Cómo hacer que los datos enriquezcan tu narración

porJenny Manrique
Feb 26, 2016 en Periodismo de datos

Las historias son más convincentes si incluyen análisis y datos. Al mismo tiempo, una manera eficaz de atraer al público al presentar datos digitales complejos es incluir historias personales y anécdotas de la vida real. Un grupo de narradores de datos discutieron estos temas en la conferencia Data on Purpose, organizada por la revista Social Innovation Review de la Universidad de Stanford.

Los oradores destacaron el hecho de que siempre hay una historia significativa oculta en los datos, y de que una narración poderosa va mucho más allá de las infografías y la visualización.

"Tenemos más información que nunca antes, y la abundancia de datos que pueden ser minados, comprendidos y aprovechados es enorme", dijo Jake Porway, fundador y director ejecutivo de DataKind, una empresa que tiene como objetivo conectar a los científicos de datos con organizaciones para el cambio social.

"A veces tu herramienta de visualización no puede contar toda la historia”, afirmó. "Es importante trabajar con estadísticas seguras, lo que supone conocer el contexto en el que los datos fueron recogidos y saber cómo analizarlos".

A continuación, IJNet te ofrece los consejos y observaciones más importantes que se realizaron en el Data on Purpose:

Hacer historias a partir de números

Con el creciente acceso a documentos y bases de datos, el reto de hacer reportajes con números también requiere el manejo de los principios de la narrativa: trama, giros y un final. Según Cole Nussbaumer, fundador de  Storytelling With Data, las historias que nos interesan y que recordaremos “cuentan anécdotas que una simple hoja de cálculo nunca podría”.

"Se trata de los principios de siempre: identificar a tu audiencia, lo que necesita saber o hacer, y de qué modo los datos te pueden ayudar a contar lo que tienes que contar”, dijo. Dos cosas que Nussbaumer recomienda es elegir una visualización adecuada, "aunque se trate de un simple texto", y eliminar el desorden, como "gráficos ineficaces que no agregan nada a la historia”.

La ciencia ha descubierto que del mismo modo en que el pensamiento primitivo y rápido es impulsado por las emociones, los individuos interactúan de manera muy distinta con una tabla o un gráfico; tienden a jerarquizar la información según colores, contraste y proximidad, y buscan elementos visuales que puedan ser examinables.

Para los periodistas de datos y de investigación, ser conscientes de las opciones que disponen los ayudará a crear narrativas más coherentes y legibles.

Verificar documentos y datos

“Debemos entrevistar a los datos del mismo modo en que entrevistaríamos a una persona”, dijo Cheryl Phillips, periodista de investigación y datos y actual profesional en residencia del Departamento de Comunicación de Stanford.

"Una de las cosas fundamentales a saber es que cada conjunto de datos tiene sus problemas, aunque provenga de fuentes gubernamentales o civiles” dijo. "Así que antes de empezar a utilizarlos, lo primero que hay que hacer es lidiar con esos problemas y limpiar los datos”.

Según Phillips, los periodistas deben poder "confiar en la fuente, entender cómo recoger los datos y averiguar si estos ayudan a reflejar la veracidad de la historia que estamos contando”.

Herramientas para recolectar datos

Confiar solamente en los motores de búsqueda hará que los periodistas se pierdan bases de datos que están detrás de firewalls, formularios de registro y webs dinámicas. Por eso se recomienda buscar directamente en páginas gubernamentales o sitios construidos por expertos en datos u otros periodistas. A continuación, algunos recursos útiles para la minería de datos:

Data Miner: es una extensión de Google Chrome que extrae datos de páginas web directamente a hojas de cálculo. Incluye la posibilidad de raspar datos de resultados paginados y descargar una página entera con todas las imágenes a tu escritorio.

The Right to Know Network: es un repositorio de temas medioambientales. Las bases de datos incluyen información de países y ciudades sobre derrames de sustancias químicas tóxicas, disposición de residuos, minería y manejo de residuos extremadamente tóxicos por parte de instalaciones industriales.

Digital Impact: se trata de un nuevo recurso lanzado por el Digital Society Lab de Stanford, que tiene como objetivo reunir todos los datos que recogen las organizaciones de la sociedad civil basándose en tres principios: consentimiento, privacidad y transparencia.

"Nuestro objetivo es utilizar los datos públicos para beneficio del público", dijo Lucy Bernholz, becaria de investigación del Lab. "Siguiendo principios de buena gestión en la recolección de datos, estamos diciendo a nuestros socios que no recojan datos que no puedan proteger". Aunque el sitio todavía está todavía en desarrollo, hay recursos útiles acerca de licencias de bases de datos y prácticas éticas en el uso de datos.

Algunos recursos estadounidenses para la extracción de datos son GAO Reports, federal audits y Guidestar.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía World Bank Photo Collection.

Imagen secundaria tomada por Jenny Manrique.