Colectivo de periodistas brasileños verifica noticias religiosas

porJeferson Batista
Jul 7, 2020 en Cobertura del coronavirus
Logo do coletivo Bereia

Bereia, un colectivo brasileño de verificación de información creado en 2019, busca "separar la paja del trigo" en el terreno de los medios religiosos. La iniciativa, conformada por periodistas, investigadores y estudiantes de comunicación, voluntarios vinculados al medio cristiano, verifica diariamente la veracidad del contenido publicado en medios de inspiración religiosa y en los perfiles de redes sociales de personalidades cristianas, especialmente políticos e influencers.

“Queremos plantear la reflexión de que el hecho de que sean religiosos no los exime de difundir ni de aceptar contenido engañoso o no informativo. Creemos en la importancia de hablar sobre este tema en el universo cristiano y crear una conciencia crítica dentro de ese grupo”, dijo la periodista Magali Cunha, directora general del colectivo, y agregó que el servicio de verificación especializado en sitios religiosos no tiene precedentes en el mundo.

El nombre del colectivo hacer referencia ciudad griega Bereia, mencionada en el libro bíblico de los Hechos de los Apóstoles, texto que narra la obra de evangelización de los primeros seguidores de Cristo. En la Biblia, los judíos nacidos en Bereia revisaron las Sagradas Escrituras para verificar que las predicaciones del apóstol Pablo fuesen correctas.

Brasil es el país más cristiano del mundo: el 81% de la población está conectada al cristianismo, según una encuesta de 2019 realizada por el Instituto Datafolha. Los voluntarios de la iniciativa de verificación religiosa, por lo tanto, actúan como una especie de "bereanos contemporáneos", revisando los discursos cristianos que hoy van mucho más allá de los sermones y ganan espacio en medios digitales, en formatos de audio, texto e imágenes. .

La religión en el debate público brasileño

El Congreso de Brasil tiene al menos 419 diputados y senadores vinculados a los frentes parlamentarios evangélicos o católicos. En el Poder Ejecutivo, hay cinco ministros de Estado con una fuerte identidad religiosa, sin contar al Presidente de la República, Jair Bolsonaro, quien ya se ha declarado públicamente como "terriblemente cristiano". Teniendo en cuenta la presencia de estos actores en la política del país, el colectivo de verificación también se dedica a chequear información y declaraciones de personas con afiliación religiosa en la función pública.

El equipo del colectivo, compuesto por 10 voluntarios, realiza rondas diarias en sitios web, portales y perfiles de redes sociales. Cuando se encuentran noticias sospechosas, se lleva a cabo un proceso de verificación que pasa por diferentes fuentes en busca de una respuesta y luego, antes de su publicación en el sitio web, los contenidos se clasifican como verdaderos, inexactos, engañosos, no concluyentes o falsos. El proyecto también tiene un canal abierto en WhatsApp para pedir solicitudes de verificación.

Los chequeos son variados. Una verificación muestra que la noticia de que China está demoliendo iglesias para contener el avance del cristianismo es imprecisa. Otra brinda una prueba más de que la vinculación del ex diputado Jean Wyllys con el ataque al presidente de Bolsonaro es falsa.

Charge sobre notícias falsas: Verdade: penso, logo existo. Pós-verdade: acredito, logo estou certo.
Crédito: Coletivo Bereia.

El COVID-19 en los medios religiosos

Un video chequeado en el que un destacado pastor brasileño ofrece semillas que curan el COVID-19 es solo un ejemplo de cómo la pandemia actual ha sacudido a los medios religiosos, convirtiéndolos así en un territorio muy explorado por Bereia en este momento. Según Cunha, para quien la relación entre coronavirus, religión y noticias falsas es muy fuerte, algunos grupos cristianos y católicos son muy aficionados a relativizar la enfermedad u ofrecen curas y señalan la eficacia de medicamentos populares. Hasta ahora han hecho más de 20 verificaciones sobre el nuevo coronavirus.

[Lee más: Los temas y formatos que se eligen para desinformar sobre el COVID-19]

Política, género y persecución religiosa dominan el contenido engañoso

Aunque existen portales de noticias religiosas confiables en Brasil que brindan un importante servicio de información a sus lectores, las noticias falsas o engañosas circulan fácilmente entre algunas redes religiosas, y WhatsApp es uno de los espacios privilegiados para la circulación de ese tipo de contenido.

Las búsquedas de Bereia identificaron tres temas principales utilizados en la producción de ese material. El primero tiene que ver con política nacional e internacional, que generalmente reúne contenidos no informativos en apoyo a los gobiernos de Brasil, Estados Unidos e Israel y contra países clasificados como "socialistas". El segundo tema es la sexualidad y el género, un bloque formado por contenidos falsos o engañosos sobre derechos humanos, derechos de las mujeres y de la población LGBTQI+. Finalmente, el tercer tema que más surge es la idea de que los cristianos están siendo perseguidos, con un predominio de contenido exagerado, sensacionalista y distorsionado.

Investigadora en el Laboratorio de Antropología de la Religión en la Universidad Estatal de Campinas, Brenda Carranza es una de las 10 asesoras editoriales de Bereia, entre quienes hay periodistas, teólogos y científicos sociales “Creo que debido al tipo de contenido, este consejo interdisciplinario suma; el mismo caso puede ser discutido en diferentes áreas por personas que trabajan con el mismo tema, la religión”, dice. Especializada en estudios de religión y género, a Carranza le llama la atención la relevancia que las cuestiones de sexualidad y género adquieren en el contexto del contenido falso o engañoso, utilizado para "destruir cualquier posibilidad de discutir el feminismo y los derechos de las mujeres".

El colectivo cuenta con el apoyo de la organización evangélica Paz e Esperança, que ha puesto a disposición recursos para el lanzamiento del sitio web y una editora ejecutiva. Según Cunha, el objetivo es obtener financiamiento para que Bereia pueda crecer e incluso remunerar a los verificadores, que por ahora hacen el trabajo de manera voluntaria.


Jeferson Batista es un periodista y antropólogo brasileño que reside en Campinas, São Paulo. Trabaja como freelancer para diferentes medios y cuenta historias sobre ciencia, religión, diversidad y derechos humanos. Síguelo en Twitter: @batistaje_.

 Imagen principal: logotipo del colectivo Bereia.