¿Necesitas una carta de recomendación? Lee estos consejos

porTaylor Mulcahey
Apr 17 en El ABC del periodista

Los periodistas suelen llenar solicitudes constantemente, en busca de un puesto laboral, una beca o un reconocimiento por su trabajo.

Y muchas de esas solicitudes necesitan cartas de recomendación, un punto algo problemático tanto para solicitantes como para recomendadores.

Sin embargo, hay maneras de lograr que el proceso sea menos difícil, y la carta más poderosa.

A continuación compartimos cuatro consejos que puedes seguir al momento de pedir una recomendación.

1. Elige a alguien que conozca tu trabajo

"He notado que a veces los solicitantes tienden a pedir recomendaciones a personas con altos cargos que no conocen bien su trabajo", dice Patrick Butler, vicepresidente de programas del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés).

Aunque parezca que una carta de recomendación de parte de alguien "importante" tiene más peso, en realidad tiende a funcionar en contra de tu solicitud porque la carta suele ser insípida y genérica.

Para Butler, elegir a alguien con un cargo menor pero un conocimiento profundo y personal de tu trabajo es mucho más efectivo.

"Prefiero recibir una recomendación personalizada de un jefe o colega cuyo nombre no conozco que una recomendación genérica de Jeff Bezos", agrega Jacqueline Strzemp, directora de programas de ICFJ.

2. Encuentra conexiones

“Si conozco a la persona que está recomendándome a un candidato, confío más en ese candidato", explica Butler.

Usa LinkedIn, Facebook u otras redes sociales para encontrar conexiones entre las personas a quienes dirigirás la postulación y tus contactos. Te sorprenderás de las conexiones que encontrarás, y será un recurso para fortalecer tu carta de recomendación.

3. Facilítale las cosas a quien te recomiende

Rosental Alves, profesor de periodismo en la Universidad de Texas en Austin, dice que el error más grande que ha visto en los estudiantes que le piden una carta de recomendación es que le envían un breve correo electrónico sin información específica.

Esa información específica debe incluir todo lo que sea de relevancia y ayuda para elaborar la carta. Sobre todo, proporciona tu currículum vítae, una descripción del puesto al que estás postulando y muestras de tu trabajo más reciente.

“Necesito ver cuáles son los momentos más relevantes de la carrera del solicitante", agrega Alves.

Proporcionar una lista breve, precisa y actualizada de logros garantiza que tu recomendador tenga una visión completa de tus cualificaciones, incluso si algunos detalles quedan fuera de la carta.

Recuerda que personas como Butler y Alves reciben numerosas solicitudes de cartas de recomendación, por lo que es importante que el proceso sea lo menos complicado posible.

“Es mucho trabajo, pero queremos ayudar”, señala Alves. “Y aprecio que la gente me ayude a ayudarla".

Pero también intenta no excederte en la cantidad de información que darás al recomendador. Aunque el error más común es no dar información, enviar demasiada también puede ser perjudicial. Determina qué es más relevante antes de solicitar la carta.

Los reconocimientos o las experiencias que no estén relacionados con la beca o el puesto al que estés postulando deben dejarse de lado.

"Busco información que se vincule directamente con lo que el candidato está solicitando", dice Strzemp. "Busco que el recomendador me diga exactamente por qué esa persona específica se ajusta al puesto que estoy ofreciendo".

4. Dale tiempo a tu recomendador

La gente está ocupada. Es importante que pidas la carta de recomendación con suficiente anticipación. Apenas te enteres de que debes adjuntar una, recopila tu material y contáctate con quienes podrían escribirla.

Una carta de recomendación puede mejorar o empeorar una postulación, pero no tiene por qué convertirse en un problema. Sigue estos consejos para facilitar las cosas tanto para ti como para tu recomendador.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Kirsty TG.