jornalistas Livres.
  7. No discutas con los policías.
  8. Si los partidarios de Bolsonaro te provocan, no muerdas el anzuelo.
  9. En caso de que un agente de policía ataque a alguien o a un grupo de personas, anota la matrícula del coche de policía, el nombre del agente y el número de identificación del batallón, que suele estar impreso en el vehículo y/o en el uniforme.
  10. En caso de que te detengan, di tu nombre en voz alta, para que tus compañeros puedan encontrarte después.
  11. Nunca te alejes cuando un compañero esté siendo detenido. Mantén la calma y acompáñalo.
  12. Ten a mano el número de teléfono de la Comisión de Derechos Humanos y utilízalo cuando sea necesario.  
  13. Un agente de policía no puede quitarte el teléfono y borrar las imágenes. Si se produce una situación así, dirígete a la comisaría y ponte en contacto con abogados activistas. Nunca entregues tu teléfono.

Foto de Gerd Altmann en Pixabay.