Seis pros y contras de los documentales interactivos

porMargaret Looney
Apr 3, 2012 en Miscellaneous

Los documentales tradicionales se están transformando en plataformas interactivas con la ayuda de las nuevas tecnologías y el apoyo de grandes nombres de la industria del cine.

El National Film Board de Canadá está destinando el 25 por ciento de sus fondos de producción a estos documentales interactivos, dijo el productor Gerry Flahive durante un panel titulado "Cine documental y nuevas tecnologías", celebrado en el Massachusetts Institute of Technology.

Aquí incluimos los puntos más importantes del panel, que fue transmitido por Internet.

Ventajas:

  1. Los documentales interactivos atraen al público sin perder la visión creativa de los cineastas. Flahive dijo que el adoptar más interactividad surge de un lugar creativo, no de un imperativo de reducir costos. Producido por la NFB, el documental interactivo doc Highrise cuenta historias de apartamentos de gran altura en todo el mundo, manteniendo la voz de los realizadores al tiempo que le da a los espectadores el control de la experiencia.

  2. Estas películas online suelen dejan detrás una huella digital, lo que permite recoger flujos de datos para su evaluación. Los cineastas pueden realizar un seguimiento de cuánto tiempo la gente ve ciertos segmentos, así como de dónde vienen (...). Flahive dijo que la gente no se queda por mucho tiempo en la página, por lo general sólo unos siete minutos, pero a menudo vuelve por más.

  3. Al necesitar menos mano de obra que los documentales tradicionales, estos proyectos interactivos son mucho más baratos de hacer y tienen un enorme alcance. También producido por la NFB, Waterlife es una colección de historias online acerca de la disminución del suministro de agua en los Grandes Lagos. La película fue vista por más de 1.5 millones de usuarios de todo el mundo, pero costó sólo US$55.000 producirla.

Desafíos:

  1. Producidos en una escala mucho más pequeña, la calidad de estas interfaces podría no ser valorada en su justa medida. A Ingrid Kopp, consultora de nuevos medios en el Tribeca Film Institute (TFI), le preocupa que los documentales interactivos puedan parecer como un truco publicitario. "Tal vez ellos no tienen el tipo de efecto de un gran documental lineal que es presentado a todos los grandes festivales y puede ganar varios premios", dijo."Siento la necesidad de proteger estos pequeños experimentos en crecimiento y no queremos tirarlos abajo antes de que realmente hayan tenido la oportunidad de encontrar su espacio". Kopp está a cargo del Fondo para nuevos medios TFI, que proporciona apoyo monetario para los documentales que utilizan estas nuevas tecnologías.

  2. Los documentales interactivos tienen que colaborar con otras disciplinas, lo que hace que los proyectos sean más dinámicos, pero también más intrincados. Flahive dijo que algunas propuestas prometedoras de cine fueron rechazadas porque no había un cuerpo de trabajo académico ya existente para apoyar la tesis del documental. Para tejer la cooperación entre las disciplinas, Kopp mencionó el proyecto Living Docs, una nueva colaboración entre Mozilla, TFI, entre otros, para compartir información, código y recursos sobre documentales de código abierto en la web.

  3. Necesitan ser populares en la web para sobrevivir. "No es tanto en qué edificio o esquina vamos a mostrar este trabajo, sino ¿cómo podemos fomentar una cultura alrededor de este trabajo?”, dijo Shari Frilot, programador senior del Festival de Cine de Sundance. Mostrando la necesidad de esta nueva cultura, ella mencionó los sitios de la plataforma New Frontier, parte del festival de Sundance, que busca ser un espacio para estas nuevas formas de contar historias.

La imagen muestra cómo los usuarios pueden hacer clic en cada rectángulo para ver una historia diferente en el documental de Kevin McMahon Waterlife.