Sensores para la cobertura de problemas sanitarios y ambientales

porIrene Wangui
Mar 20, 2019 en Periodismo de datos
Cloud

Un proyecto que utiliza sensores de calidad del aire de bajo costo para monitorear la contaminación de seis grandes ciudades africanas reúne datos que los periodistas están utilizando por primera vez para mejorar su cobertura sanitaria y ambiental.

Lanzado en 2017 en respuesta a la falta de información sobre la calidad del aire en África, sensors.AFRICA utiliza sensores ensamblados localmente para medir y registrar los contaminantes del ambiente. A su vez, los medios locales han usado los datos recopilados para informar sobre los niveles de contaminación, y los activistas para abogar por un aire más limpio.

sensors.AFRICA  es un proyecto de Code for Africa, la iniciativa de periodismo de datos y tecnología cívica más grande del continente, fundada en colaboración con el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ). El equipo de tecnólogos de Code for Africa ha reunido y desplegado los sensores en Nairobi, Lagos, Kampala, Dar es Salaam, Durban y Johannesburgo.

En Durban y Johannesburgo, Code for Africa se asoció con Open Data Durban para implementar sensores en escuelas. Allí los estudiantes reciben capacitación sobre cómo usar e interpretar los datos para informar mejor y beneficiar a sus comunidades.

El equipo también ofrece capacitaciones para periodistas y ciudadanos sobre cómo construir sus propios sensores a partir de los kits del proyecto, y tienen un panel público donde periodistas, investigadores, reguladores y pobladores pueden descargar libremente los datos de cada sensor en la red.

En Nairobi, donde nació el proyecto, 42 sensores han sido desplegados por la ciudad y sus alrededores con la ayuda de voluntarios. Los hay también en medios de comunicación, escuelas primarias y en una universidad.

En Mukuru Kwa Reuben, un asentamiento informal al este de Nairobi, dos sensores están alojados en la estación de radio comunitaria Reuben FM. Según el director de la estación, Thomas Odhiambo, los residentes están preocupados por la calidad del aire en el área debido a las industrias que operan en las cercanías.

"Hemos reportado varios casos de enfermedades respiratorias en los puestos de salud y siempre hemos sospechado que se producen por inhalar aire tóxico", dice.

 "Nuestro equipo ha tomado la iniciativa de investigar usando los datos proporcionados por Code for Africa, y llegando a la administración de dichas industrias", agregó.

El proyecto ha dado resultados positivos. En Syokimau, un barrio residencial a 20 kilómetros del distrito central de negocios de Nairobi, se desplegaron cuatro sensores después de que los propietarios se quejaran de las densas columnas de humo que emanaban de una planta cercana de fabricación de acero.

Smoke from the steel manufacturing plant as seen in the Syokimau neighborhood.

Humo de la planta de fabricación de acero tal como se ve en el barrio de Syokimau. Foto: Asociación de Residentes de Syokimau.

Según la Asociación de Residentes de Syokimau, se presentaron múltiples quejas  por contaminación del aire a la Autoridad Nacional de Gestión Ambiental (NEMA) entre 2016 y 2018, con poco éxito. Ante la situación, se contactaron con el equipo de sensors.AFRICA y, a principios de 2019, ya habían instalado sensores propios para controlar la calidad del aire.

Cuando los sensores mostraron que los niveles de contaminación en los alrededores eran consistentemente más altos que los niveles promedio diarios recomendados por la Organización Mundial de la Salud, los residentes se asociaron con un popular blogger local para lanzar una campaña intensiva y exigir que la planta de fabricación reduciera sus niveles de contaminación. También iniciaron una campaña en redes sociales bajo el hashtag #StopEndmorPollution para obligar a NEMA a emprender acciones adicionales.

"Los residentes han sido increíblemente proactivos respecto del uso de datos de los sensores", dice David Lemayian, director de tecnología de Code for Africa. “Monitorean constantemente los niveles de contaminación en nuestro mapa de calidad del aire, y cuando los sensores se vuelven rojos al indicar altos niveles de partículas, se avisan entre sí a través de un grupo local de Whatsapp", explica. "En tales casos, algunos incluso toman fotos y videos de las densas nubes de humo que vienen de la planta de acero, manteniendo registros de la fecha y la hora en que los niveles de contaminación son especialmente altos. Eso luego podrá ser utilizado como evidencia".

An air quality sensor deployed in Syokimau, Kenya.

Un sensor instalado en Syokimau, Kenia. Foto: sensors.Africa team.

La Asociación de Residentes de Syokimau finalmente pudo concretar una reunión con NEMA después de que un blog que publicara datos de los sensores llamara la atención de la autoridad ambiental.

A mediados de febrero, la planta productora de acero anunció en una entrevista con la Red de Televisión de Kenia que había instalado un dispositivo llamado ciclón extra seco para limpiar sus emisiones y que estaba operando de acuerdo con las regulaciones.

"Es alentador ver a los ciudadanos de Syokimau y otros lugares usando datos de los sensores para exigir un ambiente más saludable", dice Chege James, tecnólogo de Code for Africa y director de sensors.AFRICA.

El equipo de sensors.AFRICA espera escalar el proyecto en 2019 mediante el despliegue de más sensores de calidad del aire en las principales ciudades y pueblos de Kenia, Tanzania, Sudáfrica y Nigeria, en parte gracias a un subsidio otorgado por la Global Partnership for Sustainable Development Data.


Irene Wangui es consultora para África de la Red Internacional de Periodistas.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash vía Eberhard Grossgasteiger.