Claves para aumentar (y respetar) la diversidad de género en tus coberturas

por Nazlee Arbee
Jul 1, 2021 en Diversidad
Women at computer

Si bien numerosos medios de comunicación de todo el mundo se esfuerzan por diversificar su representación de las mujeres, la mayoría de las publicaciones siguen dependiendo de fuentes y temas masculinos. Según un informe de 2020 de The Global Media Monitoring Project, "las mujeres están dramáticamente subrepresentadas en las noticias, con solo un 24% de ellas como sujetos y fuentes de las mismas".

Las mujeres de grupos de minorías corren un riesgo aún mayor de infrarrepresentación. Según el informe 2018 Status of Women of Color in The Media, "las mujeres de color representan solo el 7,95% del staff de las redacciones de prensa escrita en Estados Unidos, el 12,6% del personal de noticias de televisión local y el 6,2% del personal de radio local".

Al optar por diversificar sus fuentes y la representación de las mujeres, jefes y editores tienen el poder de cambiar esas cifras. Esta diversidad, a su vez, permite que más ciudadanos se vean representados, lo que ayuda a empoderar a un espectro más amplio de personas. Según la organización de educación para la visibilidad, Seejane.org, "Si puedes verlo, puedes serlo".

Aumentar la visibilidad de un espectro diverso de mujeres ayuda a cambiar estereotipos históricos y representaciones erróneas en los medios de comunicación. A continuación, algunos consejos y herramientas para ayudar.

(1) Cuida el lenguaje

Diversificar la representación de las mujeres en los medios de comunicación requiere algo más que añadir una "x" a una palabra. Un artículo de la BBC de 2018 puso de relieve los debates que surgieron en las redes sociales en torno al lenguaje que algunas organizaciones y empresas empezaron a utilizar en un intento de diversificar su representación de las mujeres: concretamente, utilizando la palabra "womxn".

El artículo destaca algunas de las cuestiones planteadas en la red; por ejemplo, un tuit del usuario Sam Baxter, que preguntaba: "¿A quién se pretende incluir exactamente? Las mujeres trans se llaman a sí mismas mujeres, las personas no binarias no se llaman a sí mismas mujeres".

[Lee más: Periodismo con perspectiva de género en Namibia]

 

Hacer suposiciones sobre el lenguaje inclusivo sin consultar a las fuentes puede llevar a una representación errónea y a una mayor marginación. Por ejemplo, pregunta a quien entrevistes por el pronombre de su preferencia, como recomendé en IJNet como parte de los consejos para la representación ética de las personas trans. Esto se aplica incluso cuando no se asume que una persona es trans.

Si los periodistas hacen suposiciones sobre el género sin comprobar con los entrevistados cómo se identifican, podrían confundirse. Históricamente, por caso, los reporteros que han enmarcado los movimientos por los derechos de género como movimientos por los derechos de las mujeres, podrían haber borrado y asignado un género erróneo a la población de género diverso dentro del supuesto colectivo de mujeres.

Aunque algunos medios utilizan el término "mujer" de forma imprecisa para representar un espectro diverso de identidades, siempre es mejor comprobar con las fuentes cómo les gustaría ser representadas y si les gustaría ser incluidas en el grupo sobre el que se está informando.

(2) Piensa en la marginalidad desde una perspectiva interseccional

En 1989, la profesora Kimberlé Crenshaw acuñó el término "interseccionalidad" para describir la superposición de opresiones y privilegios en las identidades de las personas. En una entrevista de 2018 para la Asociación Nacional de Escuelas Independientes, Crenshaw explicó: "Las niñas afroamericanas tienen seis veces más probabilidades de ser suspendidas que las blancas. Eso es probablemente un problema de raza y de género. No es solo un problema de raza y no es solo un problema de género".

La teoría amplía las numerosas intersecciones de la marginalidad, incluyendo el género, la sexualidad, la raza, la clase, la discapacidad, el color de la piel y otras. Los creadores de contenidos de los medios de comunicación podrían utilizar la interseccionalidad como lente para diversificar la representación de las mujeres recurriendo a fuentes que se encuentran en los márgenes de la feminidad.

Cuando están representadas en los medios, el tipo de representación también suele ser muy diferente. Las coberturas sobre mujeres trans de color con menos ingresos, por ejemplo, a menudo se relacionan con el alto nivel de violencia contra ellas, incluidos los reportajes sobre asesinatos.

Por otro lado, Caitlyn Jenner, una mujer trans blanca y acomodada, recibió una atención mediática que celebró su existencia y su transición, como esta portada de Vanity Fair de 2015. Si bien el reportaje creó una oportunidad para una mayor concientización transgénero en los medios de comunicación, su representación suscitó reacciones encontradas entre la comunidad transgénero, ya que se señaló su privilegio de raza y clase, indicando que una persona trans de color probablemente no recibiría el mismo tipo de cobertura.

[Lee más: ¿Buscas fuentes expertas? Recurre también a mujeres]

(3) Usa el poder de internet para diversificar tus fuentes

Para hacer frente a unos medios de comunicación notoriamente dominados por hombres a nivel global, distintas organizaciones han compilado bases de datos para ayudar a los trabajadores de los medios a diversificar su información sobre las mujeres.

El Women’s Media Center ofrece una base de datos llamada SheSource, con mujeres expertas en distintos campos profesionales. Incluye un registro de periodistas para quienes quieran estar en contacto con una diversidad de fuentes. Otras organizaciones, como Informed Opinions, ofrecen bases de datos que también buscan el equilibrio de género en los medios.

Para quienes buscan fuentes en África, Quote This Woman tiene una base de datos de mujeres expertas que puede ayudar. Para los periodistas que buscan mujeres de diversos orígenes sobre el terreno, las redes sociales pueden brindar una solución. Siguiendo hashtags, los periodistas pueden medir quién se siente cómodo con determinadas etiquetas de identidad. A continuación, pueden ponerse en contacto con ellas, respetando los límites si no hay respuesta.

Los trabajadores de los medios de comunicación no sólo tienen la responsabilidad de cambiar los prejuicios de los medios en los que se desempeñan, sino de educarse a sí mismos en la representación ética al informar sobre grupos marginados. Ser más inclusivo a la hora de identificar y seleccionar las fuentes puede desempeñar un papel importante en la promoción de la igualdad de representación.


Nazlee Arbee es una artista multimedia y periodista de Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Foto de Christina @ wocintechchat.com en Unsplash.