Consejos de una periodista ganadora del premio Pulitzer sobre cómo cubrir pobreza

por Lindsay Kalter
Sep 10, 2012 en Miscellaneous

Reflejar las complejidades del sufrimiento humano en un reportaje es una tarea de enormes proporciones.

Adentrarse en problemas sociales difíciles, como la pobreza, requiere una conciencia emocional y una finura interpersonal que una noticia promedio no requiere.

En una sesión de preguntas con la revista de arte y política Guernica, la periodista ganadora del Premio Pulitzer y autora del libro Behind the Beautiful Forevers: Life, death, and hope in a Mumbai undercity, Katherine Boo, analiza algunos de estos desafíos y ofrece consejos para los periodistas que cubren comunidades desfavorecidas.

A continuación, los puntos destacados por IJNet:

Evita conformar

Los periodistas a menudo se acercan a organizaciones de servicios sociales y organizaciones no gubernamentales (ONGs) para pedirles hablar con las personas que ayudan. No es una buena estrategia, dice Boo. "Sirve para armar la historia, pero crea un imagen desigual en el cual casi todos los pobres en los reportajes están involucrados con una ONG que les ayuda." En cambio, dice, trata de encontrar fuentes que puedan proporcionar una imagen más exacta de la zona, su situación económica y el número real de individuos logrando salir de la pobreza.

Observar más que preguntar

Entrevistar a personas que viven en la pobreza puede ser un desafío, ya que pueden temer decir algo equivocado, dice Boo. ¿La solución? Hablar menos. "Escuchar y observar a menudo funciona mucho mejor [y] revela mucho más sobre la complejidad de una persona que las respuestas que dan a las preguntas sobre sí mismos."

Explora el área

Incluso si estás enfocándote en un área muy específica dentro de una comunidad, familiarizarte con toda la ciudad ayuda a proporcionarte un contexto social y económico, dijo Boo. Cuando estaba reportando en el barrio marginal de Annawadi en Bombay, Boo se esforzó en salir de su área de enfoque para conocer mejor toda la ciudad. "Es una ciudad que hasta hace 11 años era desconocida para mí, y está cambiando todo el tiempo, así que realmente tenía que explorarla, aprender sobre ella", dijo Boo.

Revela la persona en su totalidad

Un error común que cometen los periodistas al reportar sobre las personas que viven en la pobreza - o sobre cualquier población marginal - es la tendencia de crear una narrativa en la cual los sujetos son santos, "perfectos en su propio sufrimiento." Esto construye una pared entre esas personas y la audiencia, dijo Boo, haciendo imposible el dar una descripción precisa de la situación. En cambio, revela más matices. En su libro, cuando ella proporciona un perfil de una fuente de nombre Abdul, incluye los defectos que le hacen humano. "Él es tímido, él es egoísta, no habla mucho. Incluso su propia familia lo considera sin encanto. Pero cuando el lector se encuentra con él, sienten que es una persona real, que no es una construcción", dijo Boo.

Para leer la entrevista completa, haz clic aquí.

Fotografía cortesía de Morguefile .