Consejos para periodistas que trabajan con informes e indicadores sobre desarrollo

porSam Berkhead
Mar 3, 2016 en Temas especializados

Como los periodistas, las organizaciones y los expertos en desarrollo a menudo tienen la necesidad de medir y evaluar el impacto de su trabajo. Pero mientras que los periodistas usan analíticas y medidores de atención, las organizaciones de desarrollo evalúan su impacto en la forma de estudios y trabajos de investigación densos y largos.

Sabiendo esto, ¿cómo pueden los periodistas mejorar sus coberturas sobre las evaluaciones de impacto de las organizaciones de desarrollo? ¿Y cómo pueden utilizar datos para evaluar mejor el impacto de los proyectos de desarrollo y averiguar si estos están realmente funcionando en sus respectivos países?

Un webinario reciente de impactAFRICA, organizado por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés) y Code for Africa, en asociación con el El Fondo para la Evaluación Estratégica de Impacto (SIEF, por su sigla en inglés) del Banco Mundial, ofreció algunas ideas. Estos consejos no son útiles solamente para los periodistas que cubren temas de desarrollo; cualquiera que cubra investigaciones y estudios actuales puede recoger las lecciones del webinario.

A continuación, nuestro resumen:

Identifica las banderas rojas

Antes de informar sobre cualquier estudio, los periodistas deberían saber cómo identificar señales de advertencia que podrían sesgar una historia y tergiversar la realidad de los resultados de un programa, explicó Dave Evans, economista senior en la oficina de economía de la región africana del Banco Mundial.

Los estudios que carecen de una comparación entre el impacto del programa y lo que habría sucedido sin él se basan probablemente en una comparación de antes/después, y son por lo tanto menos confiables, dijo. Los estudios con muestras pequeñas también son problemáticos, ya que solo reflejan una pequeña parte de los esfuerzos de desarrollo.

Por ejemplo, poco después de que Liberia se declarara libre de ébola el año pasado, la Casa Blanca publicó un comunicado de prensa “dándose buena parte del crédito por ello”, dijo Evans. Sin embargo, la declaración no explicaba por qué la Casa Blanca creía que había sido su programa en particular el que había erradicado el virus.

"No estaba en absoluto claro cuál era la relación de causalidad, qué habría pasado sin su programa, o por qué creían que su programa fue el que hizo la diferencia", dijo Evans.

Comprende la diferencia entre correlación y causalidad

Los periodistas deben ser capaces de distinguir entre correlación y causalidad al escribir sobre los datos del impacto de los programas de desarrollo.

Una correlación es una simple declaración de la relación entre dos variables, como afirmar que las mujeres ganan salarios más bajos que los hombres. Una relación de causalidad indica la causa de la correlación: las mujeres ganan salarios más bajos que los hombres porque son discriminadas en sus lugares de trabajo. Si bien tanto las correlaciones como las causalidades tienen sus ventajas, Evans subrayó la necesidad de tener pruebas sólidas antes de hacer una afirmación causal.

“Es importante que no hagamos una afirmación causal, que no digamos 'la razón de esta correlación es debido a cierta acción de un individuo o un grupo de personas', a menos que tengamos evidencia de ello, y ahí es donde entran de nuevo las evaluaciones de impacto”, sostuvo.

Cuenta historias individuales que reflejen la magnitud el cambio

"Las mejores coberturas periodísticas que he leído cuentan historias individuales de personas que se benefician de los programas de desarrollo, o de otras que no lo hacen", dijo Evans.

Si bien podría tener sentido para un periodista contar la historia más excepcional de un estudio de evaluación de impacto, hacerlo no reflejará los resultados de este con precisión. Por ejemplo, una historia sobre un individuo que se benefició de un programa que, en definitiva, dio resultados tibios a otros destinatarios de la ayuda, no representará con imparcialidad su eficacia.

"Si realmente queremos destacar la historia de alguien que se ha beneficiado, debemos balancear la información con el testimonio de otra persona que refleje mejor el efecto promedio del programa" dijo Evans.

Comunícate con los autores del estudio de impacto

Por último, Evans señaló que los periodistas que informan sobre las evaluaciones de impacto de los programas de desarrollo siempre deben hacer un esfuerzo para contactarse con los autores del estudio. Esto permitirá a dichos autores aclarar cualquier detalle de su evaluación, y a su vez te asegurarás de no malinterpretar los resultados. Evans dijo que es fácil encontrar la información de contacto de los autores, ya que casi siempre se publica en sus sitios Web.

“Obviamente, eres un periodista independiente. No estás obligado a repetir exactamente lo que los autores dicen. Pero su aporte puede ser muy valioso y te servirá para realizar una cobertura precisa”.

Puedes ver el webinario completo a continuación (en inglés):

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía USAID U.S. Agency for International Development.