Repercusiones de la venta del diario The Washington Post al fundador de Amazon

porMargaret Looney
Aug 8, 2013 en Temas especializados

La noticia de que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, aceptó comprar el Washington Post -uno de los medios más importantes de todo Estados Unidos-, por 250 millones de dólares, ha dominado las noticias de esta semana. Para muchos, la venta del Washington Post es otro signo de la evolución del periodismo tradicional hacia lo digital.

El empresario de tecnología Bezos, quien ha jugado un papel clave en el crecimiento del comercio electrónico, comprará el periódico a la millonaria familia que lo hizo crecer. Katharine Graham, cuyo padre adquirió el periódico en una subasta en la década del 30, fue la editora durante el escándalo Watergate en la década del 70. Los reporteros que cubrieron el escándalo, Bob Woodward y Carl Bernstein, contribuyeron a la decisión del presidente Richard Nixon de renunciar a su cargo y lograron que el periódico se convirtiera en un sinónimo del periodismo de investigación.

¿Qué significa esta venta para la industria periodística?

"Un reportero me preguntó si [Bezos] realizaba 'un acto de filantropía'. Probablemente lo fuera, pero espero que este acto vaya mucho más allá," escribió Jeff Jarvis, profesor de periodismo en la escuela de posgrado de periodismo de la City University de Nueva York y un experto reconocido en la industria de los medios. "Me alegra que Bezos utilice su fortuna para salvar a una gran y necesaria institución americana. Pero espero y rezo para que el valor real que aporta sea su espíritu empresarial, su innovación, su experiencia y su perspectiva, lo que le permitirá reimaginar a las noticias como un negocio".

La falta de rendición de cuentas de Bezos en Amazon muestra que "no es partidario de los datos abiertos. Es díficil de encontrar una compañía de tecnología que sea más reservada", escribió Jarvis en Twitter.

Después de que la compañía del New York Times vendiera el Boston Globe por 70 millones de dólares a John W. Henry, el dueño de los Red Sox, algunos expertos se preguntaron si estamos regresando a un modelo empresarial más antiguo, cuando los periódicos eran "exclusivamente de propietarios ricos", escribió Mathew Ingram de GigaOm en este texto. Ingram también reflexionó sobre los beneficios de la venta aquí.

"Odiaría pensar que la única forma de supervivencia para las organizaciones de noticias es por medio de viejos adinerados", dijo Jarvis a The Guardian.

"Ahora los periódicos están volviendo a su estado anterior, el de juguetes de ricos, en lugar de ser organizaciones que buscan ganancias en el mercado", escribió Emily Bell en su artículo para The Guardian sobre el "matrimonio de los viejos medios y el nuevo dinero."

James Fallows de The Atlantic ve un rayo de esperanza en la venta. “Esperemos que signifique el inicio de una fase en la cual los beneficiarios de la edad dorada vuelven a invertir en la infraestructura de nuestra inteligencia pública", dijo.

Don Graham, presidente y CEO de The Washington Post Co., espera que Bezos no solo mantenga el periódico "a flote", pero también que lo lleve a innovar y prosperar.

"El diario The Washington Post pudo sobrevivir como propiedad de la empresa y ser rentable para un futuro próximo. Pero queríamos hacer algo más que sobrevivir ", dijo Graham al mismo periódico.

Dan Mitchell de CNN escribió que "para cualquier persona que se preocupe por la función de servicio público del periodismo, la primera reacción a esta sorprendente noticia debería ser de optimismo". "El año pasado, Bezos le dijo a Fortune: 'Las tres grandes ideas de Amazon son pensamiento a largo plazo, obsesión por sus clientes y la apertura a inventar'. Reemplaza 'cliente' por 'lector' y esas son las ideas que la industria periodística tiene que adherir a medida que avanza el futuro incierto".

Dan Sinker, director de OpenNews de Knight-Mozilla, espera que Bezos traiga al diario The Washington Post la mentalidad innovadora que utilizó al crear el servidor en la nube de Amazon, al que Sinker llama una de las "tecnologías más transformadoras y subestimadas de la última década."

"Estas vueltas, estas ideas descabelladas, estos pedazos de código que comienzan en la sala de redacción y al final llevan a la transformación de la propia web, son lo que los técnicos en el periodismo pueden hacen mejor cuando cuentan con apoyo y liderazgo. Ese liderazgo todavía es demasiado raro en la industria periodística. Eso podría haber cambiado, de modo considerable, el lunes", escribió Sinker.

Margaret Looney, asistente editorial para IJNet, escribe reportajes y posts sobre la últimas tendencias, herramientas y recursos periodísticos.

Este texto fue traducido del inglés al español por Andrea Arzaba.

Imagen cortesía de Maite Fernandez.