Una TV que evoluciona, un público que cambia

نوشتهJosefina Wild
Mar 8, 2011 در Periodismo multimedia

En Estados Unidos, un 99% de los habitantes tiene TV y 104 millones cuentan con cable o televisión satelital. Eso significa que la oferta programática es amplia, diversa, competitiva y exigente. El cable en este país tiene una preeminencia que no ha conseguido en otros lugares, en donde la TV abierta es lo que más se ve.

Lo interesante es que un importante porcentaje de quienes tienen TV en EE.UU. disponen también de un grabador de video digital (DVR). En números se traduce así: 43.1 millones de estadounidenses tienen la alternativa de grabar sus programas y verlos a la hora que más les conviene.

Siendo la publicidad un tema recurrente en los medios, ¿qué pasa con los anunciantes, cuando el público tiene la opción de saltarse la publicidad? Llama la atención que un 45% de los comerciales son vistos por quienes están mirando programas grabados. Los anunciantes, entonces, negocian tarifas más económicas para mantenerse vigentes, porque la cifra no deja de ser importante.

Quienes tienen un DVR miran, en promedio, dos horas y nueve minutos de TV por semana. El aparato gusta y se ajusta a la rutina de cada persona. Mientras tanto, la tendencia a ver los programas a la hora establecida sigue viéndose amenazada. Se viene con fuerza la TVIP, con un público más exigente e inquieto que quiere ver sus programas a la hora que más le sirve. ¿Cómo se comporta el público en otros países? ¿Se han adecuado los canales a estos cambios impulsados por los avances tecnológicos?

Fotografía de Flickr por dhammza Licencia de Atribución Creative Commons