Consejos para solicitar subvenciones para proyectos periodísticos

porDjordje Padejski
Jul 13, 2015 en El ABC del periodista

Muchos periodistas que intentan desarrollar sus ideas innovadoras buscan recursos financieros. Aun en la redacción de una propuesta, crear una solicitud para una subvención puede ser una tarea difícil para un periodista.

Sabemos usar nuestras carismáticas habilidades narrativas, pero redactar una solicitud de subvención no es escritura creativa. No es poesía. Las ideas deben ser presentadas de manera clara y concisa, de forma de que quienes te financiarán se puedan dar cuenta rápidamente de cuál es tu propuesta.

Aquí te damos 15 consejos para preparar una propuesta de subvención eficaz desde una perspectiva periodística.

1. Sé un periodista

Investiga sobre el tema que vas a abordar. Actúa como si solicitar fondos se tratara de una historia que estás cubriendo para el medio en el que te desempeñas. Busca proyectos similares, mira sus carencias, errores y éxitos. Hay muy buenas herramientas que puedes usar, además de Google, para buscar subvenciones y fondos, como el Foundation Center search tool (que requiere suscripción), el Pivot alert (también por suscripción) o Guide Star (gratuito). Entiende la perspectiva del financiador. ¡Aprende y toma nota!

2. Lee las instrucciones

Lee con mucho cuidado las instrucciones antes de enviar tu propuesta. Tal vez el fondo que estás considerando no sea el apropiado para ti. Entérate más sobre el fondo a través de los proyectos que ha apoyado. A veces puedes adaptar tu idea para que se acomode a los requerimientos específicos, a veces no. Es como trabajar con distintos editores en una redacción: siempre habrá alguno al que no le gustarán tus historias.

3. Boca a boca

¿Conoces a alguien que ganó una subvención de la fundación a la que le presentarás tu propuesta? Háblale. Pídele una entrevista. Tal vez pueda aconsejarte. Los beneficiarios siempre tienen información de primera mano sobre lo que hace y no hace el financiador. A la gente le gusta hablar de su trabajo, especialmente con un periodista.

4. Dilo en una sola oración

La descripción de tu proyecto debería entrar en una oración y no tener más de 15 o 20 palabras. Debería ser como un breve copete. Incluso los proyectos más innovadores pueden ser definidos brevemente y descriptos con claridad. ¿Qué quieres hacer o desarrollar exactamente? ¿Piensas producir una aplicación para iPhone, lanzar una serie de eventos o hacer que tu audiencia crezca en Europa?

5. Define un problema o una necesidad

Una definición clara del problema que vas a abordar es la clave para explicar cualquier gran propuesta. De cualquier modo, siempre prioriza la solución antes que el problema. A los financiadores les gusta saber cuál fue el problema que inspiró tu idea, pero también están muy interesados en cómo vas a enfrentarlo.

6. Establece una solución lógica entre el problema y la solución

Suena obvio, pero no conectar el problema con la solución es una falla muy común en las solicitudes de subvenciones. Piensa en cómo la solución que propones responde al problema que definiste. No pongas el énfasis en temas que no abordarás en tu propuesta. No necesitas dar un pantallazo general del estado de situación. En ese sentido, elaborar una solicitud se diferencia mucho del periodismo.

7. Identifica claramente a la competencia

No hay nada de malo en mencionar organizaciones o proyectos que son similares al tuyo. Demuestra que estás familiarizado con los desafíos. Asegúrate de explicar por qué tu perspectiva es diferente de las que ya existen. Si estás construyendo sobre trabajos o ideas previas de otros, está bien. Nadie espera que reinventes la rueda. Incluso es altamente recomendable referirte a un proyecto similar que ya ha sido financiado por la persona u organización a la que le estás presentando tu propuesta.

8. Ejemplos, ejemplos, ejemplos

Haz referencia a cosas con las que la gente esté familiarizada. El subtítulo de mi campaña de crowdfunding en Kickstarters era: “FOIA Machine es como el TurboTax para los registros de gobierno”. Así quedaba claro que el proyecto guiaba a los usuarios a completar los requisitos de la FOIA (Ley de Libertad de Información, por su sigla en inglés), de la misma forma que TurboTax guía a la gente a pagar sus impuestos. Como por lo general presentarás ideas abstractas, ayudará mucho si las ilustras con ejemplos concretos.

9. Incluye recursos visuales y enlaces

Agrega recursos visuales cada vez que puedas. Incorpora enlaces a prototipos o ilustraciones que ayuden al lector a entender mejor tu proyecto. Y, en lugar de notas a pie de página, puedes agregar hipervínculos para respaldar lo que dices.

10. Planifica las fases 

Desarma tu idea en fases: sé realista respecto de lo que es posible en las diferentes etapas de tu proyecto. Naturalmente, todo proyecto tiene un comienzo, un desarrollo y un desenlace, como un artículo periodístico. Deja tiempo suficiente para poner en marcha el proyecto y, por ejemplo, contrata a un desarrollador. La fase final debería incluir la recolección y presentación de retroalimentaciones. Si estás construyendo un prototipo, explica en detalle las fases. Si estás organizando un evento, piensa en todas las cosas que necesitarás hacer antes: reservar un lugar, conseguir oradores, armar una agenda, enviar invitaciones, etc.

11. Recursos

Sé realista respecto de lo que realmente tienes y lo que necesitas para ejecutar tu proyecto. ¿Necesitas cinco o 10 personas en tu equipo, full-time o part-time? Tus amigos pueden ser un gran recurso, pero no seas demasiado optimista creyendo que al final de todo vendrán a ayudarte. Encuentra un equilibrio para asegurarte de que podrás cumplir con tus promesas. No prometas de más, ni de menos.

12. Presupuesto

El dinero que estás pidiendo debería coincidir con las actividades que estás planeando y los recursos que necesitarás. ¡Y debería ser congruente! No olvides incluir todos los costos, y revisa todo dos veces: las exageraciones en el presupuesto o errores matemáticos pueden socavar tu posición. Si eres el director del proyecto, asegúrate de destinarte dinero a ti mismo, pero no te gastes la mitad del presupuesto en tu salario.

13. Detalles

Sé tan meticuloso y preciso como sea posible. Usa verbos fuertes y activos. Escribe en un lenguaje simple. Evita expresiones como “podría convertirse” u otras oraciones ambiguas y abstractas. Utiliza hechos, datos y un lenguaje directo.

14. La mejor persona y el mejor equipo

Necesitas convencer a quienes leerán tu propuesta de que tú y tu equipo tienen las habilidades y los antecedentes necesarios para el proyecto. Algunos financistas son muy claros cuando afirman que “no financiarán una propuesta para construir una herramienta para periodistas o para reinventar el sistema de contratación pública si nadie en el equipo comprende dichos espacios”. Por lo tanto, asegúrate de resaltar tus antecedentes y referencias. Adjunta cartas de recomendación y pídeles a quienes las escriban que cuenten por qué tu idea es importante.

15. Visión

Intenta integrar tu visión global en la propuesta. Ten cuidado de no prometer de más. Pocos proyectos son pasibles de “empezar una revolución” o “cambiar el mundo” por sí solos.

Djordje Padejski es líder interino de impacto del programa de becas de periodismo JSK de Stanford. Síguelo en Twitter: @djordjepadejski.

Este post fue publicado originalmente en el blog de JSK y es reproducido en IJNet con permiso.

Imagen principal con licencia Creative Commons en Flickr, vía Jennifer Morrow.