Tres maneras de mejorar la cobertura en temas de agua y saneamiento

porSamantha Juster
May 23, 2016 en Temas especializados

¿Qué puede hacerse para que las historias sobre el agua y el saneamiento sean más interesantes? ¿Dónde se encuentran los datos más útiles para explicar estos temas? Un reciente webinario de impactAFRICA, auspiciado por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés) y Code for Africa, en colaboración con el Fondo para la Evaluación Estratégica de Impacto (SIEF, por su sigla en inglés) del Banco Mundial, ofreció algunas respuestas a esas preguntas.

El debate contó con dos expertos del Banco Mundial: la especialista en abastecimiento de agua y saneamiento Emily Christensen Rand y el economista Christian Borja-Vega. El ex becario ICFJ Knight Christopher Conte moderó el encuentro, que ofreció consejos para periodistas que cubren problemas relacionados con el agua, así como para aquellos que informan sobre asuntos económicos y sanitarios del mundo en desarrollo.

A continuación lo más importante del encuentro.

Saber por qué es importante cubrir temas de agua y saneamiento

Para explicar la importancia de asuntos relacionados con el agua y el saneamiento, los expertos sugieren conectarlos con grandes temas de interés para el público, como la salud y mortalidad. Cada año, 2,4 millones de muertes podrían evitarse si todo el mundo contara con la higiene apropiada y tuviese acceso a sistemas de agua y saneamiento.

El agua y el saneamiento también son clave para la prevención de enfermedades, sobre todo en tiempos en los que la gente emigra de las zonas rurales a las urbanas. Enfermedades como el Ébola se extendieron mucho más fácilmente en los barrios que carecen de servicios básicos. Un buen periodismo ayudará a explicar al público por qué estos temas son importantes.

Saber encontrar información de calidad

Los periodistas que buscan buena información sobre el agua tienen numerosos lugares a los que recurrir. A nivel macro, se puede acceder a los criterios de calidad del agua de la Organización Mundial de la Salud para obtener datos específicos de cada país. A nivel micro, las oficinas gubernamentales de salud y las ONGs son buenas fuentes para conseguir información sobre la calidad del agua.

Cuenta historias sobre el mantenimiento del agua y la infraestructura sanitaria, no solo sobre la construcción de instalaciones

Las historias más fáciles de contar refieren a la construcción de nuevas instalaciones o a los lugares en los que se necesitan éstas. Sin embargo, en muchos casos, las instalaciones ya existen pero no se mantienen correctamente o no son utilizadas por las comunidades locales. Estas son historias importantes. Los periodistas también pueden ayudar a explicar por qué los hábitos locales son difíciles de cambiar y por qué a las comunidades les cuesta adaptarse a mejores prácticas de saneamiento, incluso donde existen las instalaciones adecuadas.  

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Overseas Development Institute.