Transparencia extrema: diario de EE.UU. permite a lectores ser parte de reuniones editoriales

porNicole Martinelli
Aug 1, 2011 en El ABC del periodista

En tiempos en que las organizaciones de noticias buscan la participación del lector para sobrevivir, un periódico de Estados Unidos comenzó a celebrar reuniones editoriales online con sus lectores.

The Register Citizen, un diario publicado en el condado de Litchfield en el estado de Connecticut, invita a los lectores a participar en el funcionamiento interno de la sala de redacción con una reunión online diaria a las 10 horas, de lunes a viernes. Esta iniciativa es parte de una tendencia hacia una mayor transparencia en el periodismo. Por ejemplo, la revista the Atlantic recientemente abrió su sala de redacción por un día para que los lectores pudieran presentar ideas para artículos y reportajes.

The Register Citizen tiene una circulación de alrededor de 230.000 – ¿qué ocurre entonces cuando se abren las reuniones editoriales al público para ayudar a decidir lo que la gente va a leer mañana?

Nuevas ideas para artículos, comentarios sobre temas de actualidad, correcciones en notas publicadas y reacciones a los métodos de publicación son parte de las críticas y aportes que los lectores brindan en este proceso de puertas abiertas.

IJNet se sentó en cuatro de estas reuniones para ver cómo los lectores ayudan a establecer la agenda de noticias.

Los editores Matt DeRienzo y Rick Thomason discutieron con los lectores ideas para nuevos artículos buscando obtener una mejor perspectiva de los temas.

Una de las ideas que aportó un lector apodado LM incluía la investigación de un oficial de policía de la ciudad que al parecer daba tratamiento especial a la novia de otro oficial. El diario investigó esta pista pero no llegó a publicar la nota. Sin embargo, otra sugerencia de LM de cubrir una exposición sobre la historia de la ciudad de Torrington, Connecticut, sí fue publicada en el periódico. (Puedes leer la nota en inglés aquí).

Cada mañana, el personal del diario lleva un tema a la mesa de discusión. El 11 de julio DeRienzo inició la discusión preguntando cómo el periódico puede mejorar la precisión y la publicación de errores.

DeRienzo explicó que el periódico realiza tres o cuatro correcciones a la semana, mientras que en un día promedio se cometen mucho más errores en el sitio web de noticias del diario. Para corregir estos errores con rapidez el año pasado el sitio web puso en funcionamiento una casilla de verificación en la parte inferior de cada artículo, por lo que cualquier error que los lectores encuentren puede ser corregido de inmediato.

“Creo que cuanto más atentos estamos en hacer correcciones y dar a conocerlas (a nuestros lectores) por así decirlo, más conscientes estaremos en evitar errores y es más probable que nuestros lectores y fuentes nos avisen cuando se dan cuenta de que algo está mal”, señaló DeRienzo en el chat.

Para ilustrar el creciente interés de los lectores de corregir errores, DeRienzo mencionó que el presidente de una junta local, Joseph Arcuri, señaló durante una reunión online el 8 de julio que el diario se había equivocado cuando publicó en la página web que todos los representantes de esa junta iban a jubilarse. DeRienzo dijo durante la charla que el error iba a ser corregido de inmediato (y así lo fue), pero el inicidente inició una discusión con los lectores sobre por qué ocurren esos errores en primer lugar.

“La meta debe ser comprobar los hechos antes de publicarlos, incluso en el sitio web, ¿no?”, preguntó Jack Sheedy, lector del diario, a través de un mensaje instantáneo.

DeRienzo respondió la pregunta con una situación hipotética. “Si la zona sur de la calle Main está cerrada a causa de un enfrentamiento armado, ¿deberíamos esperar ocho horas para publicar la información para asegurarnos que el 100% de nuestros datos son correctos?”, preguntó DeRienzo. “¿O es preferible que publiquemos la mayor cantidad de información, de la mejor manera, tan pronto como sea posible?”

Sheedy dijo que prefería saber lo que los periodistas saben tan pronto como sea posible, pero que debería quedar claro que la información no está confirmada “en ése momento.” El aclarar que la información puede no ser completamente exacta es muy importante, sobre todo desde un punto de vista ético.

El permitir a los lectores participar del proceso de publicación de un periódico permite a los medios de comunicación adaptar contenido según la preferencia de su público y obtener información importante. Sin embargo, será interesante ver si un mayor número de periódicos decide adoptar este tipo de transparencia.

Puedes ver reuniones editoriales online anteriores o participar en una nueva aquí.