WITNESS publica una guía ética sobre cómo utilizar videos filmados por testigos

porSam Berkhead
Jan 28, 2016 en Temas especializados

Así como la posibilidad de que los ciudadanos filmen videos en directo y los compartan online se ha extendido en todo el mundo, también han proliferado los medios que utilizan ese material para expandir su cobertura noticiosa.

Desde la Revolución Verde en Irán durante 2009 a la actual guerra en Siria, se ha vuelto una práctica común entre los periodistas utilizar como fuente el material filmado por individuos que presenciaron hechos de primera mano.

Este tipo de material añade una inmediatez a la que no suelen acceder los medios tradicionales. Y, en algunos casos, se trata de la única evidencia disponible de que un hecho realmente ocurrió.

Sin embargo, los contenidos generados por usuarios no cumplen con los protocolos y normas de las redacciones tradicionales. Si se usan inapropiadamente, este material puede violar la privacidad del sujeto o incluso ponerlo en peligro. Verificar el contenido y asegurarse de que sea difundido en el contexto adecuado también puede plantear desafíos.

“La inclusión de filmaciones de testigos en el periodismo ha ocurrido en gran medida sin una capacitación especializada ni una enseñanza de mejores prácticas a los reporteros y medios que las utilizan”, sostiene Madeleine Bair, directora de programas de WITNESS, una organización internacional que brinda capacitación y apoyo a quienes usan el video en defensa de los derechos humanos.

Para superar esos obstáculos, WITNESS acaba de publicar una guía con pautas éticas para utilizar videos de testigos tanto la hora de informar sobre derechos humanos y como para promover su defensa. Bair habló con IJNet para repasar la guía y explicar cómo puede ser aprovechada por los periodistas.

Comenzar

Bair dice que los principiantes pueden adentrarse en la guía de varias maneras. Se divide en siete secciones –principios de documentación ética, juicio profesional, cómo reducir al mínimo el daño al exponer abusos, videos de perpetradores, créditos y contexto, fuentes de riesgo y material gráfico– lo que facilita el acceso a la información cuando se la necesita.

Cada sección incluye ejemplos de casos en que las redacciones han utilizado imágenes de testigos oculares, lo que brinda un ángulo práctico y real para quienes esperan iniciar un debate ético dentro de su propia redacción, sostiene Bair.

"Cerca de la mitad de la guía consiste en descripciones de casos reales de todo el mundo (en los que se utilizó material de testigos en las noticias o en la documentación sobre temas de derechos humanos) y en una discusión sobre cómo tomar una decisión informada y ética utilizando ese material”, dice. "Se trata de excelentes herramientas para iniciar una discusión acerca de cómo abordar situaciones similares”.

La guía también incluye una serie de preguntas para hacerse antes de usar material de testigos, así como una lista de cosas a considerar a la hora de crear un código de ética propio.

Trascender las fronteras contextuales

Cuando uno considera el video de testigos dentro del panorama global de los medios de comunicación, las cosas se complican aún más. La ética periodística y los contextos varían ampliamente de país en país. Y debido a que estos videos permiten cubrir asuntos sobre una parte del mundo a la que de otra forma podría no tener acceso, es habitual que los periodistas usen material producido dentro de una cultura desconocida.

La guía de WITNESS fue diseñada considerando este contexto colapsado y, según Bair, puede ser utilizada por medios y periodistas de todo el mundo.

“Las nociones de privacidad, dignidad y seguridad varían de país en país y de cultura en cultura”, dice. “La guía fue desarrollada desde la experiencia de WITNESS en la curaduría de videos sobre derechos humanos de todo el mundo, y en base al trabajo con periodistas ciudadanos y activistas que están del otro lado de las cámaras en distintas regiones. También incluye ejemplos y experiencias de colegas de diferentes países”.

Qué sigue

Actualmente, WITNESS está buscando comentarios de periodistas para mejorar la guía. Bair recomienda contactarse con ellos enviando un tweet a @WITNESS_Lab o escribiendo un email a feedback@witness.org. WITNESS también planea traducir la guía a varios idiomas en el futuro.

“Los videos de testigos han sido adoptados por los periodistas a diferentes ritmos en todo el mundo, por lo que esta guía es ideal para aprender y compartir las mejores prácticas al respecto, más allá de las fronteras”, afirma Bair.

Haz clic aquí para leer la guía completa de WITNESS. Para saber más, ingresa al blog Ethical Wednesdays.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Mr. TinDC.