Cómo se pueden utilizar periodísticamente los contenidos generados por usuarios

por Chia Lun Huang
Apr 1, 2016 en Miscellaneous

Los testigos equipados con smartphones han cambiado drásticamente el proceso de recolección de noticias. Trabajar con estos periodistas ciudadanos de manera rápida y eficiente se está convirtiendo en una ventaja competitiva para los medios.

“Los testigos no necesitan que los medios publiquen su contenido. Tienen acceso a las redes sociales para publicar lo que quieran”, dice Fergus Bell, consultor de noticias en Dig Deeper Media y ex editor de redes sociales y contenidos generados por usuarios de AP.

“Mientras mejor planees cómo trabajar con tu audiencia para recibir contenidos a los que puedas agregar contexto, más posibilidades hay de que recurran a ti en lugar de postearlos en una plataforma o de que se los envíen a un competidor”, dice.

A continuación, un resumen de la entrevista que mantuvimos con Bell.

¿Cuál cree que es la diferencia entre el contenido generado por el usuario y el trabajo periodístico?

No hay ninguna diferencia real entre el contenido creado por testigos presenciales y el de los periodistas. En la cobertura de noticias de última hora, especialmente si el periodista no ha llegado todavía, los testigos presenciales capturan lo que el periodista habría capturado, a menudo sin cámaras profesionales. La diferencia llega cuando ese contenido pasa a través de un proceso editorial.

El debate sobre la diferencia entre periodistas y testigos es viejo. Buscar las diferencias no es la manera de avanzar; la manera de avanzar es buscando el modo de trabajar juntos.

¿Por qué es importante trabajar juntos?

El proceso de recolección de noticias se está volviendo más transparente y abierto. Nos guste o no, todos pueden ver cómo lo hacemos. Nuestros lectores suelen tener acceso al mismo material que nosotros, a exactamente el mismo tiempo. De igual modo, todos se enterarán si le faltamos el respeto a los proveedores de contenido, lo que puede ser peligroso para los medios.

Los valores tradicionales de la búsqueda de noticias no se han replicado en el espacio digital. Si seguimos manejándonos de la forma en que venimos haciéndolo, especialmente de forma irrespetuosa, será insostenible. La búsqueda de noticias digitales debe llevarse a cabo de la misma manera que la de las noticias impresas: tienes que comprobar el hecho, tienes que construir confianza, tienes que cultivar relaciones y debes hablar con fuentes para obtener la noticia. Eso no se está haciendo.

¿Es decir que muchos medios están publicando sin tener ese cuidado?

Se trata de tener estándares éticos y prácticas digitales, que incluyen chequear la noticia y no estar bajo presión. Si un contenido no cumple con el estándar, debes ser capaz de decidir no publicarlo. Muchos no lo hacen, y eso está arruinando nuestra reputación. Es por eso que vemos tantas noticias falsas y correcciones.

Si tienes tus estándares y prácticas en su lugar, podrás recalibrar las expectativas de tu audiencia. Si haces las cosas bien, pondrás presión sobre tus competidores, porque serás el medio en el que la gente confía.

¿Cómo debería ser nuestra relación con los testigos? ¿Cómo debería pagarse el contenido generado por el usuario?

Cuando le pedimos contenido a un testigo, lo más importante es, en primer lugar, considerar su seguridad y estado emocional. Si estamos buscando material de un evento peligroso, como un tiroteo o un desastre natural, necesitamos tener en cuenta los riesgos que el testigo puede correr para obtenerlo.

También debemos considerar las intenciones del creador del contenido. ¿Lo hizo, por ejemplo, para compartir con sus amigos? Y necesitamos informarle acerca de las posibles consecuencias. Por último, necesitamos respetar el derecho del creador del contenido y darle una compensación justa.

En lugar de hablar de pago, tenemos que hablar de compensación. Es justo que la gente que creó el contenido sea compensada, sobre todo si los medios de comunicación están monetizando ese contenido, pero eso no siempre significa dinero. Puede significar reconocer que una persona ha creado el contenido, acreditándola en la pantalla, nombrándola, comunicándose con ella para saber de qué modo quiere que su contenido sea visto. Si la persona espera cobrar y el medio no puede pagar, me parece justo que le pida al medio que su contenido pueda ser incrustado pero no descargado.

¿Cómo cree que evolucionará esta situación en el futuro?

Hay mucho conocimiento compartido acerca de nuevas técnicas de edición, nuevas formas de distribución, nuevo periodismo, analíticas, nuevas maneras de hacer periodismo... pero no estamos colaborando lo suficiente con conocimientos de base.

Los estándares periodísticos han evolucionado con el tiempo y han sido adoptados por todas las organizaciones de noticias, por ejemplo, en la manera de proteger a las fuentes. Ahora hay nuevas normas que deben adoptarse. Todo el mundo está tratando de resolverlas por su cuenta, y si trabajáramos juntos solucionaríamos el asunto más rápidamente, lo que nos permitiría centrarnos solamente en cómo sobrevivir y ser competitivos.

Este post fue publicado originalmente en el blog del World Editors Forum y es reproducido en IJNet con permiso. Chia Lun Huang es una periodista multimedia de la World Association of Newspapers and News Publishers (WAN-IFRA).

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Melissa Barra.