Una redacción diversa también debe tener un clima laboral saludable

por Nazlee Arbee
Jul 13, 2021 en Diversidad
Hands at computer

Durante el Mes de la Concienciación sobre la Diversidad —similar al Mes del Orgullo y al Mes de la Historia Negra en Estados Unidos— los medios de comunicación suelen dedicar más coberturas específicas a los grupos marginados o de minorías. Y son los periodistas que forman parte de estos grupos los que se encargan de ayudar a las publicaciones a diversificar su cobertura.

Si bien la diversidad es fundamental para cambiar las narrativas históricas que perpetúan prejuicios en los medios de comunicación, los periodistas deben sentirse autorizados a trazar límites a la hora de informar, y compartir sólo aquello con lo que se sientan cómodos.

Los estereotipos perjudiciales sobre la gente de color han hecho que estos individuos adopten un patrón de sobrecompensación y falta de voluntad para decir "no" en el lugar de trabajo. Debido a las altas tasas de desempleo de los grupos marginados y a numerosos factores sociopolíticos, los trabajadores de los medios de comunicación de minorías pueden tener dificultades para establecer límites en el entorno laboral.

Hemos reunido algunos consejos y recursos para ayudar a establecer límites saludables en el trabajo.

Abordar los factores desencadenantes a medida que surgen

En muchos casos, las personas de comunidades de minorías sufren desencadenantes en la oficina. Ejemplos de ello son los comentarios misóginos u homofóbicos, el silenciamiento de las personas de color y la exclusión de las personas con discapacidad. Y sucede que muchos de los afectados guardan silencio o presentan una denuncia solo más adelante, cuando las cosas adquirieron un cariz peor.

Al experimentar prejuicios, discriminación e insensibilidad en el lugar de trabajo, los periodistas deben practicar la validación de sus propias experiencias. Los empleados también deben abordar el tema con calma y asertividad. En una entrevista de 2021 publicada en PsychCentral, la psicoterapeuta Linda Esposito dijo: "Cuando respondes de manera oportuna, demuestras confianza en tu mensaje, así como respeto por el destinatario".

[Lee más: Claves para aumentar (y respetar) la diversidad de género en tus coberturas]

 

Dependiendo del entorno laboral y del impacto potencial de la respuesta, las personas deben evaluar si desean establecer límites verbalmente, o tomar una ruta alternativa para hacerse respetar. Aunque abordar los problemas verbalmente podría considerarse una alternativa más amable que denunciarlos al departamento de recursos humanos, se necesita una reflexión personal antes de tomar la decisión.

Algunos entornos son propicios y aceptan la comunicación abierta, mientras que otros no. Los empleados deben establecer límites de una manera que les resulte segura, como por ejemplo, acudiendo a un supervisor.

Valida tu propia experiencia y practica decir "no"

Establecer límites es un reto en la vida personal, y aún más en el sitio laboral. Aplicar estos cambios suele ser más difícil para los grupos de minorías.

Los trabajadores de los medios deben consultar las cláusulas específicas de sus contratos para tener la confianza necesaria para decir que no cuando se les pida más de lo que se sienten cómodos a dar. Por ejemplo, un contrato puede estipular que tienes que entregar cinco artículos al mes y un editor puede pedirte que escribas un artículo sobre tu identidad de género. Si el contrato no especifica que escribas sobre un tema determinado, tienes autonomía para expresar tu malestar con el encargo y hacer sugerencias alternativas. Incluso si decides compartir tu historia, tienes el poder de incluir solo lo que te sientas cómodo compartiendo.

En entornos en los que los editores no cuentan con la formación en materia de diversidad y sensibilidad para ser conscientes de la tokenización, la salud mental y el sesgo histórico, los trabajadores de los medios de comunicación en los márgenes pueden practicar el no a los ángulos de cobertura y a los temas sobre los que no desean informar.

[Escucha la primera entrega del podast IJNotes sobre salud mental y periodismo]

 

En 2017, el New York Times publicó un artículo sobre las razones para decir "no" más seguido. La consejera laboral Dara Blaine, por ejemplo, cree que abre puertas. "Vivimos en una cultura del 'sí', donde se espera que la persona que va a salir adelante sea la buscadora que dice sí a todo lo que se le presenta. Cuando la gente aprende a decir que no, es cuando realmente he visto despegar carreras", dice en el artículo.

Tanto si se trata de decir que no a una petición de horas extras como de poner límites a las coberturas en las que se va a participar, la práctica de decir que no en el trabajo es saludable.

Considera la posibilidad de acudir a un terapeuta

Establecer límites es especialmente importante para mantener el bienestar mental durante una época tan tumultuosa como la pandemia. Sin embargo, los límites pueden ser difíciles de mantener. En este sentido, podría ser beneficioso acudir a sistemas de apoyo, como profesionales de salud mental o consejeros que te apoyen en el esfuerzo de conseguir un entorno de trabajo más saludable.

En un artículo de 2020 sobre el autocuidado y el establecimiento de límites, la revista LGBTQ+ de Condé Nast, Them, ofreció una lista de recursos de salud mental para personas de grupos marginados (en inglés):

Establecer y mantener los límites es una práctica de toda la vida. Para los profesionales de los medios que provengan de comunidades marginadas, puede ser una forma de potenciar el cambio y la inclusión, lo que puede conducir a un menor agotamiento y sentimientos de explotación. Al validar las experiencias personales y remitirse a los términos de un contrato, los empleados pueden crear confianza al decir no, incluso a sus empleadores.


Nazlee Arbee es una artista multimedia y periodista de Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Foto de Christina @ wocintechchat.com en Unsplash.