Un informe explora la situación de los medios afroamericanos en Estados Unidos

porChristine Schmidt
Mar 05 en Diversidad
Screengrab of The Root

"Es importante que dejemos de pensar en los medios de comunicación étnicos como ‘algo que está bien tener’ o como algo ‘extra’. Es obligatorio tenerlos", dijo Glenn Burkins en el Knight Media Forum que tuvo lugar la semana pasada. Burkins trabaja en Q City Metro, un sitio afroamericano de noticias con sede en Charlotte. El debate acerca de cómo ampliar y respaldar mejor a los medios diversos sigue siendo una parte fundamental del futuro de la industria y, desafortunadamente, las cifras todavía decepcionan. Sin embargo, es útil comprender, basándonos en datos, en qué situación se encuentran actualmente los medios étnicos.

Democracy Fund publicó un informe sobre el estado de los medios de comunicación afroamericanos en los últimos días del Mes de la Historia Negra en los Estados Unidos. Incluye una historia detallada de los medios afroamericanos –desde el Freedom’s Journal de 1800 y The North Star de Frederick Douglass– que crearon un legado que, según la ya fallecida profesora de Periodismo de Columbia, Phyllis Garland, "nunca pretendió ser objetivo porque no vio que la prensa blanca lo fuese. A menudo tomaba una posición. Tenía una actitud. Se trató de una prensa activista. Había noticias, pero estas tenían una inclinación clara y deliberada".

Hoy, 205 publicaciones de 29 estados y Washington D.C. son parte de la organización comercial de más de 70 años que representa a la prensa negra de Estados Unidos, con Los Ángeles como bastión principal de circulación a pesar de su nivel relativamente bajo de residentes negros. (Los Angeles Wave tiene más suscriptores que cualquier periódico negro en Estados Unidos: 92.000). El lector promedio tiene entre 25 y 35 años, es más probable que esté casado y gane un ingreso de entre US$35.000 y US$45.000, según el informe. Llamativamente, su mayor referente social online es Twitter, no Facebook, que está en segundo lugar, e Instagram en tercero.

Pero la transformación digital afectó mucho a estas publicaciones, y la próxima generación (digital) ha tratado de aprovechar las redes sociales para generar tráfico, de la misma manera que cualquier otra empresa digital.

Las publicaciones negras enfrentan el desafío específico de preservar sus archivos, que contienen enormes cantidades de la historia de los afroamericanos, junto con problemas más comunes como la disminución de los ingresos por publicidad y la necesidad de una presencia digital más fuerte.

En términos de ingresos por publicidad, los periódicos afroamericanos se vieron especialmente afectados por las compañías tabacaleras, que durante mucho tiempo publicitaron de manera desproporcionada para las audiencias negras y gastaron mucho en prensa gráfica después de que se les prohibiera publicitar en televisión. Un metaanálisis de 2007 descubrió que en los vecindarios predominantemente negros las vallas publicitarias tenían un 70% más de probabilidad de publicitar tabaco que en los barrios predominantemente blancos. La prensa negra fue criticada por ser demasiado pro-tabaco en la época en que recibía muchos dólares en publicidad.

El informe también incluye instantáneas de Blavity, The Grio y The Root, como los tres medios digitales negros más prometedores para Millennials y Gen Z.

Los autores del informe, Angela Ford, Kevin McFall y Bob Dabney, de la organización sin fines de lucro Obsidian Collection, con sede en Chicago, recomiendan:

— Desarrollar un think tank que se ocupe exclusivamente de un periodismo por y para las comunidades afroamericanas.

— Sindicar noticias nacionales relevantes para las comunidades afroamericanas.

— Ofrecer más apoyo para la capacitación y colaboración entre medios de comunicación negros.

A medida que la prensa negra continúa desarrollándose online, debería haber más apoyo en herramientas y formación para mantener su presencia digital. Esto incluye desarrollo y capacitación en el uso de aplicaciones para periodistas; convenciones que reúnan a editores de medios afroamericanos para discutir y aprender sobre nuevas técnicas de crecimiento empresarial y reportería, y un centro de intercambio de información sobre y acceso a programas que se centren en el desarrollo de audiencias, generación de ingresos, visión de negocios y liderazgo, y problemas de tecnología y periodismo.

El informe destaca colaboraciones que, según afirma, han tenido éxito, como el Proyecto Marshall.


Este artículo fue publicado originalmente en Nieman Lab y es reproducido en IJNet con permiso.

Imagen del sitio The Root, uno de los principales medios afroamericanos para audiencias jóvenes.