Tiempo y escala: los principales retos de la vacuna contra el COVID-19

porICFJ
May 1, 2020 en Cobertura del coronavirus
Vaccine

El presente artículo es parte de nuestra serie sobre el coronavirus. Entra aquí para leer más.

La doctora Lynda Stuart, experta en vacunas para la Fundación Bill y Melinda Gates, se muestra optimista respecto de la vacuna contra el COVID-19 y cree que podría estar disponible dentro de los 14 meses próximos. Idealmente, la vacuna iría primero a los trabajadores de la salud, los ancianos y los más vulnerables.

"Tras hacer eso cambiará la ecuación de manera muy significativa", agregó Stuart, en un seminario web de ICFJ/IJNet. Las vacunas para el resto de la población se implementarían durante el año siguiente, dijo.

Stuart dijo que los más de 80 laboratorios que trabajan para encontrar la vacuna tienen una misión muy difícil. Primero, necesitan desarrollar una vacuna segura lo antes posible. Al mismo tiempo, la vacuna debe ser barata, confiable y fácil de producir en masa para miles de millones de personas. La experta cree que podría haber varias vacunas diferentes circulando por el mundo.

Stuart, subdirectora de Vacunas e Inmunobiología Humana de la Fundación Gates, estimó que el precio de una vacuna será de entre US$1 y US$15 por dosis. "Si es así, es probable que podamos hacerla llegar a todos los que la necesiten".

 

Sobre el apuro

Como parte de su contribución de US$250 millones para combatir el COVID-19, la Fundación Gates está invirtiendo en varias ideas para encontrar y producir en masa una vacuna, incluyendo aumentar la capacidad de fabricación mientras las vacunas aún se están probando.

“Estamos tratando de identificar las que creemos que son prometedoras y comenzar a construir la capacidad de fabricación por adelantado para que, si funcionan, no tengamos que esperar un largo período de tiempo antes de que la vacuna llegue a miles de millones y millones de dosis", dijo Stuart.

[Lee más: El desafío de informar sobre la pandemia, con datos que cambian minuto a minuto]

Sobre el proceso de desarrollo

Stuart explicó que los dos desafíos principales para desarrollar una vacuna contra el COVID-19 son el tiempo y la escala. Se necesita una gran cantidad de dosis, y se necesita de manera rápida.

"Algunos enfoques de vacuna son rápidos, y pueden llegar a la escala de mil millones de dosis", dijo. Gates sigue de cerca a ambos enfoques.

“Si recibimos una vacuna que es muy rápida, pero solo se la podemos dar a 10 personas, no servirá. Y si conseguimos una vacuna que le damos a millones de personas, pero nos lleva 10 años prepararla, tampoco es la solución correcta”.

Entre 80 y 100 laboratorios están comenzando a trabajar en la búsqueda de la vacuna. De ellos, dijo, unos 30 están probando vacunas específicas.

[Lee más: Combatir la desinformación no es solo tarea del periodismo]

Sobre la coordinación global

Durante la crisis del Ébola no había un organismo central que coordinara la respuesta global. "Después de ese caos se tomó la decisión de que necesitábamos estar un poco mejor preparados", dijo. La comunidad mundial de la salud creó la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, que está trabajando en estrecha colaboración con la Organización Mundial de la Salud. 

Sobre la seguridad de la vacuna

“Nuestra principal preocupación cuando hacemos una vacuna es que sea segura. Y los primeros conjuntos de estudios siempre se centran en la seguridad. Por lo tanto, todos estos intentos nunca avanzarían si no pensáramos que son seguros, al menos en pequeños grupos de personas".

Sobre la reticencia a vacunarse

“Está creciendo y es preocupante. Pero soy optimista acerca. En general las personas que se oponen a las vacunas no entienden de qué te protegen", dijo. Sin embargo, "si tienes hijos que murieron de sarampión o has visto personas con polio o miembros de tu familia han tenido meningitis, tu opinión sobre el valor de una vacuna es muy distinta", explicó.

“Quienes tienen dudas sobre la vacuna entenderán su valor porque verán en tiempo real los beneficios de tener una”, dijo. "Intentaremos abordar el tema a través de la educación".

Sobre la inmunidad natural y de rebaño

"La inmunidad natural supone que una vez que te infectaste, eres inmune y no podrás volver a infectarte", dijo Stuart. “Todavía no sabemos si eso es cierto en este caso. Hay muchas infecciones que pueden contraerse nuevamente. Tal vez no vuelvas a tenerla con severidad pero podrías contagiarte de todas maneras".

"La idea de la inmunidad colectiva o de rebaño es que, ya sea a través de la inmunidad natural o de la inmunidad inducida por la vacuna, las personas alcanzan niveles lo suficientemente altos como para interrumpir el ciclo de transmisión de la enfermedad. Si tu apuesta es por la inmunidad natural, habrá un costo que pagar", dijo Stuart. “Muchas personas morirán en el camino hacia la inmunidad colectiva a través de una infección natural. Personalmente creo que la mejor manera de obtener la inmunidad de rebaño es con una vacuna.


Este seminario online fue organizado como parte del Global Health Crisis Reporting Forum de ICFJ e IJNet, que ayuda a periodistas en la cobertura del nuevo coronavirus, al conectarlos con expertos, recursos y otros insumos para su trabajo. Los materiales del Foro están en español e inglés. Conoce más y únete a él a través de su grupo de Facebook. 

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía National Cancer Institute.