Una revista francesa hace sus entrevistas vía mensajes de texto

porClothilde Goujard
Apr 5, 2017 en Periodismo digital

Los periodistas suelen tener sus teléfonos celulares siempre cerca para mantenerse en contacto con sus fuentes. Pero, ¿qué ocurre cuando usan mensajes de texto para entrevistar?

La revista francesa Néon está probando con el nuevo formato de “entrevista vía texto”. Comenzó hace aproximadamente un año en las páginas de la revista impresa, y pronto se transformó en videos para que la audiencia pudiera ver la entrevista desplegada a medida que se intercambian los textos.

En uno de sus videos más vistos, Armelle Camelin, una de sus periodistas, acababa de presentarse ante su entrevistado cuando compartía un selfie de su pelo despeinado el domingo por la mañana.

“Hola Julien,” se lee en el mensaje enviado a un famoso cantante francés. “Soy Armelle, periodista de Néon, y esta es mi cabeza cuando recién me levanto”.

Con el tono de la entrevista establecido, el cantante hace una observación divertida sobre su propio cabello. Durante varios días, los dos intercambiaron textos y fotos sobre aspectos de su vida cotidiana, desde programas de televisión hasta su heladera vacía, pero también sobre su trabajo, su relación con sus fans y su nuevo álbum.

“Queríamos hacer algo poco convencional”, dice el editor en jefe Julien Chavanes. Néon ya había experimentado con entrevistas vía Instagram, en las que los entrevistados respondían con fotografías. En una reunión de sumario, decidieron ir más allá y probar con la entrevista vía texto.

La idea era difícil de implementar en un principio. Nunca se había hecho antes en Francia, y las personalidades famosas y sus agentes de prensa se mostraban cautelosos y no terminaban de entender el concepto.

"Hubo quienes querían que hiciéramos la entrevista vía texto con el teléfono del agente de prensa, porque no querían darnos el número de teléfono del famoso", explica.

Hasta ahora, Néon se ha centrado en cantantes, actores y personalidades de Internet. Pero con la campaña presidencial francesa, los periodistas de Néon comenzaron a ponerse en contacto con políticos, especialmente aquellos que tienen una fuerte presencia online. Sin embargo, ninguno respondió.

"Creo que es demasiado poco convencional para ellos y que tienen problemas para comprender [el concepto], aunque cuando ves las campañas digitales de Melenchon [candidato de extrema izquierda] o Macron [candidato de centro-izquierda] cuesta entender por qué”, dice Chavanes. "Es un formato híper-adaptable, incluso para tener una conversación sobre política".

La redacción de Néon es joven, con una mayoría de periodistas de entre 20 y 30 años. Su audiencia tiene edades similares.

Las entrevistas a través de textos que utilizan emojis, selfies y expresiones como "LOL" forman parte de un nuevo lenguaje adoptado por una generación más joven. Si bien Néon edita los diálogos y arregla los errores tipográficos, deja la puntuación y emojis como están.

Las entrevistas hechas por escrito (a través de email, por ejemplo) tienden a ser muy controladas y formales, con poco o ningún sentido de las emociones del entrevistado. Las entrevistas vía texto, en este sentido, son distintas.

“Se trata de un intercambio que puede parecer mínimo, pero que en realidad es muy íntimo”, dice Chavanes.

“Intercambiamos textos cuando la celebridad está en su casa, cenando con amigos, con la familia o antes de que se vaya a la cama. No necesariamente comparten cosas demasiado íntimas, pero el momento del intercambio genera intimidad”.

Para algunos entrevistados estas entrevistas son un poco intrusivas, pero Chavanes dice que también están en control de lo que dicen y de cuándo responder, lo que puede resultar complicado para los periodistas. Algunos entrevistados se toman mucho tiempo para contestar al primer texto y los periodistas de Néon tienen que estar listos para participar, incluso si están bebiendo con amigos o en casa a punto de dormirse.

A pesar de que este estilo de entrevistas genera un contenido inusual y original, supone varios desafíos, incluyendo posibles malentendidos debido al formato.

"El texting es un lenguaje particular y es complicado agregar subtexto", dice Chavanes. "La connivencia debe crearse a través de palabras, sin lenguaje corporal, miradas o gestos, y no es tan sencillo crear ese lenguaje con el entrevistado cuando no lo conoces o nunca lo has visto antes".

Para generar confianza, los periodistas de Néon también tienen que estar abiertos a hablar de sus vidas personales o de su pelo despeinado en un domingo por la mañana, como hizo Camelin.

"La idea es dar un poco de nosotros mismos también, porque si se trata de una comunicación de un solo sentido, se vuelve una entrevista típica y, sobre todo, no genera el nivel de intimidad que estamos buscando", dice Chavanes.

Néon no es el único medio que está aprovechando las nuevas oportunidades para el periodismo que brindan los cambiantes formatos de comunicación y el uso generalizado del SMS, WhatsApp o Facebook chat. Las innovaciones en el periodismo, desde chatbots hasta videos verticales, están intentando acercarse a los públicos más jóvenes que han crecido rodeados de diferentes tecnologías.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Michele Ursino. Capturas de la entrevista de Néon con Julien Doré.