Un primer fracaso como emprendedor puede llevarte a realizar un proyecto exitoso

por Ahmed Esmat
Apr 22, 2015 en Periodismo digital

En mayo de 2014, el sitio de IJNet en árabe puso en marcha un centro de tutoría virtual, eligiendo a ocho periodistas emprendedores de Medio Oriente y África del Norte necesitados de asesoramiento financiero y digital para lanzar sus iniciativas. Dos capacitadores guiaron el proceso durante un año. A continuación, uno de ellos, Ahmed Esmat, comparte sus consejos dirigidos a aquellos jóvenes emprendedores que le temen al fracaso.

Después de completar siete meses sucesivos de trabajo para el Foro de Periodismo de Alejandría en abril de 2014, estaba física y mentalmente exhausto. Mi plan era descansar durante toda una semana, pero recibí un correo electrónico del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ).

Estaba familiarizado con el trabajo de ICFJ porque hace varios años participé en un taller de ICFJ Anywhere llamado "El uso de las herramientas digitales en el servicio del periodismo". En ICFJ se acordaban de mí y me pidieron que me desempeñara como capacitador de un centro de tutoría virtual para periodistas emprendedores que IJNet iba a lanzar en la región de Medio Oriente y África del Norte. Después de leer el correo, mi cansancio desapareció.

Me entusiasmaba mucho trabajar con periodistas jóvenes en proyectos para apoyar emprendimientos periodísticos, algo que es muy necesario en el mundo árabe. Como capacitador, fui responsable de ayudar a los jóvenes emprendedores de la región a mejorar y desarrollar sus proyectos de innovación periodística.

A lo largo del proceso, me di cuenta de que hay tres pasos hacia el éxito: el deseo de enseñar y aprender, el espíritu de la perseverancia y el tener un plan claro y detallado.

Mientras preparábamos el centro de tutorías, evalué los proyectos de aspirantes de Yemen, Túnez y Marruecos. Una vez que elegimos a ocho participantes de toda la región, estudiamos de qué manera podíamos diseñar un plan de tutoría específico para sus proyectos, que desarrollara sus habilidades de gestión, de planificación y de estrategia digital. Estas habilidades eran esenciales para que pudieran avanzar en sus iniciativas.

Los desafíos más comunes a los que los participantes se enfrentaban eran el miedo al fracaso, la falta de capacidad de gestión y los problemas financieros. Aquí vamos a discutir el primero de estos desafíos: el fracaso.

El temor al fracaso es un arma de doble filo: puede hacer que se dispare la adrenalina en tu sangre y forzarte a trabajar con agilidad y pasión, o puede provocar el efecto opuesto y deprimirte, obligándote a inventar excusas para explicar tu fracaso.

Yo comprendía lo que estaban viviendo los participantes porque había sentido las mismas emociones cuando lancé Alex Agenda Magazine y el Foro de Medios de Alejandría.

Cuando comencé mi proyecto en 2006 estaba aterrado. Me asustaba la posibilidad de no volver a tener estabilidad profesional luego de haber renunciado a mi trabajo previo, y temía pérdidas financieras. También tenía miedo de que otros se burlaran de mí si fracasaba. ¿Mi proyecto encontrará su lugar en el mercado? ¿Mi futuro está asegurado? Estaba en pánico.

Seguramente hayan asistido a cientos conferencias motivacionales sobre la pasión, la perseverancia y el coraje, cosas a las que yo mismo le presto atención. Sin embargo, mi consejo es diferente al de mayoría de la gente y puede no gustarte: “Fracasa. Sí, cáete”.

Aprende de tus errores y fallas. Si no te caes y aprendes de tus errores, volverás a cometerlos en tus proyectos futuros.

Son muchos los factores que pueden contribuir al fracaso. Necesitas reconocer tus miedos y reenfocarlos para convertirlos en tus aliados si quieres tener éxito y convertirte en un pionero del periodismo digital o local.

Algunos de los elementos que pueden llevar a los emprendedores a sentirse ansiosos son:

  • Mal temperamento
  • Carga laboral
  • No estar dispuesto a aceptar críticas
  • Actitudes negativas
  • Poner excusas
  • Vanidad

Debes aceptar las críticas, escuchar objetivamente los puntos débiles de tu proyecto y trabajar sobre ellos positivamente, tomándolos como desafíos en lugar de como defectos. No debes sucumbir a los obstáculos que se interpondrán en tu sueño de tener tu propio proyecto periodístico.

Recuerda: ya cuentas cualidades distintivas como emprendedor que suman puntos a tus fortalezas: se trata de tomar decisiones difíciles, algo que ya has ejercido desde que decidiste iniciar tu primer proyecto. Por lo tanto, eres capaz de tomar decisiones aún más difíciles y firmes, que te hagan impermeable al fracaso o al miedo a este.

No olvides que tú, como emprendedor, posees una brújula interna que te orienta en el camino; esa brújula te iluminará hacia la meta que quieres alcanzar. Tu proyecto es el faro que te guía a través de las noches más oscuras y los más duros mares de desafíos. No dejes que el fracaso te tire hacia abajo. Levántate contra él y permite que tus preocupaciones te motiven valientemente para hacerle frente utilizando todos tus recursos, tu pasión y tu perseverancia.

Sigue a Ahmed Esmat en Twitter: @ahmedesmat

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Tom Wachtel.